Manic Street Preachers – Rewind the Film (Columbia)

¿Cómo afrontar la reseña del nuevo disco de uno de tus grupos favoritos?

Modo más o menos objetivo:

“De corte más tranquilo que sus anteriores lanzamientos a finales de la pasada década, Rewind the Film, nuevo disco de los galeses Manic Street Preachers, cuenta con una mayor presencia de guitarras acústicas -ahí tenemos la inicial “This Sullen Welsh Heart”-, acertadas inclusiones de vientos -el single “Show Me the Wonder” o la hermosa “As Holy as the Soil”- y colaboraciones de auténtica clase en la joya que da título al disco (Richard Hawley) y en la melancólica “4 Lonely Roads” (la también galesa Cate Le Bon).

El resto del álbum se mueve entre el pop británico de toda la vida -“Anthem for a Lost Cause”- los medios tiempos bien construidos y marca de la casa, tan capaces de emocionar como de aburrir dependiendo del oyente  -“Tokyo Skyline”- y coqueteos ligeramente “experimentales” (para ser los ellos) en temas como “Manorbier”.

Como resumen: Manic Street Preachers vuelven con un disco que no defraudará a sus más fieles seguidores pero que dejará frío a quien se acerque al grupo por primera vez o a esos que nunca comulgaron con sus postulados”.

Modo subjetivo:

“Tengo que reconocer que Manic Street Preachers son uno de mis grupos favoritos de siempre. Sí, ya sabéis, uno de esos grupos que te acompañan en algún momento determinado y especial de tu vida y que, aunque pases años sin escucharlos, sabes que siguen estando ahí.

Aunque bueno, hace mucho de todo aquello, uno ahora ya es un poco mayor y escucha cosas más sofisticadas, nuevos sonidos, o antiguos tal vez… pero no britpop, ¡eso por supuesto! Además, y aun sabiendo que esta banda que nos ocupa nunca ha hecho un disco del todo malo, la retahíla de lanzamientos a finales de la pasada década (¿es posible que hayan pasado ya tres años desde Postcards From a Young Man, el último de aquellos artefactos?), nos ha dejado a todos un poco sin ganas de Manic Street Preachers, ¿verdad?.

Luego pongo el cd y mira, ¡si se cantan un tema con Richard Hawley!, un tema cojonudo por cierto. Y esta otra canción que canta la chica es una maravilla también. Y la voz de James Dean Bradfield, ¡qué recuerdos! Y estas letras, ¿de qué habla Nicky Wire esta vez?, ¿será posible que se haya dejado las proclamas políticas por una vez y esté mirando al pasado de forma melancólica? (tal como estoy haciendo yo ahora mismo).

En estas llegamos a “Running Out of Fantasy”, un tema que podrían haber escrito en 1998, tan sencillo y hermoso que desarma. La vuelvo a poner una y otra vez y todo encaja: los Manic han vuelto y, por un momento, todo parece un poco menos feo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.