Entrevistamos al responsable del sello Larvin Music

Larvin Music es un sello que está relanzando verdaderas joyas del rock español en cuidadas ediciones con el vinilo como soporte. Nos pusimos en contacto con Julio Fernández, su Director Artístico, para charlar sobre algunos de los discos míticos que han reeditado recientemente y para saber cómo funciona hoy día una discográfica dirigida a melómanos.

“Estamos en el mejor momento con el formato vinilo”

¿Cómo surge Larvin Music?

Surge de unos antiguos compañeros de la discográfica de los noventa, Arcade Music, que estaba especializada en recopilatorios de todos los estilos y lanzamientos dance, y de otros socios que también se dedican al sector del entretenimiento. Pensamos que había un gran interés por los vinilos a modo de coleccionismo y entre los DJs, que muchos de ellos vuelven a pinchar en vinilo, y nos decidimos a montar el sello.

Entiendo que embarcarse en una aventura así tiene un componen de negocio, pero también de amor a la música y al vinilo.

Por supuesto. Estamos en el mejor momento con el formato vinilo. Lo uno lleva a lo otro, pero el romanticismo y amor a la buena música hace que el negocio sea más llevadero.

¿Hay que hacer muchos números para sostener una discográfica especializada como la vuestra?

Muchos números, ya que la fabricación del vinilo es muy cara, porque es un acetato de máxima calidad de 180 gramos y en color en la mayoría de los casos. Nosotros apostamos por el trabajo bien hecho.

Me gustaría hablar contigo de algunos de los álbumes que tenéis en catálogo, porque son verdaderos clásicos. Por ejemplo, No mires a los ojos de la gente, de Golpes Bajos.

Tanto A Santa Compaña como No mires a los ojos de la gente son dos joyas musicales de la historia de nuestro país, que gracias a la colaboración de María Pacheco del sello Nuevos Medios, hemos podido reeditar, remasterizar y poner en el mercado, ambos vinilos en color para coleccionistas. En el caso de Golpes bajos el primer EP se llamaba también Golpes Bajos, ahora lo hemos rebautizado como No mires… porque contiene un tema más, que es la versión en directo de “Cena recalentada”. Es una edición limitada lanzada con motivo del Record Store Day.

¿Cómo os ocupáis de la remasterización de los álbumes?

Masterizamos en digital utilizando pluggings analógicos como se hacía en los setenta y ochenta, cuando se fabricaban los vinilos.

¿Soléis tener contacto con los artistas que reeditáis? ¿Se trabaja la reedición de forma conjunta?

Tenemos contacto con nuestros socios, es decir, con todos aquellos sellos con los que hemos cerrado licencias. Entre las dos partes intentamos crear el mejor resultado. Valoramos mucho el criterio de los sellos con respecto a las portadas, para respetar las obras primigenias y haciendo auténticas obras de restauración en los diseños, porque en muchos casos no existe documento gráfico sobre las portadas.

Otro clásico de vuestro catálogo es Quien no corre, vuela de Ray Heredia. Un disco importantísimo para el nuevo flamenco.

Un disco súper buscado, ya que, desafortunadamente, fue su primer y último disco, pues falleció muy joven. Es uno de los incunables dentro de los vinilos. Es un vinilo en color amarillo a juego con su portada. Muy llamativo.

También tenéis disponible Pequeño salvaje de Kiko Veneno, que ahora vive un momento muy saludable con su último discazo, Sombrero roto. Pequeño salvaje es importante porque es radicalmente heterogéneo.

Si, efectivamente, los ochenta fueron una época de transición para Kiko Veneno. Buscaba ampliar su vocabulario musical y ahí nació esta joya musical. Esta edición de Pequeño salvaje es en vinilo morado.

Sigamos con Inoxidable de Tabletom, un clásico, aunque el grupo haya sido reivindicado un poco a posteriori.

La obra de los malagueños es uno de los discos más buscados por los coleccionistas de la historia de la música española. Inoxidable fue su tercer álbum, publicado en 1992. Guitarras bluseras a ritmo de jazz y reggae, rock andaluz de coros big band de trompetas bajo la producción de Ricardo Pachón. Una joya oculta. Se reeditó también para el Record Store Day, causó revuelo y se agotó.

Por supuesto, dos de las grandes estrellas de vuestra discográfica son los dos primeros álbumes de la Banda Trapera del Río. ¡Más punk que el punk!

Fueron la banda más representativa del punk catalán, siguen en activo con un nuevo disco. Y nosotros lo reeditamos curiosamente antes de saber que tenían nuevo disco porque nos parecían muy interesantes. Los vinilos son en acetato blanco y rojo transparente, estamos en contacto con ellos porque les han encantado los discos.

¿Qué planes tenéis para el futuro? ¿Qué nuevas reediciones estáis planeando?

Continuar desarrollando este bonito proyecto con nuevas alianzas y acuerdos venideros con nuevas reediciones que potenciaremos en la medida de lo posible. Hemos creado Rockdemoniun, un subsello dedicado al rock y heavy, para reeditar discos muy buscados y coleccionables. Como primer fichaje artístico hemos lanzado Tangerine Flavour (primer grupo millennial cuya apuesta en vinilo ha sido definitiva), una banda de rock americano en inglés cuyo directo es brutal. Invitamos a vuestros lectores que visiten nuestra web www.larvinmusic.com donde hay tienda online por si les interesa alguno de nuestros lanzamientos y a seguirnos en redes sociales. ¡Muchas gracias!

2 comentarios sobre “Entrevistamos al responsable del sello Larvin Music

  • el 5 Agosto, 2019 a las 10:47 am
    Permalink

    Yo creo que los vinilos son un robo. Deberían costar 10 €

    Respuesta
  • el 11 Agosto, 2019 a las 2:59 am
    Permalink

    I pay a quick visit day-to-day a few blogs and information sites to read articles, however this website offers feature based posts.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.