The Cramps – File Under Sacred Music (Munster Records)

“No sé por qué los Cramps no aparecerán en muchas de las supuestas historias del Punk o del Rock en general” Lindsay Hutton. Así comienzan las notas escritas por uno de los fundadores (junto a Morrissey, como ya comentamos en el especial sobre Lux Iinterior que publicamos hace poco)  del club de fans de The Cramps, Legion of the Cramped, para el disco que nos ocupa.

No puedo estar más de acuerdo, puede que sea que porque realmente no eran Punks, ni Rockers ni nada, su música y universo eran tan inclasificables que les hace estar fuera de muchos reconocimientos “enciclopédicos” del Rock. Pero su impronta fue tal que hoy sería imposible imaginarse a artistas como los primeros The Jesus & Mary Chain, Black Rebel Motorcycle Club, Black Keys o Jon Spencer Blues Explosion, por sólo citar unos cuantos, si no hubieran escuchado a The Cramps.

Pero hablemos de esta recopilación que, si bien es cierto, no arroja muchas novedades para el admirador de Lux Interior y Poison Ivy, si lo hará para el neófito o todo aquel que se quiera adentrar en el enfermo universo Cramped. El disco se compone de los seis primeros singles del cuarteto y algunas canciones que en su día no se publicaron en ese formato.

Así podemos disfrutar del sonido crudo de “Surfin´Bird”, “The Way I Walk”, “Human Fly”, “Domino”, “Lonesometown”, “Mistery Plane”, “Fever”, “Garbage Man”, “T.V Set”, “The Mad Daddy” y “Twist & Shout”, todas ellas producidas por su mentor y amigo Alex Chilton, y otros siete cortes sacados de las sesiones de su L.P Psychedelic Jungle así como de otras grabaciones realizadas en Los Angeles durante 1981 y nunca publicados en formato siete pulgadas.

El disco ha sido editado por Munster Records con una cuidadosa presentación, tanto en el formato CD como en el formato vinilo, en este último se ha respetado hasta extremos insospechados el formato original, incluyendo las replicas de las carpetas  de los seis primeros singles y cuatro nuevas para el resto de las canciones.

He estado escuchándolo durante varios días seguidos y según estoy terminando de escribir esto me están dando unas ganas terribles de salir a la calle, esta noche con mis gafas de sol, gritando “Sunglasses After the Dark!”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien