Ana Béjar – Everything I Say (Madrugada Records)

Ana Béjar lleva más de treinta años dejando su especial impronta en la música independiente de este país. Aunque, quizás, muchos la recuerden como componente de Usura (años 90, explosión de la música indie), en la siguiente década formó Orlando, en donde caligrafió un sonido muy peculiar de folk-rock.

Inquieta, y francotiradora desde los márgenes, Béjar ha colaborado en los últimos tiempos con artistas vinculados a la experimentación sonora y video art como Carlos Suero (íO), para acabar debutando a su nombre con un excelente ep titulado “The Good Man” (Luscinia, 2016), un trabajo que, desde mi punto de vista, merece ser rescatado con urgencia.

Ahora cambia de sello discográfico y toma las riendas de la producción para entregarnos un disco de versiones. Cuatro son las canciones que elige la jerezana para esculpir este precioso “Everything I Say” (Madrugada Records, 2019) en el que se ha apoyado en la complicidad de unos músicos muy bregados, al igual que ella, como José Ojeda, David García Bonacho, y Conrado Isasa. Un coalición ganadora.

Abre con una ensoñadora versión del “The Ship Song” de Nick Cave (una de las canciones de amor más hermosas del australiano, y muy amarrada al halo espiritual de Leonard Cohen). Ana Béjar la lleva a su terreno con ecos a las brumas polvorientas de un imaginario gótico sureño que evoca a Marissa Nadler.

Este paisajismo en cinemascope se prende en la memoria con la apropiación de la hermosa “Ponce De Leon Blues” de los Beachwood Sparks. La línea melódica del violín aportada por Bonacho es pura orfebrería, y Ana arrastra las vocales, y de su boca nacen unas cadencias nuevas, de tonalidades agrestes e infinita melancolía.

Afrontarse a un clásico tan rotundo como “I Feel Love” de Donna Summer y reescribirlo sin sonar forzado no debe ser tarea fácil. Esta versión es una hazaña: empieza deslizándose a través de un sendero de drones y electroacústica, y de repente muda su piel a un rock tenso, turgente, de raíz teutona. Imaginen en la pista de baile a Donna Summer, Glenn Branca y Harmonia, todos juntos bailando mientras la bola de espejos gira y gira.

Se cierra el ep con una toma del genial y siempre añorado Vic Chesnutt. “Everything I Say” era el eje por el que gravitaban las canciones de su obra maestra “North Star Deserter”, y con la ayuda de la lap steel de Isasa, se torna en un viaje inmersivo a través de la retórica de un mantra espiritual, pagano, y ancestral.

Escucha Ana Béjar – Everything I Say

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.