Hanin Elias – No Games No Fun (Fatal Recordings)

En el pasado mes de septiembre, Alec Empire ya demostró que lo suyo es el grito pelado. Intelligence & Sacrifice era una continuación formal de Atari Teenage Riot, de su espíritu más esencial.

Sin embargo algo faltaba en aquel I&S. Y ése algo era, ni más ni menos, que Hanin Elias, hoy asentada en parámetros musicales más pop, pero no menos turbadora que su antiguo compañero.

Hanin Elias, es junto con Le Tigre, la única activista política de la música post-moderna. Su discurso puede ser calificado de feminista o anarquista. Pero no. Va más allá, mucho más allá. Elias prefiere jugar con los elementos de un enfermo, el sistema, que pervierte todo lo que no le gusta hasta abatirlo y succionarlo. Y la rebelde Elias le clava dardos a este autocomplaciente estado de cosas.

Así, No Games No Fun es un disco cabreado, sin duda. Y es que aquí la medida del discurso son los sentimientos personales. Cual abeja nocturna (“The Bee”) Hanin Elias parece volver a los tiempos de la depresión de Joy Division. En su particular vía crucis post-punk, la alemana encuentra en el synth-pop de CHIFFRE un aliado impagable. Melodías gélidas e industriales; canciones que retratan un mundo frío y desapasionado, en el que lo superficial juega el papel destacado, en un tablero en el que los monopolios económicos nos llevan indefectiblemente a muchas guerras diarias.

Pero no está todo perdido, ni mucho menos. “You suck” (produce Empire) es la respuesta, ruidosa, de una persona que habla en boca de millones de otras, que sufren a diario la agresión de jefazos de turno. Es este, pues, un álbum de caídas y resurgires, de depresión y de brinco energético.

En concierto cunde muchísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.