TV on the Radio – Return to cookie mountain (Touch & Go/Everlasting)

Cuando Desperate Youth, Blood Thirsty Babes apareció hace un par de años, la crítica se quedó sin etiquetas para definir la música de TV On The Radio. Los de Brooklyn no sonaban a nada conocido: una densa y personalísima mezcla de hipnóticos paisajes urbanos de inspiración post-punk filtrados por la sensibilidad afroamericana de unas increíbles armonías vocales empapadas de soul, jazz y doo-wop. Sin embargo, y a pesar de lo estimulante de la fusión, la falta de concreción de algunas canciones y un cierto aroma a obra inacabada hacía que el disco fuera más fácil de admirar que de amar.

Ahora, Return To Cookie Mountain cumple con creces la promesa anunciada por su debut y muestra el enorme crecimiento de una banda más segura que nunca, abandonando el tono eminentemente sombrío de DYBTB para explotar en todas las direcciones. Esta progresión es evidente desde la primera canción, la electrizante “Wolf Like Me”, con la voz de Tunde Adebimpe cantando “My mind is changed/My body’s free/By God, I like it/My heart’s aflame/By God, I like it” sobre un fondo de guitarras abrasivas y un ritmo tenso que incita a pasar a la acción. Aún más feroces son el exuberante drum & bass de “Playhouses” o la tribal “Let The Devil In”, con agresivos coros al unísono y una guitarra que se retuerce como en una canción de los Stooges.

Pero los momentos de mayor belleza de RTCM se encuentran en los medios tiempos: “I Was A Lover” es todo textura, samples ominosos, guitarras shoegaze, bajos subsónicos e implacables beats sacados de algún viejo Roland. “Hours” recrea la misma atmósfera elegante y apocalíptica a través de un ritmo marcial y una sección de vientos tristes.

Además, la majestuosa “Province” cuenta con la aparición de un invitado de lujo: David Bowie, un declarado admirador de la banda que ayuda a catapultar un glorioso estribillo de romanticismo arrebatador (“Hold your heart courageously as we walk into this dark place/Stand steadfast beside me and see that love is the province of the brave”RTCM es una obra de un talento excepcional de una banda tan orgullosa de su tradición e identidad cultural como dispuesta a abrazar la vanguardia más actual. Tan vital, vulnerable y rabiosamente contemporánea como Hendrix en los 60 o Prince en los 80. Imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.