U2 (Wizink Center) Madrid 20/09/2018

Conciertazo de U2 el de su primera noche en Madrid ante un Wizink Center lleno. Desde el inicio con una potentísima “The blackout” hasta el intimista final al son de “13 (There is a light)”, el cuarteto dejó claro que su imponente show de alta tecnología era un recurso para desarrollar un guión musical perfectamente medido en el que la banda y la audiencia son los verdaderos protagonistas. Y es que esta actual gira de U2 es importante en muchos sentidos. Por un lado, hacía tiempo que no entregaban discos tan buenos como Songs of Experience y Songs of innocence -trabajos hermanados aunque no necesariamente hermanos (¿se entiende?)- y por otro, se trata de su tour más valiente desde los tiempos del ZooTV. No solo suenan muchas canciones de sus dos últimos discos -concretamente un total de nueve sumando ambos-, sino que la banda ha decidido prescindir de los hit singles pertenecientes a The Joshua Tree. Ni “Where the streets have no name”, ni “With or without you”, ni “Still haven’t found what I’m looking for” suenan . Y no es una tontería, esas son las canciones que hacen que mucho público casual se acerque a un concierto de U2, son los caramelos para atraer al público masivo que ayuda a llenar arenas o estadios. Así que sí, el cuarteto se la ha jugado y han roto con la previsibilidad, creando un espectáculo muy definido conceptualmente. Obviamente, a lo largo del concierto suenan hits de todas las épocas, pero sin duda la banda se la ha jugado dejando fuera esas tres, conscientes de que ya dedicaron hace muy poco un tour conmemorativo a The Joshua Tree y quizá también por el gusto de no sentirse esclavos de su pasado, cadenas que siempre han sabido romper.

Es verdad que a veces las bandas y artistas de música popular se pueden pasar de intensos, pero es gracias a esa intensidad suya que dan con espectáculos como el de este Experience + Innocence tour, que es tanto una experiencia visual como un concierto de rock and roll puro y duro. Dos escenarios atraviesan la pista unidos por una pasarela-pantalla y U2 aprovechan cada milímetro para explorar la presentación de sus canciones. Todo estuvo en su sitio: El repertorio, el público y el grupo, con unos miembros que siguen entregándose a fondo. Larry Mullen y Adam Clayton con su factor cool intacto y Bono y The Edge comandando el espectáculo. El guitarrista saca de su guitarra, pedalera y manos esos sonidos que han hecho de él un instrumentista único, el cantante volviendo a estar blindado por un carisma que ha vuelto a recuperar y una voz estupenda. Sorprendió mucho cómo hizo sonar el cuarteto todas las canciones, con muchísimo músculo. Y ese fue el cemento que empastó con naturalidad las canciones nuevas y viejas, haciendo que, por ejemplo, “Red flag day” no sufriera entre “I will follow” y “Beautiful day”. El empalme entre “The ocean” y “Iris (Hold me close)” fue acojonantemente dramático, tanto que incluso Bono se río de sí mismo. En la ejecución de los clásicos hubo bastantes novedades para los oídos más atentos. “Sunday bloody Sunday” se tocó eléctrica pero muy desnuda, con Larry en plan tamborilero con la caja colgada, en “Vertigo” Bono cambió la melodía de todas las estrofas, “Even better than the real thing” es ahora un híbrido entre la versión original y el Fish out of water remix y “New year’s day” es reestructurada y acortada de forma muy convincente. Incluso las canciones nuevas sufrieron modificaciones (“Summer of love” la tocan solos Bono y Edge y “You’re the best thing about me” es ahora acústica), pero así son los mejores U2, una unidad de reinvención continua.

Uno de los detalles más bonitos fueron los dos homenajes a Bowie, con el músico apareciendo en las pantallas durante una “Cedarwood road” que gana mucho en vivo y con Bono cantando el estribillo de “Rebel rebel” durante el final de “Vertigo”, aunque la mayoría del público seguramente no se enteró de nada, como tampoco hicieron cuando sonó “Acrobat”, pieza perdida de Achtung baby (1991) y recuperada para esta gira después veintisiete años con todo el drama de la original y mayor acidez. Muy dura y muy buena.

Todo el show está atado para que el ritmo no decaiga y tenga sentido, siempre hay un as debajo de la manga, como el retorno de McPhisto o el despliegue táctico durante “Pride”, con cada miembro del grupo en un flanco distinto de la pista, incluyendo a Edge y Adam en plataformas opuestas a ras del público. Hubo también mensajes políticos que por lo bien seleccionados, más que políticos eran de sentido común. No sé, quizá U2 le curó a alguien el racismo, la homofobia o la misoginia. Ojalá. Pero solamente con la música ya fue suficiente para recargar el alma. Es muy emocionante verles en directo presentando un disco a la altura de su leyenda como ha sido Songs of Experience y os aseguro que nadie echó de menos “With or without you”.

Foto: Danny North (U2.com)

14 comentarios sobre “U2 (Wizink Center) Madrid 20/09/2018

  • el 21 Septiembre, 2018 a las 7:48 am
    Permalink

    Siguen siendo los más grandes sobre un escenario

    Respuesta
  • el 21 Septiembre, 2018 a las 7:49 am
    Permalink

    Toda una experiencia. un espectaculo total de 2 horas en las que pudimos disfrutar de los mejores U2. Gracias por plasmarlo con tanta emoción

    Respuesta
  • el 21 Septiembre, 2018 a las 8:40 am
    Permalink

    Independientemente del espectáculo… ¿De verdad no os parece que se están pasando con el precio de las entradas?

    Respuesta
  • el 21 Septiembre, 2018 a las 9:31 am
    Permalink

    Pues yo para escuchar los dos últimos discos, el ¡1,2,3,14! y beautiful day, me alegro de haberme quedado sin entradas

    Respuesta
  • el 21 Septiembre, 2018 a las 12:11 pm
    Permalink

    Yo leí hasta que los últimos álbumes están a la altura …
    No se debe ser Fanboy para hacer una crónica sería …

    Respuesta
  • el 21 Septiembre, 2018 a las 3:06 pm
    Permalink

    que los 2 últimos albums están a la altura??? jajajaja…que u2 arriesgan??? dejaron de hacerlo con pop..disco que por otra parte ya contenia bodrios como discotheque, son una banda terminal, que viven gracias a su pasado, lo cual no esta mal, pero decir que arriesgan cuando todo el mundo sabe que si incluyesen el despacito en su repertorio llenarían igual, son clásicos, con todo lo que ello supone, es decir..stones, sprigsteen, metallica, etc…publiquen lo que publiquen llenan siempre…pero me gustaría verles sin pantallitas, sin nada que los cubra…y solo tocando la porquería que publican desde zooropa…entonces quizás arriesgarían..pero…seguramente ya no llenarían…o quizás si…si el palacio lo llena bruno mars…tampoco tiene tanto merito..y además eso demuestra el gusto popular musical y masivo de este país..ot, u2, pp, despacito, y izal.

    Respuesta
    • el 23 Septiembre, 2018 a las 12:26 am
      Permalink

      No sabes lo que dices U2 es una de las mejores bandas de música de todo los tiempos

    • el 23 Septiembre, 2018 a las 1:27 pm
      Permalink

      Sobre gustos, colores. Me podría reir de tí porque te gusta el “regetón”, pero no lo hago porque todo es respetable.
      Sobre el último disco si no te gusta no lo compres, en mi opinión, consigue despertar muchos sentimientos a través de la música y es de una gran calidad, en otra línea a otros anteriores, pero son una gran calidad musical. En fin, lo dicho, sobre gustos colores, si no te gusta, di que no te gusta y no que están a la altura, será a la tuya, pero hay que respetar el resto de opiniones y de gustos.

  • el 21 Septiembre, 2018 a las 3:40 pm
    Permalink

    Excelente artículo. Pude estar presente en el concierto de UNIONDALE y suscribo absolutamente tus palabras.

    Respuesta
  • el 22 Septiembre, 2018 a las 1:22 am
    Permalink

    Le digo yo a usted señor Ordás que más de uno de dos y de tres se fueron de allí con pena de no haber escuchado ninguna de la tríada de rigor.

    Respuesta
  • el 22 Septiembre, 2018 a las 1:49 am
    Permalink

    Que el ritmo no decae ? En qué concierto estuviste ? Que cuando juntaban dos de los últimos se sentaba el 80 por ciento del pabellón ….

    Respuesta
  • el 23 Septiembre, 2018 a las 1:29 pm
    Permalink

    Espectaculo sin precedentes, público entregado y banda en forma. Gracias U2.
    Tirón de orejas importante para los responsables del Wizink, en las plantas superiores, por ejemplo en la sexta el sonido no era sonido, era ruido, una pena, para el grupo con el mejor sonido del mundo.
    Seguro que los responsables de sonido del Wizink habrán dormido con la conciencia tranquila después de decepcionar a miles de fans.
    El sonido en pista y en las partes inferiores por otros asistentes si fue muy bueno, aunque las entradas superiores fueran mas caras.
    En fin, en España nos quejamos de lo que nos tenemos que quejar y no nos quejamos de ciertas cosas que si deberíamos.
    Saludos y grandes U2.

    Respuesta
    • el 24 Septiembre, 2018 a las 3:23 pm
      Permalink

      Ahora va a resultar que el sonido es siempre culpa del recinto … He visto en el mismo recinto y en parecida localidad grupos con sonido brillante en el Wizink … Y yo estaba en el primer concierto en uno de los fondos planta 0 y el sonido era HORRIBLE …
      Resumiendo y como dijo uno más arriba , hay que ser menos Fanboy por que ni es el grupo de mejor sonido del mundo , ni mean colonia y la culpa de lo que sale mal es de todo menos de ellos …

  • el 27 Septiembre, 2018 a las 10:14 am
    Permalink

    Después del concierto de la gira 360º en Barcelona me prometí no volver a pagar por un concierto de U2…
    Mal sonido, los clásicos tocados con desgana y las nuevas que no “me llegaban” aun y tener toda su discografía, solo se salvó de la quema Ultraviolet, el resto del concierto en piloto automático…
    En mi caso, mejor quedarse en caso viendo cualquier concierto de la primera gira de Achtung Baby o descubriendo nuevos grupos, que los hay tan buenos o mejores que ellos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.