¡Viva Keanu Reeves!: Un Homenaje

Parece que Keanu Reeves vuelve a molar: Las películas de John Wick funcionan súper bien, pone voz a un personaje de Toy Story 4 y también es personaje de un nuevo e impactante videojuego. Además, sus apariciones en los medios de comunicación están siendo de lo más divertidas e inspiradas. Pero la pregunta es ¿cuándo dejó de molar Keanu Reeves? Vale que hasta John Wick llevaba tiempo sin un papel exitoso, pero hablamos de Keanu, nunca ha dejado de molar. Porque en el cine lo de ser cool va mucho más allá de los últimos triunfos que hayas tenido. Salvando las -gigantescas- distancias pero ¿cuándo dejó de molar Marlon Brando? Pues a eso voy.

 

Keanu Reeves es el tío que antes de actor era bajista en una banda de rock (Dog Star, sí, el nombre mola), es el Ted de Bill & Ted’s excelente adventure (1989), protagonizó My own private Idaho e hizo de Jonathan Harker en el Dracula (1992) de Coppola.

Recuerdo que hace poco volvía a ver esta última y me siguió pareciendo una gran obra. Me niego a llamarla Bram Stoker’s Dracula porque es mentira, es la visión de Coppola, no la del literato. Pero a lo que iba, el papel de Gary Oldman es tan desbordante que empequeñeció a todos los demás actores, aunque Keanue siempre me pareció el segundo mejor de todos. Ese Harker tan pusilánime, acojonado y arrepentido (menuda fiesta se mete con las vampiresas mientras el conde le tiene cautivo) estaba muy conseguido.

 

Al poco, Keanu protagonizó Speed (1994), un blockbuster de acción a día hoy irrisorio que en su momento te mantenía pegado a la butaca (además, la canción principal era un trallazo de Billy Idol) y empezó a perder fuerza en películas que siempre prometían más de lo que daban. Pero llegó a compartir pantalla con Al Pacino en The devil’s advocate (1997), que era otra película mainstream mejor de lo que se recuerda con un Pacino con momentos muy buenos aunque ya con muy mala puntería (¿o pocas ganas?) a la hora de elegir proyectos. Pero ahí estaba Keanu, al lado de Pacino, en un papel que hasta podía recordar al acojonado Harker pero en la cresta de la ola aunque la calidad de los guiones que protagonizaba fuera cuestionable. Y aquí llegamos a lo grande.

 

Después de toda esa discreción, se estrenó The Matrix (1999), un clásico de ciencia ficción en toda regla, a altura de Alien o Blade Runner. Y Keanu interpretó a Neo, el protagonista. La película fue un triunfo colosal y para qué queremos más, Keanu se hizo aún más mega estrella. Nunca había sido un actor brutal que cortara la respiración, pero sabía actuar, la cámara le quería y tenía un carisma muy particular. No se trataba de que arrollara con su personalidad, no tenía ese tipo de fortaleza, lo suyo era otra cosa, era una especie de saber estar, de temple. Y con Neo lo explotó a base de bien. La segunda y tercera parte de The Matrix fueron horrendas, tanto como para arrebatar a la primera su derecho a clásico, aunque lo sea.

 

Pero a partir de ahí Keanu dejó de involucrarse en buenos proyectos, tan solo se salva A scanner darkly (2006), clásico de culto que hay que reivindicar. Es cierto que hasta la llegada de la franquicia de John Wick la estrella de Keanu dejó de brillar, pero, aunque no hubiera revivido como lo ha hecho, siempre habría sido Neo, que no es poco.

Solo cabe alegrarse por que las tres partes de John Wick hayan vuelto a hacer de él una gran estrella. Además de caer bien, su vida privada ha sido bastante parecida a un infierno. No hace falta entrar en detalles, ¿pero qué queréis que os diga? Viva Keanu. Evidentemente la saga de John Wick no es precisamente cine de autor, sino violencia coreografiada en un universo que tiene la profundidad mínima para no hacerte sentir idiota y que puedas disfrutar de películas de acción como las de antes, bien hechas sin pretender nada más. Son el acompañamiento de las palomitas y la coca cola, y está muy bien que sea así.

 

3 comentarios sobre “¡Viva Keanu Reeves!: Un Homenaje

  • el 25 Junio, 2019 a las 4:01 pm
    Permalink

    Tiene pinta de ser majete, era colega de River Phoenix, hacia cine indie, tiene 2 o 3 pelis decentes, le llaman bodhi! Eso es un clásico!!! Y no la tontería pseudo filosófica de rastro q es Matrix, eso sí…como actor tiene más nivel interpretativo la chapa de una botella de cerveza q el bueno de keanu

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.