James Dean Bradfield comparte ‘The Boy From The Plantation’

La semana pasada, James Dean Bradfield nos regalaba algunas pinceladas de su nuevo proyecto en solitario con la presentación de ‘There’ll Be A War’ y ‘Seeking The Room With The Three Windows’. Hoy, nos sorprende con un nuevo single adelanto, ‘The Boy From The Plantation’, una canción alegre con originales riffs de guitarra que nos recuerdan a las melodías del Johnny Marr más auténtico.

Y es que, este single tan llamativo forma parte de ‘Even In Exile’, un proyecto muy especial en el que James Dean Bradfield ha querido rememorar la vida y la muerte del poeta, músico y activista chileno, Víctor Jara. A veces de una forma biográfica y otra, un tanto soñada, Bradfield otorga vida musical a las letras escritas por el poeta y dramaturgo Patrick Jones. En palabras del artista: “En algún momento a principios de 2019, Patrick me dio un puñado de poemas, cada uno de los cuales tocaba diferentes aspectos de la vida de Víctor Jara. Cuando los leí, me sorprendió la idea de que si una vida significa algo, continuará después de la muerte. Ese pensamiento me quedó grabado y me hizo querer convertir las palabras de Patrick en un disco.”

“Una de las razones por las que la historia de Víctor resonó profundamente en mi cabeza, entonces y ahora, fue porque su vida, como la de otras tantas personas políticamente activas de aquella época, acabó en muerte. La idea ahora de que la libertad de pensamiento político podría terminar en muerte sigue siendo demasiado impactante. Sin embargo, vivimos en una época en la que la política de oposición conduce a una amargura incalculable y una total falta de empatía, compromiso o respeto. Es tan destructivo… creo que este período de la historia muestra que la vida de Víctor Jara es relevante. Una y otra vez, su voz vuelve. A finales de 2019, cuando estaba terminando el disco, la gente se reunía en la Plaza Italia de Santiago de Chile y cantaba sus canciones protesta contra el gobierno actual. Su voz es un eco que inspira confianza y orientación. Al volver a investigar su música, he aprendido que la música que tiene motivaciones políticas no necesariamente tiene que ser un castigo polémico, sino que puede ser poética, personal y musicalmente transcendental”. – James Dean Bradfield

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.