Bob Dylan – Travelin’ thru 1967 – 1969 (Sony)

Con sus bootleg series Bob Dylan ha conseguido dar a sus seguidores exactamente lo que quieren. Alternar estos viajes arqueológicos al pasado con nuevos discos le permite ser a la vez una vieja gloria y una presencia dominante en la actualidad. Pocos pueden conseguir eso. Son ya varios volúmenes los que Dylan ha puesto en el mercado, todos interesantes, aunque cada uno tenga sus favoritos en función de gustos. No obstante y sin duda alguna, entre los mejores se encuentran Bob Dylan Live 1966, Tell tale signs, The basement tapes complete, The cutting edge y Trouble no more. Son grabaciones con las que uno está familiarizado parcialmente si conoce bien las etapas que abarcan, pero se trata de una familiaridad relativa, porque aunque se conozca el bosque, las bootleg series proponen sendas diferentes. Con cada una entrega de la serie uno se da cuenta pronto de que estos discos poseen una identidad propia y quizá incluso diferente a la esperada. Tienen peso propio. No te tiene por qué gustar especialmente la época cristiana pero a lo mejor te sorprendes disfrutando de lo lindo con los conciertos de su gira, de igual manera que puedes ser muy fan de Blonde on blonde pero The Cutting edge 1965 – 1966 descentrarte o empezar a amarlo tanto como al propio álbum. Lo dicho, en cualquier caso siempre interesante.

Este nuevo volumen titulado Travelin’ thru 1967 – 1969 documenta desde una nueva perspectiva la etapa country de Dylan, una más de todas esas controversias con las que ha sazonado su carrera y que hacen de él un músico tan atractivo. Ya sabéis, acciones y proyectos con los que descoloca a todo dios: sus últimos discos homenajeando a Sinatra, el concierto para el Papa, la época cristiana, la electrificación… ¡Muchas vidas en una! Su encoñamiento con el country trajo cosas buenas y menos buenas, pero siendo un poquito superficiales, lo que más sigue maravillando es su transformación física. ¡Del poeta rockero de pelo indomable a un cantante de country aseado! Pero es que si te fijas en fotos de la época, hasta parecía otro. El mejor de esta etapa fue John Wesley Harding, un disco maravilloso, esquelético y crepuscular, más folk que country, hacia el que viró más en Nashville Skyline, también un buen trabajo en el que incluyó un dueto con Johnny Cash. Y es aquí donde entramos en materia, porque gran parte de Travelin’ thru 1967 – 1969 se centra en la sesión que unió a Dylan y a Cash. Tanto que casi podría pasar por un disco compartido. Qué grandeza la de Dylan al permitirnos mirar por la cerradura de lo que fue un encuentro mítico, demuestra muy poco ego y mucho amor por la música.

Aunque Cash fuera mayor que él, en esa época Dylan era una estrella de su misma estatura, pero lo cierto es que la sensación es que en estas sesiones Cash se impuso, como si Dylan se hiciera a un lado en ciertas ocasiones atento a alguien que dominaba el country mucho más que él. No obstante, la sesión destila armonía y el material es sólido, aunque también muy espontáneo. Las demás canciones que rodean al disco central no son poca cosa, sino que se trata de versiones diferentes a las editadas finalmente en John Wesley Hardin y Nashville skyline (incluidas en el primer cd), más las versiones de Cash que Dylan grabó para el irregular “Selfportrait” y las que tocó en el programa de televisión que el hombre de negro tuvo (estas en el tercer cd), lo que hace que Travelin’ thru 1967 – 1969 parezca un homenaje a Cash, lo que está muy bien porque siempre hay que reivindicarle, sobretodo si es alguien como Bob quien lo hace.

Escucha Bob Dylan – Travelin’ thru 1967 – 1969

Un comentario sobre “Bob Dylan – Travelin’ thru 1967 – 1969 (Sony)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.