Niños Mutantes – El Sol de Invierno (Astro Discos)

La de Niños Mutantes es una carrera coherente. Al crudo y directo Mano, parque, paseo (1998), un disco con una magia dificil de volver a lograr, le siguió un EP de versiones (2000) y un álbum, Otoño en Agosto (2000), de producción exquisita y canciones menos directas (excepto los singles) pero más oscuras y, ante todo, más adultas.

El Sol de Invierno (Astro Discos, 2002) representa la confirmación de las 2 vertientes que la banda granadina había dejado intuir en sus anteriores discos: por un lado, los singles contundentes de corte guitarrero (representados aquí por “En La Tierra” o “Ítaca”), y por el otro, los temas más introspectivos con letras más trabajadas y con un mensaje bastante claro (“Gente Normal” o “Sol de Invierno”).

Hasta aquí, no hay más que una continuación de lo que ya conocíamos. Pero en este disco Niños Mutantes sorprenden sobretodo en 2 temas: “Ayer” y “Sigue la luz”.

En el primero (single absoluto del disco y una de las mejores canciones nacionales de este año), la utilización del organo como melodía interna de la canción, aporta un punto de vista completamente diferente a lo que habían mostrado hasta ahora. Una canción vigorosa y potente como pocas.

Y “Sigue la luz” representa su primera incursión en la electrónica, y aunque es posiblemente la canción que menos representa el estilo mutante, el ritmo machacón y repetitivo, y una letra corta pero muy directa, convierten el experimento en algo atractivo de oir.

Tal y como sucede en su segundo trabajo, no es un disco de primera escucha (si exceptuamos las canciones antes comentadas), pero sí es un disco que te envuelve lentamente. “La última vez”, “Algún sitio, algún lugar” o “Somos Libres” son temas que demuestran una madurez y solidez típica de las grandes bandas, y un sonido personal que inmediatamente nos lleva a pensar en Niños Mutantes. Y hoy en día, conseguir un sonido propio no resulta sencillo.

La producción del disco vuelve a correr a cargo de Pablo Iglesias, quién sin duda ha conseguido encontrar el punto exacto al grupo en cuanto a sonido se refiere. Los amantes del Mano, Parque, Paseo (1998) (producido por Paco Loco) echarán a faltar de nuevo la rudeza y la magia de ese disco, pero nadie puede pasar por alto que hoy en día el sonido mutante en directo se acerca mucho al sonido del disco (con los pros y los contras que esto pueda conllevar).

Por último, resaltar un hecho que sorprende gratamente. El disco está en el mercado de 2 maneras diferentes, CD (10 temas), y una edición especial que lleva el CD (+ 3 temas inéditos) y un DVD, el primero de la independencia española, que contiene los 10 videos de cada una de las canciones, sus 4 videos anteriores, el making off del DVD y una interesante entrevista a los miembros del grupo. Los videos han sido realizados por directores diferentes, quienes con absoluta libertad han plasmado en el DVD su particular punto de vista sobre las canciones. ¿Los mejores? A gustos. Me quedo con “Sigue la luz” de Benet Román y “Algún sitio, algún lugar” de Irene Franco.

El disco, sobretodo en su versión con DVD, cuenta con una presentación exquisita y original, y es el álbum con el que Niños Mutantes confirman su candidatura al reinado del pop-rock nacional cantado en castellano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien