Entrevistamos a Hinds, que publican nuevo disco

Nos encontramos en un bar de Lavapiés con Carlotta Cosials y Ana Perrote de Hinds. Faltan Ade Martín y Amber Grimbergen. Están muy sonrientes. ¿El motivo? El lanzamiento de su nuevo álbum The Prettiest Curse, un trabajo que ha marcado un antes y un después en su trayectoria. Ellas explican el por qué más adelante. Pero lo que más me llama la atención es la satisfacción personal que transmiten, esa que tienes cuando has hecho las cosas justo como tu querías. No las conocía en persona, pero nada más llegar, me hacen sentir como si las conociese de toda la vida. Fluye y hay mucha espontaneidad. En ese momento, sé que va a ser una conversación de esas en las que arreglas un poco el mundo. O al menos, te vas con esa sensación. Aunque claro, jamás imaginábamos que unos días después, nos tendríamos que enfrentar a una pandemia mundial y a un confinamiento histórico.

“El mensaje que lanzamos es, como diría Bad Bunny, hago lo que me da la gana”

¿Por qué se titula el disco “The Prettiest Curse” (La maldición más bonita)?

Carlotta: Porque es la que nos ha tocado. Creo que con este álbum hemos asumido, de manera oficial, que nuestro trabajo es ser músicas. Que tenemos una banda, giramos y componemos. Cuando estamos componiendo hay poco dinero. Cuando giramos, estamos pagando un piso, en el que no estamos. Hemos asumido que esta es nuestra vida.

Nos parece que es un poco una maldición porque es cansado y duro, te hace estar lejos de muchas cosas que quieres muchos días al año. Pero al mismo tiempo estamos haciendo arte, algo que nos apasiona y que nos sigue llenando el alma y el corazón cada día. Por eso pensamos que es la más bonita. Ya que estamos malditas, lo consideramos algo bello.

¿Y cómo es la vida cuando no estás inmersa en esa maldición más bonita?

Carlotta: ¿Sabes que ocurre? Cuando estas de gira, no tienes ningún control sobre tu vida. Te dicen hasta cuando tienes que hacer pis.

Ana: Es como una cárcel.

Carlotta: Sí, es como una cárcel. Te dicen: “ahora comemos y lo vamos a hacer aquí”. Es decir, no tienes un libre albedrío como el que tienes cuando llegas a tu casa y es como:  “¡Dios mío, cuantas opciones!” “¡Puedo estar en mi habitación!”.

Ana: O estar en el salón, puedo comer o no. O Puedo dormirme pronto o tarde. En cambio, de gira siempre tienes unos horarios estipulados.

¿Habláis entonces de que oficialmente este nuevo álbum supone un cambio de chip en Hinds?

Ana: Sí, porque cuando empiezas no sabes cuanto va a durar. No sabes si esta es la última oportunidad de tocar en Asturias o de ir a Japón. Es verdad que la trayectoria que hemos tenido nosotras ha sido extraña para un grupo de España. Nos hemos sentido muy afortunadas por todas las oportunidades que hemos tenido. De hecho, a todo decíamos que sí. Hemos tardado muchos años en aprender a decir que no. En plan: “Mira, ya sé que podemos estar en este festival de Estados Unidos, pero es que necesitamos parar”. También hay que saber buscar el equilibrio y la calma.

Carlotta: Creo que hubo un punto de inflexión en nuestra carrera. Fue girando el álbum dos, que estábamos hasta arriba y llevábamos tres meses seguidos sin parar. Y me acuerdo que nos dimos cuenta de que Hinds no funciona si no somos felices. Se lo dijimos a nuestro manager y a nuestro equipo.

Ana: Sí, el concierto es una mierda si somos infelices.

Carlota: Hay una frase de Estopa que dice: “triste no valgo la pena” y es verdad.

Ana: Lo bueno de esto es que cuando somos más felices de gira es encima del escenario. Es un poco trampa porque, aunque estemos regular, parece que estemos bien.

 

¿Cómo se gestionan los días malos de gira?

Ana: El único ritual que tenemos antes de salir al escenario es abrazarnos las cuatro. Y en ese momento, nos preguntamos qué tipo de concierto damos. Tocamos en sitios muy diferentes e intentamos siempre adaptarnos a la situación . Precisamente ahí, cuando tenemos un día horroroso, hemos discutido con alguien o nos han dado una mala noticia es cuando usamos toda esa rabia y esa tristeza.

Carlotta: Al fin y al cabo, cuando te subes a un escenario eres un ‘performance’. Realmente lo que estás intentando es emocionar a un público de un modo u otro. Ya sea porque vienes como el diablo de Tasmania o porque vengo a traerte alegría y a que te olvides un poco de tus problemas. Esto también se utiliza mucho en teatro.

¿Es posible olvidarse de los problemas en el escenario?

Ana: Sí, eso seguro. La mayoría de las veces, los problemas se quedan en el móvil, bien cerrados, en el backstage. Es verdad que luego llegas y ahí siguen. Lo bueno que en el escenario te puedes sentir muy respaldada porque somos dos cantantes. Si realmente un día estoy muy mal, sé que Carlotta me puede cubrir las espaldas y eso es un alivio.

Las convivencias y las discusiones. ¿Cómo lo lleva Hinds?

Ana: Pasa con tu hermano, pasa con tu compañera de piso y nos pasa a nosotras. No es plan que mire a Carlotta en el escenario y piense: “Me ha robado el mejor sitio en la furgoneta”. Aunque eso sí que lo pienso cuando yo voy sentada en la furgoneta y ella va en la cama, ¿Sabes? Eso realmente te jode todo el día. (risas) Pero es verdad que luego en el escenario somos las de siempre.

Me he escuchado las canciones del disco y siento cierta debilidad por “Boy” y el giro que pega al final.

Carlotta: No te puedes imaginar la cantidad de demos que hemos hecho de esta canción. Al principio era como una cosa tranquila, pero empezamos a darnos cuenta que tenía que ser mucho más rápida y esa última parte la metimos en el estudio.

Ana: Tengo muchas ganas de tocarla en directo.

Hinds sigue sonando cañero, pero algo más melódico.

Carlotta: Hemos refinado mucho la verdad. Yo creo que también se nota el estudio que teníamos en Nueva York. La oferta de ‘aparatos’ que teníamos era bestial. Se nos ocurrían muchas melodías a base de escuchar mucho el teclado. Creo que se ha encauzado la energía que tiene Hinds al tener elementos más refinados.

Ana: También creo que ha sido algo circunstancial. Lo hemos compuesto durante mucho tiempo y con personas diferentes. El hecho de no pasar todas las canciones por el local de ensayo… A ver, nuestro local de ensayo es una mierda y no oímos nuestras voces. Entonces para que se oiga la melodía, la gritamos. Pero en un estudio puedes poner el volumen más bajo y un teclado también lo puedes tocar más bajo.

 

Me atrevería a decir hasta la palabra elegante para definir este nuevo álbum.

Carlotta: Hinds, elegante. ¡Me flipa! (risas) A mí me gusta mucho porque ahora la escena en España está tan efervescente. Madrid está super fértil, Valencia también…Están saliendo mogollón de bandas. Creo que hemos hecho algo, sin fijarnos en nadie del indie ni del pop en español. Creo que estamos en otro lugar, en otra película.

¿Vuestra propia identidad?

Carlotta: Sí, no hemos tratado de copiar a nadie y creo que eso se nota.

Además, este álbum es el primero que grabáis fuera de España, ¿no?

Ana: Sí, los dos últimos los grabamos con Paco Loco en Cádiz. Ha sido logística más que otra cosa. Nos dimos cuenta con el disco anterior que traer a un productor a un estudio que no conoce puede salir regular. Todo es más lento porque no lo conoce. Es mucho más práctico y creativo que el productor esté a gusto en el sitio.

En este momento, Ana Perrote se tiene que ir. La despedimos y nos quedamos con Carlotta Cosials. Seguimos hablando de “The Prettiest Curse”, entre otras cosas.

¿Canción favorita del disco?

Carlotta: “Come back and love me >3” sigue siendo de mis favoritas. Y luego “Burn” que antiguamente se llamaba “Rap”.

¿En serio?

Carlotta: Me ha gustado durante toda la vida bastante el rap.

¡A mí también! ¡Siempre fui muy de Violadores del Verso!

Carlotta: Efectivamente. (risas) También estoy bastante flipada con Agorazein. Sé que llego un millón de años tarde pero sí.

Es increíble el auge de la música urbana en los últimos años.

Cuando Violadores del Verso sacó su último álbum “Vivir para contarlo”, lo reventaron. Pegó un boom muy grande. Y a partir de ahí, hubo como una laguna hasta que empezó a tope la música urbana.

¿Cómo se vive la acogida de un nuevo álbum? ¿Estás nerviosa?

Estoy ansiosa para bien. Tengo muchísimas ganas la verdad. Creo que hemos hecho un buen trabajo y que las ideas han estado muy certeras. Hemos tomado buenas decisiones y realmente me apetece mucho.

 

A todo esto, Hinds cantando en castellano como casi nunca se había visto.

Ya nos apetecía. Creo que también ha sido por la escena que tenemos ahora mismo en España. El idioma está muy presente y están triunfando grupos que dices: “Dios, estás haciendo letras que me gustan mucho”. La verdad es que ha sido un reto para nosotras. En castellano, hay muchísimas más posibilidades y connotaciones. En inglés, no lo sentíamos así. Ha sido un reto que nos ha salido muy bien y más natural de lo que pensábamos.

¿Componer en castellano es un proceso más complejo?

Sí y da más apuro (risas). Porque te da la sensación de que tu madre te va a entender. Piensas: “Dios mío, tengo que decir esto de una manera decente y que no avergüence a mi abuela”. Estoy muy contenta de que hayamos superado ese miedo y esa vergüenza.

¿Qué temas tocan este álbum?

Habla de nuestra realidad. “Miau” es ultra cañera y es una respuesta a la pregunta que nos han hecho un millón de veces de qué se siente al ser mujer en el mundo de la música. Es como contestar ya con esta canción (risas).Nos hemos ensuciado un poco más y me alegro. Creo que este álbum tiene mucho de echar de menos, de sentir que estas en muchas partes y en ningún sitio, de sentirte lejos y de sentirte sola. Habla de un sentimiento tan humano, puro y duro como la soledad.

Ser mujer en el mundo de la música y en el mundo en general. Aún queda demasiado por delante.

Carlotta: Sí. Se necesita aún mucho tiempo. No puedes cambiar la mentalidad de un planeta entero de la noche a la mañana. Y mira que esta revolución que estamos viviendo me parece de las más fuertes. Bueno, realmente creo que pienso esto porque es la que he vivido. Creo que sí que está cambiando la mentalidad y que las generaciones venideras tienen ideas más abiertas. No creo que nadie de las próximas generaciones piense ya que el hombre es superior a la mujer, o sus ideas valgan más o tenga que cobrar más. Pero bueno, para una gran revolución se necesita tiempo.

A nosotras ahora nos queda poco tiempo de entrevista. Pero tengo que preguntarlo. ¿Cómo es ir de teloneras con los Strokes?

Carlotta: Un sueño cumplido. Han estado tocando en un escenario en el que hemos estado nosotras antes. ¡Increíble!

¿Pero en qué momento surge esto?

Nuestro manager nos escribe un domingo y esto era martes y miércoles. Nos dice: “Chicas, se está rumoreando en el grupo de WhatssAp de los Strokes que como molasteis mazo en Nueva York, vayáis a ser sus teloneras a su fin de gira en París, Londres y Belfast”. Y nos lanzamos a la piscina totalmente. No teníamos ni preparado el set. Por ejemplo, ahora Ana también va con teclado y no teníamos preparado el nuevo set de directo.

Pero joder tía, ha sido increíble. A mi que me da cosilla conocer a tus ídolos y decepcionarte. Y nada, han sido de lo más amables y agradecidos. Completamente generosos con su tiempo.

¿Qué mensaje quiere lanzar Hinds con su nuevo álbum?

Creo que es un poco y sin haberlo titulado así… Como ha hecho Bad Bunny en su último álbum: “Hago lo que me da la gana”. Creo que es eso. Al ser mujeres, españolas, jovencitas y que no venimos de conservatorio ninguna… no sé, creo que estamos haciendo algo que nos apasiona y la gente conecta con eso. Comprar el disco de Hinds me parece que es apoyar tantas cosas buenas como ser trabajador, ser abierto y ser disciplinado.

2 comentarios sobre “Entrevistamos a Hinds, que publican nuevo disco

  • el 5 Junio, 2020 a las 5:22 pm
    Permalink

    Pues han sacado un disco bastante chulo. Ole por ellas

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.