Especial: U2 en 22 canciones

Después de revelarse, recientemente, que U2 comenzará, en 2020, a trabajar en canciones para un nuevo disco (el cual además será distinto a sus dos anteriores álbumes, todo ello según su productor Ryan Tedder), es un momento idóneo para rememorar voluminosos flashes de éstos irlandeses de leyenda.

El haber elegido 22 canciones para este personal ranking (hoy de doble duración de lo habitual en la revista) supone un llano simbolismo. Con ello vengo a expresar, de algún modo, que en principio había colocado un número redondo como es el “20” pero al constituirse en extramadamente difícil decidir dejar muchas más melodías omitidas, he agregado dos “bonus tracks”, finalmente (aunque me quedé corto, redundo).

Opino, de manera imparcial, que la formación compuesta por los honorables soberanos Bono, The Edge, Larry Mullen Jr. y Adam Clayton, es una de las más originales, imparables y sobresalientes agrupaciones de los 65 años de existencia del rock y es que el torrencial sentimiento expresivo del cuarteto de Dublín es complicado de igualar.

22 – ELEVATION

El insinuante punzón sonoro que es el tema “Elevation” , del año 2000, trata de sexualidad, trascendencia y despegue, según declaraciones de Bono, dentro de un texto que al clarividente vocalista le surgió en su mente en pocos minutos. También, brotaron conjeturas acerca de que los escurridizos versos podrían aludir a idolatría de fans hacia una super-estrella o también apuntar  a un misticismo religioso, erigiéndose ésta última asociación como una absoluta constante vinculada a la carrera del combo. Al mastodóntico y efectista tour posterior de 2001, le fue concedida la misma denominación que a esta canción y dicha mega-gira recaudó la mareante cifra de 143 millones de dólares, tras 113 actuaciones. La vistosa “elevación u2era” se adjudicó, con merecimiento, un Grammy como “Mejor interpretación de rock” y se encaramó al nº1 en Irlanda, Canadá y Paises Bajos.

En el carísimo, agitado, fantasioso y ventado vídeo-clip se intercalan flashes de Lara Croft (o sea, la actriz Angelina Jolie) en medio de las andanzas de unos heróicos U2, donde éstos batallan contra sus “alter egos” villanos; del tal modo que incluso The Edge resultó insertado, digitalmente, en las escenas del film Tomb Raider. La hard-rockera versión “single”, de 2001, fue incluida en la B.S.O. de la propia película, lógicamente, aunque se halla otra  algo distinta y de corte algo más electrónico, incluida en el LP All that you can’t leave behind (2000), el cual se llevó 7 Grammys en total, por cierto.

21 – ELECTRICAL STORM

El altamente precioso y sereno single, de 2002, “Electrical Storm” (“Tormenta eléctrica”) podría ser una metáfora acerca de tensas y revueltas relaciones de pareja, con la esperanza de que las aguas vuelvan a un cauce más apaciguado, De esa forma, la letra cuenta: Si el cielo puede romperse, debe haber algún camino de regreso por amor y solo amor.” También se ha especulado con que la temática de fondo podría estar relacionada con los graves sucesos del 11 de Septiembre, en 2001. Es definitiva, una canción sobre mundos interiores y externos, turbulentos éstos de manera paralela.

El notorio productor, músico y D.J. William Orbit (el cual ha trabajado con Blur, Queen, Madonna, Prince, Kraftwerk y un estratosférico etcétera) volvió a remezclar la canción de manera muy diestra, aunque la melodía se mantuvo algo peleada con las listas y no paladeó el éxito de otros “hits” de U2. El romántico y marítimo video-clip está protagonizado por esa maravilla de actriz que es Samantha Morton y se halla dirigido por el especialista en fotografiar rockeros, Anton Corbijn, el cual también se encargó de las imágenes del LP The Joshua Tree, en 1987.

20 – STARING AT THE SUN

Durante el proceso de gestación del LP Pop y mientras trataban dar forma a una canción que no había manera de que les satisfaciese, les surgió a la banda de Dublín otra cristalina composición llamada “Staring at the sun”, de 1997. Apuntar que la guitarra de The Edge suena de esa manera tan dulcemente distorsionada debido a que los rasgueos fueron filtrados a través de unos amplificadores Leslie. Según el batería Larry Mullen Jr., si hubieran dispuesto de más tiempo para terminar mejor la canción, ésta hubiera disfrutado de mucho más éxito, ya que en principio fue creada para rivalizar con “One”, de 1991. De hecho, no les salió una interpretación nada redonda en el primer concierto al que la trasladaron, en aquel año 97. Aún así, esta excepcional canción viajó hasta el nº3 de las listas del Reino Unido, aunque no pasó del puesto 26 en Norteamérica. Después, con más calma, U2 remezclaron este mismo corte para la recopilación U2: The best of 1990-2000.

El significado del tema orbita alrededor de mantenerse dentro de cómodas falsedades  y no desear conocer la verdad mundanal. Relacionado con ésto, cabe la posibilidad de una influencia acerca del “mito de la cueva” del filósofo Platón, o sea, sobre gente que prefiere permanecer en una conocida penumbra en vez de descubrir nuevos horizontes iluminados. Otras teorías aluden al conflicto de Irlanda del Norte y al matrimonio de Bono, temáticas ya revisadas en alguna otra de sus canciones. También se rumoreó que el propio vocalista adaptó una leyenda sobre unos californianos hippies drogados que solo miraban el sol, embobados y  ajenos a todo lo demás, durante los años 60. Por otro lado, U2 tomó prestada para la canción la frase “Stuck together with God’s glue” (“Atascados por el pegamento de Dios”), la cual era un título del álbum de unos buenos colegas suyos, la banda también irlandesa Something Happens.

19 – BEAUTIFUL DAY

La épica y aterciopelada “Beautiful Day” y el LP All that you can’t leave behind, del año 2000, representa la conexión de U2 con su estilo más ochentero, tras álbumes más modernos y arriesgados y de, para mí, muy interesantes probaturas de otras vías más exploradoras como Zooropa (1993) o Pop (1997). El cuarteto intentó no fallar, comercialmente, esta vez con este “bonito” single, el cual habla de un hombre esperanzado y optimista aunque posea pocas cosas en su vida. Todo surgió de la experiencia de Bono con la asociación Jubilee, la cual insta a los paises acaudalados a perdonar la deuda a las regiones más pobres del planeta y también por influencia de un predicador australiano que le había instruido al propio vocalista acerca de estar contento con lo que tienes. Muchos consideraron que, en aquel inicio del nuevo milenio, los verdaderos U2, los del rock and roll clerical, habían retornado tras sus variados experimentos noventeros (en mi opinión,  también muy aplaudible y defendible esta vena empírica de los irlandeses, insisto, obtuvieran mejores o peores resultados).

De nuevo, “Beautiful Day” se presentó como una complicada grabación, la cual debió recurrir al auxilio instrumental de un productor del calibre de Brian Eno y también con sus eminentes colegas Daniel Lanois y Steve Lillywhite controlando el resultado postrero. La presentación de la canción se efectuó en el tejado del hotel dublinés Clarence, propiedad de los dos principales cabecillas de la banda, para el programa Top of The Pops ya que la canción había llegado, de golpe, al nº1 en Gran Bretaña e Irlanda, además de en España, Holanda, Canadá, Finlandia, etc etc.; ante la satisfacción de Bono por la demoledora repercusión del asunto. Además el tema se llevó 3 Grammys, toda la crítica especializada lo apoyó y otros artistas lanzaron varias versiones con el tiempo.

18 -MISS SARAJEVO

Cuando los sublimes Freddie Mercury y Montserrat Caballé cantaron, en 1987, la apoteósica y emocionantísima “Barcelona” mucha gente puso mala cara ante lo que consideraron un estrambótico puente entre el rock y la ópera. Sin embargo, en los años 90,  también artistas como U2 y Luciano Pavarotti mixturaron sus distintos artes para originar su propia canción conjunta. En esta ocasión, dicha melodía iba dedicada a un llamativo pasaje que sucedió durante la guerra de los Balcanes, en un singular concurso de belleza en la capital de Bosnia, donde todas las aterrorizadas concursantes presentaron una pancarta pidiendo al mundo que no permitiesen que las matasen.

Todo ello fue registrado dentro de un documental montado por Bill Carter, un voluntario de ayuda humanitaria en los Balcanes y también periodista de Estados Unidos, donde precisamente dicho film fue producido por el propio Bono. Se rumoreó que, unos meses después, un francotirador abatió de un disparo a la muchacha que había sido elegida Miss Sarajevo, en 1993, pero dicha mujer, llamada Inela Nolic, se estableció, a salvo, en Holanda, en 2009. La recaudación de tan sentida, conmovedora y afectiva melodía, de 1995, fue destinada a los niños que tuvieron que padecer este impío conflicto bélico. Incluso el insustituible y añorado George Michael publicó una versión.

17- NEW YEAR’S DAY

Es esta la esperanzada reivindicación de U2, editada el 1 de Enero de 1983,  a favor del Movimiento Polaco de Solidaridad, liderado éste por el sindicalista Lech Valesa y en contra del represivo regimen comunista del gobierno de su país, el cual abolió, un poco después, la férrea ley marcial impuesta desde 1981. También “New year’s day” se plantó como el principio del hercúleo impulso de la banda, ya que fue su primer single Top-10 en Gran Bretaña y también su primeriza incursión en el mercado de U.S.A. (puesto 53 allí). Por extensión, la canción obtuvo también su triunfo en varios paises del Viejo Continente.

Musicalmente, calan hasta los huesos del oyente los efluvios post-punk que The Edge imprime a la guitarra y al piano. Aunque Bono es un letrista de primerísima división, le costó completar una narración que, según él, no solo habla de guerra, sino también de amor (al menos originalmente iba dirigida a su esposa y musa Alison Hewson, aunque luego el tema fue redireccionado hacia dicho resistente Sindicato de Polonia).  El consistente discazo (al que pertenece la propia “New year’s day”), War, fue nº1 en Reino Unido por encima, incluso, de Thriller de Michael Jackson.

16 -I STILL HAVEN’T FOUND WHAT I’M LOOKING FOR

No es de extrañar que a una banda a la que siempre se la ha ligado con lo espiritual, les vaya como anillo al dedo un género como es el gospel. Esto es lo que acaece exactamente con el single de sencilla pero prominente armonía, “I still haven’t found what I’m looking for” (“Aún no he encontrado lo que estoy buscando”), el cual conquistó el nº1 en las listas de Estados Unidos y al que le otorgaron un Grammy por “Mejor Actuación de Grupo”. Sin duda, es éste un himno sobre la persistente búsqueda de una mística luz interior y también uno de los muchos rubíes del infalible The Joshua Tree (1987).

En relación a todo ello, para la interpretación en directo, en 1988 (incluida ya ésta en el LP Rattle and Hum), en el Madison Square Garden de Nueva York, U2 se hizo acompañar de un potente coro practicante del género musical comentado y llamado The New Voices Of Freedom; donde previamente ambos grupos habían ensayado juntos en una iglesia del barrio de Harlem. Por otro lado, el filántropo video-clip fue rodado en Las Vegas.

15 -PRIDE (IN THE NAME OF LOVE)

El fenómeno U2 se había expandido ya casi del todo por todo el Globo, en 1984, a través del mayúsculo clásico “Pride (in the name of love)”, la cual llegó al nº3 en Gran Bretaña y con considerable resonancia en E.E.U.U. y otros paises. La narración trata, en general, de los bondadosos hombres que dieron su vida a favor de una convivencia pacífica y de los derechos civiles de la humanidad, refiriéndose a Martin Luther King, en particular (aunque, como en muchas ocasiones con U2, también se puede interpretar que algo sobre Jesucristo se desprende en dicha melodía pop, la cual por cierto, incluso se interpretó incluso en la película Molin Rouge, de 2001).

En principio, la canción aún sin terminar, iba dedicada en contra de Ronald Reagan y su política de “guerra fría” pero Bono, tras leer una biografía sobre el propio líder negro, decidió enfocar sus versos hacia algo más positivo y después de editarse el single, la viuda del reverendo King invitó a la banda a visitar el centro que lleva el nombre de esta misma celebridad, cuando el cuarteto viajo Estados Unidos, en aquel año 84. Como añadido a todo ésto la canción “MLK” del disco The Unforgetable Fire (donde también figura “Pride”, claro) también fue un tributo al recordado personaje, asesinado éste en 1968. La propia grabación de “In the name of love” fue técnicamente bastante dificultosa, donde por ejemplo, la voz de Bono y la batería de Larry Mullen tardaron en encajar en la canción, algo que sí se consiguió, a posteriori, con la ayuda de los productores “deluxe” Daniel Lanois y Brian Eno. Comentar que la guitarra de The Edge va variando siempre sus acordes según pasa el minutaje. También “Bad”, del propio 1984, podía haber figurado en este artículo pero todas no podía seleccionar para este especial en Muzikalia, recalco una vez más.

14 -VERTIGO

El popular y divertido inicio del abrumador rock “Vertigo”, que dice en castellano “1, 2, 3…14”, ha suscitado más de una interpretación ya que o bien se  refiere —1) a que el LP How to dismantle an atomic bomb (2004) es el álbum nº14 de U2 (incluyendo directos, imagino)2) a un defectuoso regulador de volumen de su equipo musical, el cual sufrió bruscas subidas y bajadas (del 3 al 14) —3) a que la canción dura 3 minutos y 14 segundos o — 4)  a que, quizás, es un referencia bíblica sobre Moisés, concretamente acerca del Primer Testamento, Segundo Libro, Tercer Capítulo, Decimocuarto Verso. Y venga vueltas y vueltas, hasta que llegues al significado nº14 de la canción y te coja precisamente vertigo. Por su parte, Bono asegura que había bebido alcohol cuando se le ocurrió esa curiosa numeración introductoria.

A lo que podría referirse la banda en el resto de esta enrevesada letra no es a la aversión a las alturas sino, precisamente, a una loca juerga de U2, en 1992, en un club llamado Vertigo, en México, donde Bono reflexiona luego sobre dicho derroche de las “rock stars” en esta canción, de 2004. Otras voces sugieren que la letra se refiere a abrir la mente y tener un concepto distinto de las cosas con ayuda de conceptos religiosos, algo muy habitual anexado a la banda, por descontado.

También las frases en nuestro idioma “hola” y “¿donde está?”, las cuales aparecen en el coro, refuerzan la posible simpatía de  la banda irlandesa hacia la lengua castellana, donde como guinda, grabaron el espectacularísimo y futurista video-clip del tema en el Delta del Ebro, en España.  El “vertiginoso asunto” escaló al nº1 en varios paises europeos y obtuvo varios premios Grammy. La mayor explotación comercial apareció cuando se empleó dicho tema para un anuncio de T.V. sobre  reproductores digitales de música de una archiconocida compañía de equipos electrónicos. ¿Habia mordido U2 la manzana de Adán permitiendo esto último?

Imperdonable si me olvido nombrar el sensacional rock and roll “All because of you”, compañero en el año 2004, de la propia “Vértigo”.

13 -BULLET THE BLUE SKY

Absolutamente todo impresiona en esta canción de 1987: la dramática sección de ritmo de Adam Clayton y Larry Mullen, esa honda guitarra rock con alargados ecos de The Edge (también con algún momento central donde le influencia Jimi Hendrix) y por supuesto, la desgarrada manera de cantar de Bono; todo ello para conformar una canción-protesta acerca de, según el vocalista de la banda, la política que Estados Unidos, en los años 80, ejercía contra los países de Centroamérica, como por ejemplo, El Salvador. El episodio comenzó cuando el valiente “frontman” viajó a ese país y estuvo varios días conviviendo con la guerrilla de allí, en 1985, donde además también otro tema de The Joshua Tree como “Mothers of dissapeared” fue inspirada de aquel mismo encuentro.

En “Bullet the blue sky” (“Dispara al cielo azul”) no faltan las referencias bíblicas que han caracterizado, muchas veces, a estos carismáticos y ultra-convincentes predicadores del rock and roll que son U2, comento una vez más. Los curioso es que cuando los dublineses giraron por Norteamérica, en 1987, a nadie, ni a la población ni a mandatarios, les había molestado esta canción y como se sabe el inmaculado álbum The Joshua Tree, reventó las listas y abrazó el nº1 en los propios E.E.U.U. He ahí, un ejemplo de la pasmosa magnificencia de esta banda.

12- MYSTERIOUS WAYS

Esta curveada tonada pop-funk, de 1991, nace de un ritmo de bajo que ideó el efectivo Adam Clayton, donde los demás componentes siguieron la dirección que él mismo había marcado. Después, el productor de la obra Atchung Baby, Daniel Lanois y Bono se las tuvieron tiesas acerca de como debía continuarse la composición, hasta que The Edge añadió efectos de guitarra al tema y éste pudo finalizarse. La bastante recóndita letra podría poseer varios significados como ocurre con muchas canciones, no solo de U2, sino de infinidad de grupos de la historia del rock, los cuales montan un puzzle palabrístico, para después permitir que la audiencia extraiga sus propias conclusiones y ordene o exprima las señales repartidas por los versos.

En este caso concreto, una de las teorías de los propios oyentes sobre “Mysterious ways” alude, supuestamente, a como los hombres pueden hallar enigmáticos atractivos vitales en la capacidad de dominación femenina, para luego seguir una especie de ritual de conquista. Ésto mismo se relacionaría con otra de las hipótesis, la cual se dirige a la constante asociación cristiana que siempre brota respecto U2, a través de metáforas sobre, por ejemplo, San Juan Bautista y la bailarina Salomé ( incluso con conexiones hacia una obra de teatro de Oscar Wilde); además de posibles influencias de la película sobre San Francisco de Asís “Hermano sol, hermana luna”, de 1972. De tal modo, la indefinida pareja protagonista de la canción podrían ser devotos de un divinidad superior. Lo que es seguro es que Morleigh Steiner, la sensual bailarina del psicotrópico y ondulante video-clip se casó, finalmente, con el guitarrista The Edge.

Perfectamente candidata a entrar en este Top 22,  también es la fluida y electrizante “Even than the real thing”, del aquel año mismo año 1991.

(12-B – EVEN BETTER THAN THE REAL THING)

Aquí viene un momentáneo desdoblamiento del ranking. Soy el primero que no desea excluir canciones del mismo, así que, con la numeración 12-B he agregado también “Even better than the real thing” (“Incluso mejor que lo más auténtico”). Este rock sabrosamente extraño y de toques orientales empezó como una primigenia maqueta que tocó The Edge, en 1988, durante las sesiones de Rattle and Hum pero no fue desarrollada y grabada hasta Atchung Baby (1991). Durante el proceso de éste disco en Berlín y tras conversar Adam Clayton con Bono sobre sonadas jaranas en dicha capital alemana, nació una letra sobre una época de cuando la gente no tenía interés por la profunda verdad sino por la pura diversión y satisfacción sexual (y de otros tipos), obtenidas éstas con inmediatez hedonista. El productor Brian Eno sugirió una dirección textual hacia una especie de sátira sobre el bombardeo publicitario. Curiosamente, la marca de refrescos Virgin Cola quiso utilizar la canción para promocionar su producto pero, lógicamente, la banda irlandesa se negó en redondo.

Durante el obsesivamente giratorio vídeo, el director Kevin Godey, para solamente esa ocasión, hizo construir  complejos equipos de cámara, los cuales daban vueltas completas y sin parar alrededor de los U2. Al final, ésto mismo demostró ser algo acertado ya que el propio clip ganó un premio MTV a “Mejores Efectos Especiales”. Los primeros años 90 fueron ya de confirmación de intocable status de estrellato y de la ampulosidad de la banda en directo, aunque, paradojicamente, “Even better than the real thing” no mordió el nº1 en Gran Bretaña, en el caso de Bono y sus muchachos.

11- WHERE THE STREETS HAVE NO NAME

La  sugerente letra de este pastoral y tierno pop-rock podría aludir a un viaje, en 1985, de Bono a Etiopía donde las calles solo están numeradas y no nombradas, aunque también se ha especulado que es sobre la ciudad de Belfast, ya que solamente decir en que calle vives allí, ya se sabe a que clase social y religión perteneces. Bono, que tarda casi dos minutos en empezar a cantar el tema, explicó que se trata de un lugar espiritual de romántica ubicación para unir, realmente, a la gente y para escapar del agobio de las urbes occidentales y de su sociedad. Las perseverantes elucubraciones cristianas sobre la banda aseguran que el sitio del que se habla es el Cielo. Así que, ¿el mensaje idealista de “Where the streets have no name” es similar al de “Imagine” de John Lennon? ¿Bono siempre siguiendo los pasos de su ídolo?

De hecho, el video de “Donde las calles no tienen nombre” fue rodado, en 1987, en el tejado de un tienda de licores en Los Angeles y U2 tocó hasta que la policía local cortó la corriente eléctrica de su equipo, todo ello en calculado homenaje a la actuación de los Beatles, en 1969, en la parte superior del edificio de Apple Records; donde el tráfico en ambos casos quedó cortado de improviso, ante la ensimismada gente que se agolpaba para ver a sus ídolos. El clip de los irlandeses se llevó un Grammy, por cierto. Según los insignes productores Brian Eno y Daniel Lanois, emplearon casi toda la mitad de la grabación de The Joshua Tree en elaborar solamente la propia “Where the streets have no name”, ya que ésta era muy compleja y los propios Eno y Lanois necesitaron explicar infinidad de arreglos incluso en una pizarra, ante la desesperación de los cuatro del grupo.

10 – RED HILL MINNING TOWN

Acerca de la valiosa alhaja que es “Red Hill Minning Town” (1987), muy pocos igualan la pasional manera de cantar de uno de los mejores y más singulares de la historia en este aspecto como es Bono. Su ciclónico sentimiento vocal  es sencillamente para enmarcar. Es tal lo caudaloso del asunto que hubo instantes, durante la gira del maestro LP  The Joshua Tree, que al tratar de enronquecer radicalmente sus cuerdas vocales él no pudo cantar las notas más altas de “La ciudad minera de Red Hill”, ya que desafiaba sus propios límites al intentar entonar como Joe Cocker, según palabras del propio Bono en la cadena BBC. De tal modo, U2 descartaron dicha tonada para el resto de actuaciones en vivo, durante aquella franja temporal.

La temática es acerca de la tristemente famosa huelga de  sufridos mineros británicos y sus familias, hacia mediados de los 80, debido a las severísimas y dramáticas condiciones de paro total que les resultaron impuestas por la Primera Ministra de por entonces, Margaret Thatcher. La canción fue influenciada por un libro del escritor Tony Parker sobre el mismo problema y el mismo Bono admitió que la música popular americana también le había marcado, en concreto, la neoyorquina intérprete folkie Peggy Seeger y su cántico de los años 60 “Springhill Minning Disaster” (sobre desastres mineros de Nueva Escocia en los siglos XIX y XX).

El video-clip de U2 fue dirigido por el afamado director de cine, el irlandés Neil Jordan. La mezcla final del ingeniero no resultó del agrado de la banda, en aquel año 87 y no fue hasta 2017 cuando uno de sus productores de confianza, Steve Lillywhite, les ayudó a retocar adecuadamente el corte original para intentar mejorarlo.

9 – WITH OR WITHOUT YOU

“Ni contigo ni sin tí” es el mensaje que, más o menos, transmite esta celebérrima y sedosa canción de amor / desamor y que atravesó flechada el corazón de Estados Unidos, el cual se prendó de ella y la llevó, en volandas, al nº1 de sus listas (ante la sorpresa de Bono). Fue también nominada a varios premios Brit y fue elegida como “Mejor Canción”, de 1987, según los lectores de la conocida revista Rolling Stone. “With or without you” y todas las demás piezas de la prodigiosa llave maestra que es The Joshua Tree (Grammy al “Mejor Album”) fueron la definitiva conquista planetaria de U2.

Los  emotivos “Uoooo-ooo-ooooh” que canta Bono, suponen una liberación mental, según él mismo, de la borrascosa relación sentimental que se refracta en el propio texto (el cantante atravesaba, en 1987, un momento espinoso de su matrimonio con su esposa Alison Hewson).  El guitarrista The Edge empleó en “With or without you” un artilugio distorsionante, llamado “Guitarra Infinita”, para lograr esas atmóferas quejosas a través de reverberaciones y “delays”; todo lo cual mantenía sostenidas las notas por más tiempo. Por su parte, Adam Clayton y Larry Mullen, va aumentando la intensidad de su bajo y batería respectivos a medida que avanza la canción. Sin embargo, al principio de grabarla el tema les sonaba convencional a la banda y no resultó nada sencillo llegar a ese memorable resultado final, donde los trucajes del productor Brian Eno también resultaron determinantes para que esta balada quedara tan especial.

8 -ALL I WANT IS YOU

Rattle and Hum (1988), tal vez, no es el más descollante y redondo LP en su conjunto global pero esta delicada porcelana agridulce que es “All I want is you” (“Todo lo que quiero eres tú”)  sí que es uno de los cortes que más despuntan de la carrera de U2. Dicha melodía está dedicada por Bono a su esposa Alison Hewson, la cual ama a su marido tal como es. Inmortales resultan los cuidadosos acordes guitarra de The Edge, el cual elogió también la ornamentada parte orquestal que corrió a cargo del músico y arreglista estadounidense Van Dyke Parks, un especialista en conseguir que resalte la parte de la sección de cuerda de una canción pero sin restarle protagonismo al resto de la misma. El propio Parks, en estos aspectos musicales que domina, había trabajado antes con Beach Boys, Rufus Wainwright, Harry Nilsson, Ry Cooder o T-Bone Burnett, entre otras venerables personalidades del “Music Planet”.

La letra habla, quizás, de pomposas promesas incumplidas, además de una persona que se enamora de alguien en función de los regalos caros que le hacen y de otra persona que solo la ama, de verdad, por su manera de ser. El video-clip de “All I want is you”, el cual fue rodado en Italia, atesora una lograda estética y sustancia interpretativa acerca de extraños, enmarañados y trágicos romances de personajes que trabajan en ambientes circenses.

7- ONE

La cantidad de especulaciones que han aflorado sobre el significado de la bellísima y popular balada “One” (1991) resultan de semejante dimensión que aquí solo recogeremos algunas teorías como que podría ser: 1) una  agria conversación de un padre y su retoño enfermo de SIDA, donde se incluyen referencias cristianas, 2) la separación de The Edge de su primera esposa Aislinn O’Sullivan, 3) la reconciliación de los propios U2 entre ellos, por diferencias musicales cuando grababan el LP Atchung Baby, 4) consejos sobre mujeres de Bono a un pintor irlandés amigo suyo, 5) reflexiones anti-hippies o 6) la reunificación de Alemania, etc, etc. A nivel general, según el vocalista, trata sobre la dificultad vital de las personas para permanecer juntas. Un fragmento de la algo insondable letra cuenta: “Somos uno pero no somos iguales. Vale, nos hicimos daño y entonces lo hacemos de nuevo”.

La canción resultó compuesta muy velozmente y de manera casi improvisada aunque con gran inspiración, sin embargo, al exigente productor Brian Eno le costó aceptarla luego y el proceso de grabación fue mucho más arduo que el surgimiento de la idea original.  Después de publicarla, como single, en 1992, recibió diversas aclamaciones y votaciones favorables como, por ejemplo “Mejor Single del Año”, según los lectores de la revista Rolling Stone. En otros medios, a partir del nuevo milenio, fue escogida “Mejor Canción de la Historia”. Por otro lado, ¡se rodaron de ella hasta 3 video-clips distintos! Después, tras su desbordante éxito,  fue utilizada por la banda en diversos actos en favor de los Derechos Humanos y como anécdota, de este año 2019, comentar que, según los científicos, se ha comprobado que la propia “One” es la canción más eficaz para que los bebés concilien el sueño: o sea, la nana perfecta.

6 -HOLD ME, THRILL ME, KISS ME, KILL ME

Poderosísima y excelente tonada psicodélica donde, quizás, Bono se auto-satiriza y critica de sí mismo lo que supone ser un célebre y endiosado astro de rock a cargo de un enloquecido público. Aunque el tema se empleó para la película Batman Forever (1995), en realidad era una composición que la banda había escrito en medio de las sesiones de grabación del LP Zooropa, de 1993 (quizás pudo ser también un descarte de ese álbum) y que luego, utilizaron de single en dicho año 95. El título, ¿podría tomar como punto de partida la canción clásica “Hold me, Thrill me, Kiss me”, de 1952? La misma fue interpretada por la norteamericana Karen Chandler.

En el impactante video-clip de dibujos animados, U2 aparece en Gotham City, junto al propio Batman y con el mismo  Bono mutando de aspecto hacia sus “otros yoes” escénicos como  “La Mosca” y McPhisto. Acerca de este último personaje, el director de este film sobre el hombre-murciélago, Joel Schumacher, trató de que el propio vocalista apareciese en el rodaje, aunque finalmente ambos acordaron solo el aporte de la canción citada, la cual se traduce por “Abrázame, estreméceme, bésame, mátame”. Como curiosidad, dicho tema recibió premios como la mejor o la peor canción del año, según quién se lo concediese. Por otro lado, la canción arribó, con todo merecimiento, al Nº1 en las listas de Irlanda y Australia y también fue nº2 en Inglaterra.

5 -SUNDAY BLOODY SUNDAY

El telón de fondo de la emocional  “Sunday Bloody Sunday”, como ya es conocido, se refiere a la masacre que se produjo, en 1972, en la población de Derry, en Irlanda del Norte, donde 13 personas, dentro de una nerviosa manifestación por los Derechos Civiles, fueron muertos a tiros por paracaidistas británicos, en lo que se conoce como “Domingo Sangriento” (también hay otro suceso mortal en un campo de fútbol, en 1920, el cual se conoce por la misma denominación en aquel  mismo país). U2, en esta canción, lamenta las espinosas, varadas, complejas e históricas diferencias religiosas entre las dos facciones del Ulster pero sin adoptar una postura a favor ni en contra de ninguno de ambos bandos y, sobre todo, clamando por un acuerdo pacífico. Según Bono, también es una alusión a una revuelta secesionista en el día de Pascua, de 1916, de irlandeses contra británicos y es que esta cruda contienda tuvo su origen ya desde el siglo XII, nada menos.

Un ejecutivo les comunicó a la banda que la palabra “sangriento” no sería admitida en las radios pero luego, la pacifista “Sunday Bloody Sunday” se asentó durante 17 semanas entre los singles más vendidos en Estados Unidos y con un faraónico bombo internacional. Además, en años posteriores, U2 la cantaría en sus giras (hasta 600 veces en su carrera) pidiendo la detención de conflictos bélicos de otros países. La primera vez que la tocaron en Belfast fue en 1982, con mucha mejor reacción de las que esperaba la banda, tras los nervios previos de ésta.

En cuanto a la grabación, por ejemplo, para que la militar batería de Larry Mullen sonase con un eco natural en la canción, el productor del ardiente, rotundo y perenne disco War (1983), Steve Lillywhite, le pidió al propio baquetero que tocara su instrumento en una escalera que conducía al estudio de grabación. También fue de ayuda que el propio Larry venía de tocar ese tipo de ritmos marciales de un grupo anterior, The Artane Boys Band. El héroe de Bono, John Lennon, también había escrito, en aquel año de 1972, dos canciones en honor a los irlandeses (Paul McCartney también compuso otra más sobre ello) y una de ellas llevaba el mismo título y abordaba el mismo conflicto político que la citada en estos párrafos.

4 -ANGEL OF HARLEM

Más que conmovedora y dinámica melodía, de 1988, grabada en Memphis y dedicada a la mítica cantante de jazz Billie Holiday (alias “Lady Day”), la cual falleció  cuando solo contaba con 44 años, en 1959, tras sobrecoger ella, con su voz, a los oyentes en los clubes neoyorquinos y tras llevar una vida de drogas, desengaños amorosos y marginación racial. Así mismo, también es un homenaje general a los artistas de jazz, blues y soul como, por ejemplo, Miles Davis o John Coltrane, los cuales influenciaron a U2 durante su tour de conciertos por Estados Unidos, en 1987.

Sin embargo, la banda permeneció luego algunos años sin llevar al directo este ónix sonoro,  hasta que un espontáneo irrumpió en el escenario en la ciudad Dallas, en 2005, para rogarles que la tocaran. A pesar de no tenerla ensayada, Bono, The Edge, Clayton y Mullen  accedieron a interpretarla junto con el enfervorizado fan. Algo parecido sucedió en un directo en Berlín con otros tres aficionados, los cuales también pedían con pancartas que el cuarteto interpretase la propia “Angel of Harlem”. También en 2009, en la gira de los famosos 360 grados, la tocaron los irlandeses como tributo al prematuramente malogrado Michael Jackson. En esta canción, la sección de viento suena a gloria bendita y Bono canta, precisamente, como los ángeles.

3 -I WILL FOLLOW

U2 vestía ya un talentoso abrigo post-punk durante aquel origen, durante aquella semilla, durante aquel principio suyo. Con “I will follow” (“Seguiré”), segundo single de su esplendoroso LP  de debut Boy, de 1980, es cuando The Edge introduce ya su peculiar, rápido y cortante rasgueo de guitarra. Agregar, que esos constantes y leves tintineos del corte se lograron con un glockenspiel (una especie de xilófono). Llaman la atención también la enojada batería de Larry Mullen y como guinda, durante la  parte del “bridge” se alza estremecedor el bajo de Adam Clayton. En ese mismo momento central del minutaje, como añadido, buscaron efectos de sonido tirando botellas al suelo, donde para rematar Bono cogió la guitarra del propio The Edge y la golpeó para sacar un particular eco que deseaba.

Una letra que está, sin duda, dedicada de la madre de Bono, la cual falleció cuando él solo tenía 14 años, después de que el padre de ella también muriese cuatro días antes. Según el propio vocalista, cuando era un adolescente alborotador nunca estuvo muy unido a sus padres, así que “I will follow” (1980) trata sobre el dolor y ganas de que quitarse la vida que sintió él mismo por no haber apreciado hasta entonces ese incondicional cariño materno. Algunos oyentes interpretaron que, ya desde aquellos inicios suyos, también podría haber un componente religioso ya que, por aquella época de los primeros años 80, el cuarteto era miembro de un grupo cristiano, de fiel devoción a Dios.

2 – RUNNING TO STAND STILL

Es realmente extensa y honda la trágica belleza y la sensibilidad sonora que son capaces de desenvolver U2 en esta balada folk-rock, de 1987, de atormentadas y poéticas palabras. Las mismas aluden, con toda probabilidad, a un matrimonio adicto a la heroina (dónde además el marido se vió obligado a convertirse en “camello”) y que malvivía en edificios aún en construcción de Dublín (en concreto en un lugar llamado Las Siete Torres de Ballymun). Lamentablemente, Phil Lynnot, ex-  miembro de Thin Lizzy y amigo del mismísimo Bono falleció, en 1986, a causa de sobredosis y, contradictoriamente, el propio bajista Adam Clayton fue arrestado por posesión de marihuana, en 1989; como relacionados añadidos acerca de estos desapacibles temas sobre  sustancias ilegales.

El mismo Clayton también pensó que la muy influyente, a nivel social, “Running to stand still” (“Correr para quedarse parado”) era una segunda parte de “Bad”, la cual pertenecía al disco The Unforgettable Fire (1984). La música resultante tuvo cierta actitud de improvisación en el estudio al grabarla en aquel año 87 y, por otro lado, la trabajada letra tuvo influencias de Lou Reed, debido a que U2 comenzó a tomar como principal referencia varios elementos de la música norteamericana, por aquellas épocas.

1DESIRE

Por medio de su hirviente, espontáneo y adherente trote rock (y algo de blues a través de la armónica), “Desire” (“Deseo”) nos deja caer una algo enlatada letra acerca de, tal vez, ambiciones y sacrificios para lograr ser una estrella rockera, además de críticar a fraudulentos telepredicadores. Sin embargo, Bono reconoce que en cierta medida, hay un paralelismo en ambos casos al tomarse el feligrés público con entusiasta religiosidad sendos discursos. Otras variopintas interpretaciones, por parte de los oyentes, acerca de los ambiguos párrafos sugieren rechazo contra la heroína o las armas e incluso, afición por las prostitutas.  The Edge sugirió también que este en tema anida el reflejo del llameante rock and roll de los años 50 y finales de los 60 (sobre todo de Bo Diddley y algo de The Stooges, respectivamente), lejos de las sofisticadas grabaciones de hoy día.  Esta emblemática canción del LP Rattle and Hum (1988), la cual llegó al nº1 en Reino Unido y Australia, también es la nº1 de este ranking personal.

Para los interesados en más monográficos dedicados a U2, en Muzikalia, dos compañeros de la propia revista, Manuel Pinazo y Juanjo Ordás, elaboraron también sendos especiales sobre Bono y compañía: “Sus discos del peor al mejor” y “Las canciones de sus dos últimos discos de mejor a peor”, respectivamente. Os recomiendo leer también sus textos y sus opiniones expertas, para mayor conocimiento de esta exorbitante formación, la cual por cierto ha vendido 170 millones de discos, siendo el único grupo que ha conseguido llevar álbumes al Nº1 en cuatro décadas distintas, el que lleva más victorias que nadie en los Grammys  con un total de 22 o también ser miembro, desde 2005, del tan reputado Salón de la Fama del Rock and Roll; entre otros históricos logros.

SalU2 para todos los seguidores de esta banda del País Verde.

6 comentarios sobre “Especial: U2 en 22 canciones

  • el 15 Octubre, 2019 a las 10:02 am
    Permalink

    Gracias por recordar a U2. Me sobran 5 canciones y me faltan otras. Pero ya se sabe, esto es como en el fútbol

    Respuesta
  • el 16 Octubre, 2019 a las 10:07 pm
    Permalink

    Con “vértigo” y con “Desire” de más, queda uno, tras haber aprehendido todo lo esencial de U2, o como mínimo, muy gran parte, y agradecido por el “bono” de transporte a estos 22 elaborados comentarios integrados en tan enciclopédico y magistral artículo. Extensivas gracias a Txus Iglesias y el resto de concienzU2 colaboradores implicados en el mismo, y a Muzikalia, en general, por este tan esperado ránking-monográfico. A nivel particular, hubiera intercambiado el número “One” por el séptimo de la clasificación. Abrazos cordiales a [email protected]

    Respuesta
  • el 16 Octubre, 2019 a las 11:50 pm
    Permalink

    Muchas gracias a los foreros anónimos y a Xavi Gállego por sus comentarios, aportaciones y opiniones sobre mi artículo y sobre U2, aquí en Muzikalia.

    Respuesta
  • el 21 Octubre, 2019 a las 1:57 am
    Permalink

    Es Increíble que U2 tenga demasiadas canciones Top.

    Faltan:
    Stay
    Stuck In A Moment
    Walk On
    Kite
    Sometimes You Can’t Make it On Your Own
    The Little Things That Give You Away
    Every Breaking Wave
    Bad
    Out Of Control
    Song For Someone
    Ordinary Love
    Until The End of the World
    Gloria

    Respuesta
    • el 23 Octubre, 2019 a las 10:37 pm
      Permalink

      Muy buenas las que dices! Incluiría The First Time o Into the Heart, pero son tantas……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.