Festival Oh, See! (Auditorio Cortijo de Torres) Málaga 20-21/05/22

La tercera edición del Festival Oh, See! reunió en el Auditorio Municipal Cortijo de Torres de Málaga a un buen puñado de nombres importantes de la escena nacional, así como diferentes sesiones de dj’s, consagrando a la cita como una de las más señaladas en el calendario musical de la capital de la Costa del Sol. Fueron dos jornadas con asistencia masiva que alcanzó el sold out de entradas de día, con la agradecida estrategia de no saturar el recinto para que la experiencia resultara cómoda y disfrutable para los asistentes.

El viernes arrancó con la pegada de Mujeres, combo catalán que a lo tonto se está recorriendo el país presentando las bondades de un disco tan redondo como Siento Muerte (Sonido Muchacho, 2020), aquel trabajo que nos alegró los días de confinamiento estricto a base de bofetadas de pop-rock rabioso y con letras punzantes que transitan por el poder de la música, el amor y la amistad. Son sinónimo de pogo, diversión y energía a raudales. Cuando suena “Tú Y Yo” uno solo puede celebrar la vida en estado puro. A continuación, Manel no bajaron para nada el listón y entregaron un set equilibrado y muy festivalero, con picos de intensidad como “Boy Band” o “Sabotage”, un sonido inmaculado y una actitud que incitaba al baile y al hedonismo absoluto. El carisma de Guillem Gisbert lideró una eléctrica y estupenda revisión de sus clásicos más conocidos, en un concierto que dejó con ganas de más. Les esperamos pronto por aquí de nuevo. Tras su reciente paso por el festival En Órbita granadino (al igual que Mujeres), Alizzz desplegó un recorrido más inspirado por su estupendo debut en largo, ese Tiene Que Haber Algo Más (Warner, 2021) que nos removió tanto a finales del año pasado. Sus canciones son todas tarareables, con melodías que se sostienen sin apenas ornamentos, y levantan el vuelo sobre el escenario convirtiéndose en todo un acierto para caldear el ambiente. “Ya No Vales”, “Amanecer” o “El Encuentro”, brillaron sin echar de menos a sus estrellas invitadas en el disco.

Metidos ya en faena llegó el momento estelar para servidor de todo el evento. “La Puta Rave” ideada por Zahara en compañía de un equipo estelar conformado por su inseparable Martí Perarnau IV, el productor Manuel Cabezalí y las bailarinas Olga Suárez y Paulina Coelho superaron todas las expectativas recreando las raves londinenses y berlinesas con una puesta en escena espectacular, y sumergiendo al público en una espiral envolvente de ritmos dance al límite entre los que sus hitos pretéritos y los ya clásicos de su mayúsculo Puta (G.O.Z.Z. Records, 2021), se abrazaron en completa armonía redondeando un setlist apabullante. Su show deberá quedar en la memoria de los conciertos para enmarcar de este festival, gracias a tamaño derroche de actitud, talento y atrevimiento. Era fácil encontrarse rostros perplejos al finalizar esta oda al escapismo y al baile sin límites, en la que “Merichane”, “Berlín U5”, “Taylor”, esa copla tan personal como es “Dolores”, “Crash” o “Sansa” se fundieron con mantras de Taylor Swift o Britney Spears en una experiencia total que solo admite aplauso y rendición.

No lo tenían fácil los otros cabezas de cartel del viernes, los granadinos Lori Meyers, para mantener por todo lo alto los niveles de serotonina segregados durante el recital de Zahara, pero consiguieron enganchar al público desde el principio gracias a un sonido inmaculado y a unas contagiosas ganas de pasarlo bien que se proyectan en la actitud siempre cercana y plausible de Noni. La selección de temas ayudó a encadenar un hit tras otro sin apenas descanso, brillando en las ya esenciales “Luces De Neón”, “Mi Realidad”, “Siempre Brilla El Sol” o “Emborracharme” para acabar explotando con una “Alta Fidelidad” que se ha convertido ya en una especie de ritual en sus conciertos, por la interacción de la gente gracias a su letra. Y es que … “todo esto es culpa de la gente”. Siempre infalibles.

Varry Brava pusieron el broche a la jornada con su pop de celebrada ligereza que puso a bailar a todo el mundo a pesar de las escasas fuerzas ya acumuladas. “Raffaella” nos hizo recordar el Benidorm Fest y aún no sabemos si para bien o para mal.

El pistoletazo de salida a la jornada del sábado lo pusieron Karavana, quienes no cambiarán la historia del pop pero saben cómo hilvanar un concierto en el que el ritmo no decae y sus riffs tan deudores de The Strokes enganchan sin apenas proponérselo. Amatria por su parte desarrollaron un set delicado y singular que subrayó su carácter especial dentro de nuestra escena. El electropop impactante de Cupido supo a gloria cuando el ambiente ya empezaba a coger forma , como antesala a otro de los pases más celebrados del día : la visita del gran Kiko Veneno, por el que no pasan los años, y que todavía es capaz de entregar discos notables que bien superan la calidad y el talento de muchos nuevos nombres. Y es que el que tuvo, retuvo. Su excelente banda le llevó en volandas a lo largo de los varios rescates a una discografía tan extensa y exitosa como la suya. “Echo De Menos”, “Volando Voy”, “Joselito”, o “En Un Mercedes Blanco” son historia viva de la música popular española, y poder disfrutarlas en directo fue todo un privilegio a sumar a los mejores momentos de esta edición del festival.

Ángel Stanich recogió el testigo e hizo gala de su imponente presencia y carisma a lo largo de un pase divertido y ágil que tuvo sus picos de intensidad en las infalibles “Un Día Épico”, “Carbura!” o “Mátame Camión”, para acabar entre el público con su ya habitual baño de masas.

El carácter ecléctico del cartel se subrayó con la presencia de Nil Moliner quien llenó el escenario con sus ritmos bailables y sus ganas de fiesta, antes de que Ginebras desplegaran sus estribillos hipervitaminados a lo largo de sus píldoras de pop desenfadado con “La Típica Canción” y su versión del “Con Altura” de Rosalía como momentos álgidos. Fueron entonces Carolina Durante los que tomaron el relevo con sus descargas rabiosas y contundentes que hicieron temblar los cimientos del auditorio. Los versos cargados de intención y lanzados al cielo malagueño con rabia y pasión por Diego Ibáñez, condensados en trallazos pop con ramalazos punk del calibre de “Granja Escuela”, “Las Canciones de Juanita”, “Joder, No Sé” o ese himno contemporáneo que es “Cayetano” vinieron a reafirmar, por si hacía falta, su papel como protagonistas dentro de la lista de grupos más ilusionantes de las últimas hornadas del pop independiente nacional.

La traca final reservaba la despreocupada propuesta de Nancys Rubias, y su volcánica revisión de clásicos inapelables que lo mismo bebe de Blondie que recurre a Icona Pop o Mando Diao sin más intención que la de hacer pasar un buen rato sin grandes pretensiones. Y qué mejor que enlazarlo que con el superpop de Fangoria, que tenían el triunfo asegurado con solo recurrir a su extenso fondo de armario que no rehuyó de los esperados guiños a su época con los Pegamoides (“Bailando” , “Perlas Ensangrentadas”, “Ni Tú Ni Nadie” , “A Quién Le Importa” o “Mi Novio Es Un Zombi” junto a Nancys Rubias) pero que también nos regaló instantes tan mágicos como los de “No Sé Qué Me Das” o “Retorciendo Palabras” de la vigente etapa artística de Alaska con Nacho Canut. Imposible no conectar con tal cantidad de estribillos memorables que nos han acompañado desde hace tanto tiempo. Gran broche final para un festival que resultó un triunfo a nivel de audiencia y a nivel musical y que promete muchas grandes emociones para su próxima edición, que ya tiene fechas: marquen en rojo en sus agendas el 26 y 27 de mayo de 2023 y, ¡que siga la fiesta!

Fotos Festival Oh, See!: José Megía

Un comentario en «Festival Oh, See! (Auditorio Cortijo de Torres) Málaga 20-21/05/22»

  • el 25 mayo, 2022 a las 4:35 pm
    Enlace permanente

    ¡Gran crónica! Transmite tanta pasión que, realmente, apetece investigar a cada músico y música desconocidos, volver a disfrutar de lo conocido, lamentar mucho no haber estado y asegurarte no faltar al próximo.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien