Slim Cessna´s Autoclub + John Doe – Sala Caracol (Madrid)

Si a un norteamericano le dices el nombre John Doe, dará por hecho que te estás refiriendo a alguien que no se ha podido identificar, como por ejemplo; un cadáver del que no se sepa su procedencia, o a alguien que quiera mantener el anonimato en una acción legal. Para eso se utiliza el nombre en cuestión en U.S.A y que el guitarrista y cantante John Duchac se pusiera ese sobrenombre no es casual, ya que es el cantante y fundador de una de las bandas pioneras del Punk californiano; X.

El caso es que Slim Cessna se le ha traído para su gira Europea, aunque realmente era difícil saber quien se había traído a quien, ya que las ganas de ver a John Doe por parte del público (al menos en Madrid) eran casi mayores que por ver a los de Denver. Disquisiciones mías aparte, si digo que el concierto del californiano fue encantador no exagero. Acompañado por su banda, gente sobradamente experimentada (por lo que vimos; impresionante ver y oír tocar a esa señora la Slide Guitar como si tal cosa, sacando unos sonidos perfectos para acompañar a la certera guitarra de John, o al bajista moldeando el característico sonido de un Fender  Fretlessse) arrancó con “The Losing Kind”, para seguir con un setlist se movió entre algunos temas de su último trabajo (los menos) y un repaso a su carrera en solitario; “Twin Brothers”, “Ready”, “Hwy 5” o “The Golden State”.

También tuvo tiempo para tocar un par de temas de su primera banda (recientemente reunidos en formación original y por los que un servidor mataría por ver por aquí) los mencionados X; “White Girl” y “The New Wolrd”.  En definitiva, concierto emocionante y elegante del Caballero Punk, reconvertido hace años al Rock Norteamericano de raíces o Neo Country como nos empeñamos en llamarlo ahora.

Hablar de Slim Cessna y su banda es hablar, sobre todo, de un par de chalados, el propio Slim y su inseparable Jay Munly (atención al proyecto en solitario de este último, Munly & The Lupercalians) y su extraña obsesión por Jesucristo y el reverso tenebroso de la “Country Music” Americana. Me atrevería a decir que estos tipos son la vanguardia del “Neo Country”, ya no solo por sus ritmos, que también, si no por su puesta en escena y el espectáculo que dan, siempre provocador y  bizarro.

Que Jay Munly casi se te caiga encima a la primera canción ya es toda una declaración de intenciones. Ya sé que uno tiene predilección por la gente que se deja el alma en el escenario, pero lo dicho, su música en directo no le va a la zaga a su actitud.

Contado así, puede parecer que nos encontramos ante unos simples payasos, nada más lejos de la realidad, la solvencia de los músicos de la banda, con especial mención al guitarrista y al contrabajista, son algo muy serio. Las voces de Slim Cessnas y Munly están perfectamente coordinadas, no tanto así sus salidas del escenario que son totalmente espontaneas. Su setlist fue una selección de su, ya dilatada, discografía, compuesta por ocho álbumes de estudio. Así, pudimos disfrutar de temas que nunca pueden faltar en su set como: “Americadio”, “Jesus is in my Body, My Body has let me Down”, “Children of the Lord” o su joya más Pop; “A Si”.

Que Jello Biafra haya sido su mentor desde el principio no es casual, el ex Dead Kennedy apuesta siempre sobre seguro. No sabemos si, finalmente, desapareceremos este 2012, pero sí sabemos, a ciencia cierta, que lo más parecido al final del mundo es un concierto del predicador Slim Cessna y sus predicadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien