Charly Bliss – Young Enough (Barsuk)

No me llamó especialmente la atención el primer disco de Charly Bliss, este grupo de Brooklyn liderado por la energética y aniñada voz de Eva Hendricks. Su debut, Guppy, era un tratado de grunge filtrado por influencias ochenteras que no pasará a la historia. Eso sí, desparpajo, descaro, y actitud tenía para dar y vender.

Esos valores están en alza en la nueva sabia joven que busca la identificación rápida con el oyente a través de un pop de armonías contagiosas y estribillos bigger tan life que rebuscan el los manuales clásicos del pop, y letras que devienen descarnados tratados que buscan ajustar cuentas con la inestabilidad emocional (auto)impuesta, la incomunicación, y sobre qué decisiones tomar en futuros inciertos.

En su segundo disco y espléndido disco, Young Enough (Barsuk, 2019), el cuarteto derrocha talento en las composiciones, y la producción cede el protagonismo a la yuxtaposición de capas de sonido (sintetizadores, mucho bombo y guitarras noventeras) que esculpen un sonido amplificado y de estética maximalista. El productor del disco, para más señas, es Joe Chicarelli, veterano productor que ha trabajado con U2, The Shins, o My Morning Jacket. Arriba los corazones.

Mientras escucho este disco en loop pienso en la habilidad que tienen estos jóvenes en dar en la diana en cada tema. Compruébenlo con temazos a la altura de Lorde en “Blown To Bits”, y una letra que describe las inseguridades ante la entrada en la edad adulta (“I don’t know what’s coming for me after 24/A universe in mourning, I don’t know how to quit/ It’s gonna break my heart to see it blown to bits”); trallazos de power pop como “Under You”, y soflamas de autodeterminación como “Bleach” donde una Hendricks muy lanzada declama “Now every day I thank the moon and stars that I was born a girl”.

El pulso rítmico marca The Cars luce porte en “Chatroom”, e invita al pogo en fiestas de pijamas; el abuso sexual que padeció Hendricks es el eje en el que gravita la poderosa balada “Hurt Me” mientras que los ritmos nuevaloleros pasados por el filtro de Weezer dan forma a “Hard To Beleave” y la que cierra el disco, “The Truth”. El gloss y la purpurina es tendencia.

Escucha Charly Bliss – Young Enough

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.