Recordando ‘I, II, III y IV’ de Gente Joven

Gente Joven fueron un grupo que siempre me tocó la fibra más sensible. Muchas veces no sabes el por qué unos sonidos te sugieren mil historias y acabas sucumbiendo a sus encantos. El grupo de Leon me inspiraba romanticismo de significados oblicuos, me retrotraía a un espacio imaginario gastado por los refraneros, narraban historias con una ingeniería lingüística tan alambicada que siempre me hacía buscar los significados en el reverso del signicante: ¿es posible ocultar una estrella a un telescopio?/ es más fácil demostrar /la distancia entre nosostros/y no quisiste ver/la distancia entre nosotros […].

Ellos eran Fernando De La Flor, Patricia Magadán, y Pablo Álvarez. Hace un tiempo amaban a Nick Drake y sus zapatones grandes; también la ingravidez de Mazzy Star, y, cómo no, las parábolas imposibles de Sr. Chinarro, ese tipo que nos enseño que existen regiones sin fronteras. La música de Gente Joven te abriga, es puro recogimiento, es la soledad que habita en tu alma cuando todo esta oscuro y te obstinas en pensar que todo lo que permanece llama a lo que falta, según Pascal Quignard.

Soledad, mi querida soledad, campa a sus anchas en I, II, III y IV (Discos de Kirlian, 2013/ reeditado ahora por Acuarela, 2018)

¡Oh soledad,

la más dulce de las elecciones que haya podido hacer!

¡Nacimiento del tiempo!

¡Oh, cuánto el hecho de estar sola

irresistiblemente me atrae!

Bonito poema de Katherine Phillips que me devuelve a esta primorosa cartografía del susurro, y del latido a ritmo lento.

Fernando De La Flor recuerda este primer disco de la banda, y nos escribe unas palabras de cada tema. Bienvenidos a mi comunidad de solitarios.

Generación del 29

Si, del 29. La del 27 ya nos la enseñaron en el instituto. Y la del 98. ¿Pero la del 29? ¿Qué pasa con ella? Hoy tendrían 90 años. ¿O esos serían los nacidos en el 29? Miguel de Unamuno nació en Bilbao el 29 de septiembre de 1864 (wikipedia says), y perteneció a la generación del 98 (wikipedia says). 34 años (calculadora says) tenía Miguel cuando le metieron en el grupo del 98. Gracias Interné, ya no hay lugar para la ignorancia ni el olvido. Somos todos unos listos de puta madre.

 

Magníficos Comediantes

De pequeño me llamaban pamplinero y comediante. Hacía teatro en el cole y en casa. Me gustaba hacer el payaso y dramatizar a partes iguales. La tragicomedia forma parte de mi vida desde crío. Estamos rodeados de actores que en la vida real actúan de un modo y en la vida virtual actúan de otro. Seres encantadores deformados detrás de una luna de cristal/delante de una pantalla y al revés. Black Mirror. Magníficos comediantes. Miedito.

 

Dominio Mundial

Base rítmica inspirada en la canción “The Glorious Land“, disco Let England Shake de PJ Harvey. Quemé ese álbum en el Ipod durante el verano de 2011 dando largos paseos por la playa de Conil de la Frontera. El estado de vigilia es de mis preferidos. Un pie en la realidad y otro en el más allá. Puedes ver las caras de tus antepasados en las sombras del pasillo antes de dormirte. O son ellos los que te observan a ti. De noche los incendios son más “llama”-tivos y las serpientes se aparean. “Sueño con serpientes apareándose”: Aproximadamente 31.000 resultados (0,51 segundos) en Google. Inquietante.

 

El Marco Incomparable

Olvidar es una tarea que a unos les cuesta más y a otros menos. Depende del carácter de tu memoria. Puede ser una torturadora de la Santa Inquisición o puede ser una hamaca caribeña. Eso sí, tiempo mediante siempre. Días, meses, años, siglos. Desde luego es más fácil si el marco es más bonito que el cuadro. Sigo buscando al “dealer” de “Tokio ya no nos quiere” novela escrita por Ray Loriga, si mal no recuerdo. Jiji. ¡Fuck off Wikipedia!

 

Feria de Desprecios

Mola mucho cuando llegas a ese punto en el que te pasas todo el día discutiendo con tu pareja. Sí, es muy guay. Por regla general al poco tiempo pasa a ser tu expareja y de ahí pasamos la fase de duelo y olvido, que puede durar días, meses, años, siglos, todos dentro de un Marco Incomparable. ¿Fuiste tú el culpable o lo fui yo? Ni tú ni nadie. Todos y tú, baby. Pero es verdad que hay que intentar ver más allá del cuadro y del marco. Incluso los monstruos más feos pueden ser hermosos si se dejan, besar, acariciar y querer. Diego Cadierno aka Promising/Youngster  hizo una remezcla muy chula de este tema.

 

Convertidos en Estatuas

Vuelta la burra al trigo con el tema del olvido. Que pesadez… Se ve que mi memoria es una zorra obsesiva con un taladro en una mano y la biblia en la otra. ¡La culpa! Ese gag católico que inunda las consultas de psicólogos y psiquiatras. Si a eso le añadimos la imagen de una casa señorial de La Bañeza (mi pueblo) devoradora por las hiedras, un riff de guitarra con el que me desperté una mañana en mi cabeza, un poquito de “Pictures of You”, otro poquito del video decadente y romántico de “Catch” más otro poquito del lúgubre y, para mi gusto, divertidísimo video de “Lullaby”, todos ellos obra y milagro The Cure, tenemos casi la fórmula completa del flambeado. El ingrediente secreto que falta es… ¡Sí! ¡Jarabe para la tos!

 

Que Respiren los Demás

Mi canción preferida del disco. La única que escucho y como tenga el día ñoño, lloro como una magdalena. Snif.

 

La antigüedad como faro y brújula

Cuando me enteré que Seth, el dibujante de cómics, un tipo nacido el 16 de septiembre de 1962 Clinton, Canadá, (wikipedia says) se viste y peina como un paisano de los años 50, me pareció el colmo de la nostalgia. Un tipo intentando vivir una época que no vivió. Me resulta fascinante y aterrador a la vez. La antigüedad, y no la modernidad, como referente. ¿Acaso es de cobardes no vivir en el presente? ¿Y defenderse sin armas es de valientes? Ambas son una auténtica extravagancia. “Stravaganza” es nombre de pizza congelada y Dr Oetker de urólogo chiflado. Javi Betacam también hizo en su día una versión muy chula de esta canción.

 

Escucha I, II, III y IV de Gente Joven

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.