Neil Young – Royce Hall 1971 / Dorothy Chandler Pavilion 1971 / Citizen Kane Jr. Blues (Warner)

Como viene pasando últimamente, las novedades en el catálogo de Neil Young no dejan de sucederse y se acumulan en el teclado de este humilde redactor. Antes de que vuelva a la carga con su nuevo y prometedor lanzamiento junto a Promise of the Real, toca abordar sus tres referencias más recientes, en las que da continuidad a su Oficial Bootleg Series.

Esta serie, que se inició con su magnífico concierto en el Carnegie Hall de 1970, continúa centrada en explotar la faceta acústica en que tan bien se desenvuelve el autor de “Old Man”. Royce Hall 1971, grabado en el Campus de la californiana UCLA el 30 de enero de aquel año y Dorothy Chandler Pavilion 1971, registrado apenas dos días después en el mítico recinto angelino, son dos conciertos casi calcados y ciertamente redundantes respecto a, por ejemplo, el citado primer volumen de la serie o el aún reciente Young Shakespeare.

Puntos en común: un cancionero aún incipiente pero ya asentado en la excelencia (suenan “Cowgirl in the Sand”, “Sugar Mountain”, “Ohio” o “See the sky about to rain”), un intérprete con ganas de gustar que logra su objetivo en cada toma y un sonido magnífico que realza los matices interpretativos del joven Young. Con un repertorio prácticamente idéntico (la única diferencia estriba en que en Royce Hall se incluye “Down by the river”), ambos lanzamientos son bazas ganadoras aunque el camino esté ya trillado.

La sorpresa dentro del trío de directos llega con Citizen Kane Jr. Blues, polvoriento e improvisado recital registrado en el club The Bottom Line (NY) el 16 de mayo de 1974. Resulta que el bueno de Neil Young se encontraba en dicho local asistiendo a un concierto de su admirado Ry Cooder cuando tras finalizar su actuación fue requerida su presencia sobre las tablas. Con su guitarra y una harmónica prestada, Young da buena cuenta de sus composiciones más recientes (algunas recién grabadas para lo que sería On the Beach) y rescates nada obvios, ejecutando un repertorio tan desbordante de calidad como insospechado, incluso escuchado hoy en día que ya conocemos las canciones. “Revolution Blues”, “Greensleeves” o “Pardon my Heart”, que acabaría siendo parte del magistral Zuma, son solo pequeñas muestras del encanto de un ensoñador directo que hace honor a su condición de bootleg: registrado con un grabador de cassette a pelo, el tintineo de los cubiertos y las conversaciones de los asistentes asoman de vez en cuando entre lo que parece un club atestado y repleto de humo. Un auténtico caramelito sin conservantes ni colorantes.

Escucha Neil Young – Royce Hall 1971 / Dorothy Chandler Pavilion 1971 / Citizen Kane Jr. Blues / Toast

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien