Entrevistamos a Belako

Este 2020 tenía todas las papeletas para ser el año de Belako y aunque al final no va a ser el año de nadie, el cuarteto vasco tiene motivos sobrados para sentirse satisfechos. Plastic Drama, su nuevo trabajo, está funcionando como un tiro y, dentro de las circunstancias, están tocando todo lo que pueden, con actuaciones tan rotundas como las de La Riviera de hace una semana. Aprovechando su visita a Madrid hablamos largo y tendido con Josu, Lore, Cris y Lander sobre este momento tan dulce musicalmente como duro en lo profesional.

“Estamos en un país en el que es mejor ser torero que músico”

Enhorabuena por el disco, la crítica y la gente a través de las redes estamos siendo bastante unánimes señalando que Plastic Drama es vuestro mejor álbum. ¿Estáis contentos con la acogida teniendo en cuenta las circunstancias tan difíciles que han acompañado su salida?

Lander: Muchísimo. La acogida del disco está siendo muy buena.

Lore: Los medios lo están poniendo muy bien y a la gente le ha gustado mucho. Y a nosotras nos ha encantado como ha quedado el disco.

Josu: Sí, los medios internacionales también.

Habéis jugado muy bien con la espera sacando tantos singles, generando mucha expectación. ¿Al lanzamiento creéis que le ha beneficiado, aunque os fastidie la gira?

Lander: Al disco sí. Ves las escuchas en las plataformas y están muy altas porque lleva el acumulado de todo el verano.

Lore: La gente ha estado confinada y al final ¿la gente que hace en casa? Ver pelis, escuchar música, leer libros… La pandemia ha ayudado a que la gente escuche más música. La cosa es que nosotras no vivimos de la venta de discos o de las escuchas, pero sí que hemos notado que desde el primer concierto que hemos dado la gente ya se sabía la letra de las canciones.

Lander: No solo en las plataformas. El pre order empezó en mayo y la gente a pesar de que puede pensar que ya lo va escuchando y lo conoce se han lanzado a comprarlo y es el disco que más hemos vendido.

Josu: Yo no sé si es gracias a lo que ha pasado. No podemos comparar porque es la primera vez que sacamos un disco con BMG, con un montón de gente haciendo un trabajo detrás que hasta ahora no habíamos tenido, entonces…

Cris: Y con distribución internacional.

Lore: También este disco es muy diferente al anterior. Más directo, los temas más cortos, que te entran más fácil, más inmediatos. El anterior era más experimental y a la gente no se le hace tan fácil de escuchar, entonces eso también se ha notado.

 

¿Esto era premeditado desde el momento de la composición de las canciones? ¿Buscabais hacer un disco más concreto y unitario? Render me numb, trivial violence siendo un gran álbum, podía pecar de disperso.

Josu: Este es el disco que hemos hecho en menos tiempo. Nos juntamos dos semanas y lo grabamos. En los dos anteriores era más, venga grabamos tres temas, pasan unos meses, volvemos a grabar otros cuatro temas

Lander: En Render me numb aunque había transiciones y puentes puede dar un poco la sensación de dispersión, había canciones más electrónicas, otra más de banda…

Josu: Aquí si hay teclados son muy concretos, cuerdas en un par de temas, pianos de verdad…

Lore: Es un equilibrio, que no sea demasiado experimental ni demasiado simple.

Da la sensación de que tras tanta experimentación habéis logrado encontrar el “sonido Belako”. ¿Era el objetivo o es solo un paso y ya estáis pensado en otra cosa de cara al futuro?

Josu: Supongo que seguiremos explorando, pero es la primera vez que me quedo muy a gusto con el sonido, de decir, joder, es redondo este disco.

Lander: Y de arriba abajo, todas las canciones.

Josu: Otras veces hemos grabado y queríamos otra cosa, que luego igual más adelante hemos conseguido y aquí lo hemos conseguido, pum, perfecto.

Cris: En cuanto nos hemos puesto a ensayar los temas para tocarlos en directo, como los grabamos con pocos elementos y son temas muy orgánicos, en seguida funciona para el directo cuando con el Render me numb lo que nos pasaba es que los primeros conciertos no estábamos tan seguras haciendo los temas porque era muy difícil hacer el setlist, encajarlos, que no se quedase como algo muy experimental en directo, que no hubiese demasiadas subidas y bajadas… Este nos ponemos a tocarlo y es como si llevásemos un montón de tiempo tocándolo.

Hablando de setlist y estas cosas, la secuenciación del álbum es perfecta. Cuando iban saliendo los singles no le terminaba de pillar el punto. Escuchado ahora lo veo muy unitario pero según iban saliendo estaba un poco perdido.

Lander: Gracias, nos rallamos la ostia con eso, hay que pensarlo muy bien.

Josu: Es que lo de los singles no fue premeditado, fue por la pandemia, y sí quisimos que fuesen muy diferentes entre sí. Sacamos “Tie me up”, luego la del piano, la tranqui, luego “All nerve”, que es súper post-punk.

A nivel de sonido, la experimentación es más a nivel de estructura, formal, que instrumental. La parte rítmica, Lander a la batería y Lore al bajo habéis dado un salto muy grande en Plastic Drama.

Lander: Yo creo que incluso está mejor interpretado. Ya después de los años vas tocando mejor. Aunque se supone que cuando grabas no debe haber fallos se va notando que tocamos mejor.

Josu: la base rítmica es más creativa, no solo un acompañamiento. Los ritmos, las líneas de bajo.

Lander: cada instrumento tiene mucha importancia. Sí que nos hemos currado cada instrumento mucho, las voces incluidas. Hay menos cosas pero más trabajadas.

Josu: Hemos vuelto a grabar en el mismo sitio y con el mismo productor e igual que el Render me numb hemos vuelto a grabar en cinta, así que ya compones pensando en que se va a grabar así.

 

¿Qué implicaciones tiene para el grupo grabar en cinta frente a grabar en digital?

Lore: Tienes que tenerlo todo ya muy pensado de antemano porque no puedes luego cortar, pegar, cortar, pegar. Puedes, pero con ñapas.

Josu: Es muy guapo porque de antemano, los sonidos a los que quieres llegar, llegas antes. No es como el ordenador, que piensas “luego en postproducción lo arreglamos” pero luego eso nunca pasa.

Lore: En vez de después andar buscando el sonido, desde el principio sabes cómo va a quedar y das con lo que buscas. Y al mezclar se tarda menos.

Ander: La toma gana importancia.

¿Habéis grabado algún tema en directo los cuatro a la vez?

Ander: batería y bajo sí, los cuatro no.

Josu: para el siguiente grabaremos seguro los cuatro.

Cambiando de tema, a nivel lingüístico, por primera vez no cantáis en euskera ningún tema.

Cris: Ha surgido así. Josu tiene otro grupo en el que hace todas las letras en euskera (Lukiek, muy recomendables), que es una maravilla, por cierto…

Josu: Trece canciones en euskera en el primer disco, no me quedaban más ya (risas). Es un rollo muy noventero, muy Nirvanero. Otra cosa.

Pero os estrenáis con el francés. ¿Por ampliar mercados? ¿Estrategia comercial?

Cris: Lo del francés es la anti estrategia total (risas).

Lore: Por fin tenemos distribución internacional en Alemania, Inglaterra, México… Un montón de países pero ninguno de habla francesa y justo sacamos una canción en francés (risas)

Lander: Nos sonaba a Blonde Redhead, el sonido y la forma de cantar y como Cris sabe francés y le pegaba… La letra es muy onírica.

Cris: A mí me daba mogollón de respeto y es con la que más contenta estoy.

Lore: La voz quedó perfecta. La grabó para guía y se quedó así.

Cris: Es que eso no se podía repetir, no quedaba tan bien. Como “Strangers in a box”, que está grabada con el móvil y el sonido del ordenador. Da igual las veces que la quisiese repetir que no salía igual.

¿Cómo afecta el confinamiento a un grupo de vuestro tamaño, de vuestro estatus? Sin directos…

Lander: Un palo terrible.

Lore: No se gana dinero de la venta de discos y de camisetas.

 

Antes me decíais que os está yendo muy bien en las plataformas, pero de eso no se vive. ¿En Spotify cuanto podéis sacar al mes?

Ander. Pues 0,0026€ por reproducción.

Lore: Llevábamos viviendo de Belako dos años pero viviendo de los conciertos. Sin conciertos no podemos vivir del grupo. Ni de coña. Y no tenemos ni una hipoteca, ni hijos… Si no, no viviríamos.

Lander: Vivimos de la música pero mileuristas. La gente piensa que como te dan premios, haces giras, ahora estamos número 5 en ventas con Plastic Drama piensan que estás forrado y nada… Lo de las reproducciones y lo que se cobra sería un detalle si la profesión de músico estuviera bien regulada. Nosotras somos cuatro autónomas en una comunidad de bienes y es la vía que tenemos. Comparas la situación con Francia u otros países, donde das 50 conciertos al año y cotizas todo el año, es un paraíso comparado con aquí. Si estuviera todo bien regulado pensarías, bueno, no me llevo mucho del streaming pero podríamos vivir sin hacer malabarismos. Estamos en un país en el que es mejor ser torero que músico.

Cris: No se nos considera una gente seria.

Para el año que viene el panorama, aunque vuelva la música en directo, es desolador porque toda la gente que saca disco en 2021 no va a tener hueco en los carteles de los festivales, que mantiene a los que ya tenía firmados, y las salas parecido.

Cris: Se van a organizar los “Juegos del hambre” entre músicos y va a haber que pelear a muerte por tocar.

Lander: Esperamos que salgan cosas nuevas porque si no, lo que tú dices, quien estaba preparando el disco y no tiene nada o estaba tomando un año de descanso…

Aunque hayáis hablado mil veces de ello no puedo dejar de preguntaros por vuestra gira por auto cines. ¿Qué conclusiones sacáis de la experiencia?

Lander: Fue loquísimo y organizarlo también, pero fue súper emocionante. Muy curioso, menos frío de lo que esperábamos. Gente subida en los coches, gente fuera de los coches, en terrazas con su cervecita, bocinas… muy locos. La gente encantada y nosotras más felices que nadie.

Cris: Y ver familias, al no ser en sala la gente venía con los hijos y estuvo muy bien.

2 comentarios sobre “Entrevistamos a Belako

  • el 2 Octubre, 2020 a las 1:25 pm
    Permalink

    Cosa seria lo de estos chicos

    Respuesta
  • el 3 Octubre, 2020 a las 10:07 am
    Permalink

    Van como un tiro y me alegro mucho por ellos, zorionak. A mí me enganchó Eurie y a veces echo de menos esa candidez y ese sonido, pero es innegable que están llamados a cosas muy grandes en los próximos años.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.