Bigott + El Brindador – Sala López (Zaragoza)

Como sorpresa de última hora contamos con la presencia de El Brindador como artista invitado que, tras abrir recientemente el concierto en la ciudad de The Divine Comedy, volvió a presentar las canciones de su inminente debut Weird Stories. El francés afincado en Zaragoza Eric Cihigoyenetche demostró su valía concretada en preciosistas temas y sentida voz, a pesar de que el corto tiempo asignado motivase una inapropiada premura para degustar su elegante propuesta.

Tras conocer los escenarios de relumbrados festivales (Primavera Sound, FIB, Faraday, Womad, Luna Lunera o FIZ entre otros), la banda encabezada por Borja Laudo decidió ofrecer una nueva serie de conciertos antes de que finalizase el año, agotando entradas en cada parada de la gira.

Han pasado más de dos años desde que publiqué la primera reseña de Bigott en este medio, referida a una actuación gratuita saldada con apenas unas decenas de espectadores. ¿Qué ha pasado desde entonces hasta encontrar una Sala López tomada por varios cientos de aficionados y hordas de juveniles seguidores? En realidad nada y todo. Borja Laudo sigue manteniendo las coordenadas que le han acompañado desde sus comienzos: fina ironía, personalidad hilarante y enormes canciones. Pero al mismo tiempo, el zaragozano ha sabido rodearse de excelente tropa y definitiva familia para conformar la banda que hoy responde al nombre de Bigott. Por el camino dos discos espléndidos como Fin (2009) y This Is The Begining Of A Beautiful Friendship (2010) que han inculcado niveles de popularidad a un proyecto que por calidad merecía atención desde el inicial That Sentimental Sandwich (2005).

El vocalista (afortunadamente) mantiene la tradicional actitud desenfrenada y burlesca sobre las tablas, incluyendo esperpénticos bailes y ortopédicas posturas, pero ahora es también consciente de la profundidad del invento, reconociendo en su obra las posibilidades que la inhabitual calidad y naturaleza de sus creaciones pueden alcanzar. Y junto al resto del séquito formado por Muni Camón (Ex Maddening Flames), el infatigable Paco Loco, Esteban y Pedro Fernández (de los reivindicables Leda Tres) y su musa Clarín Carnincer, coloniza el escenario para dar nuevas vueltas de tuerca a unas composiciones con las que juega a añadir detalles, cambiar tiempos y acercar nuevos horizontes al público.

La interpretación resulta protagonizada por curiosa mezcla de precisión y espontaneidad al amparo del multiinstrumentista genio de Paco Loco, junto a la segunda guitarra y concreta batería, los finos teclados y aportación vocal de Muni, así como una Clarín cantando mejor que nunca tras abandonar la voz áspera de antaño para aportar delicadeza al conjunto. Sólo con ese estratosférico cúmulo de circunstancias es posible alcanzar tal nivel de solvencia y excelencia, en impune saqueo estilístico con total desparpajo de folk, pop, americana, tropicalismo, rock o intimismo acústico. Entre las casi dos docenas de temas elegidos destacaron “She´s My Man”, “Dead Mum Walking”, “Algora Campéon”, “Cool Single Wedding”, “New York S´Eveille”, “Afrodita Carambolo”, “Gato”, “I´m A Little Retard” o “The Jingle”, todas ellas a medio paso de alcanzar el estatus de himno.

He perdido la cuenta de las veces que he disfrutado del directo del ahora sexteto, pero tras la excepcionalidad de la pasada noche ya no volveré a moderarme. Bigott es lo mejor que le ha pasado a la música estatal en mucho tiempo y el fenómeno es ya imparable.

Escucha Bigott – This Is The Begining Of A Beautiful Friendship (2010)  en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.