Sandro Perri – Soft Landing (Constellation)

El sello canadiense Constallation sigue en la brecha desde que iniciara su andadura en 1997 de la mano de Don Wilkie e Ian Llavsky. Su aportación al indie rock local se antoja crucial. Quizás el nombre más reconocible del sonido y estética de la disquera sea el colectivo Godspeed You! Black Emperor (nunca pude con ellos, valga decirlo), pero su cancela ha estado abierta para que dieran lecciones de genio gente tan diversa entre sí como Tinderticks, Matana Roberts, o el último Vic Chesnutt.

Uno de los activos más singulares de la factoría es Sandro Perri, compositor de Ontario que, anteriormente a grabar bajo su nombre, había formado parte del grupo Polmo Polpo y de Offworld, ambos grupos buques insignia del sonido que ha ido desarrollando el negociado de Wilkie y Llavsky.

En su nuevo disco, el fantástico Soft Landing (Constellation, 2019) abre Perri con una larga suite de dieseis minutos, “Time (You Got it)”, de lánguido country soul, cuyo arranque recuerda a la Velvet Underground más domesticada, y por cuyos sinuosos recovecos se van bifurcando las notas de su guitarra, unas percusiones caribeñas que recuerdan a Santana, retazos de bossa nova, y sintetizadores y flauta que le dan un groove ingrávido y hasta cierto punto abstracto. Una delicia.

En “Floriana”, un instrumental que es como si fuera un pentagrama perdido en los archivos del “Abraxas”, y por otro lado música incidental que se oyera a lo lejos en una noche calurosa a bordo de un crucero. “God Blessed The Fool” es un temazo de soul que fija la diana en el primer y lascivo Prince, el de Dirty Mind por ejemplo, y cuyos mullidos sonidos hacen un pacto con el AOR de frecuencias West Coast AM de los 70.

El influjo de Fleetwood Mac es evidente en “Back On Love”, y “Soft Landing” es su peculiar revisión (o plagio) del “Albatross”, pero en este caso tiene mucho más peso el acento brasileñ, y esa forma tan única de transportarnos a universos paralelos en los que uno se siente tan agustito. Música liviana, casi esbozada, en tiempos de aceleracionismo.

Escucha Sandro Perri – Soft Landing

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.