Javier Corcobado

Lo que le falta a la humanidad es Amor, y le sobran la banca, la política y el dinero, es decir, la codicia desmesurada que es sinónimo de carencia de belleza


 
Javier Corcobado no necesita presentación, el otrora conocido como, «Príncipe del Underground», es uno de los autores más versátiles de nuestro tiempo y sus múltiples facetas, ya sea como músico, poeta, novelista, agitador… así lo atestiguan.  
 
Metido de lleno en perfilar lo que es su proyecto más ambicioso; «Canción de amor de un día» (CACUD), en el que hay involucrados más de cien artistas, tiene tiempo para comenzar una gira con Aintzane Aranguena, presentado su nuevo espectáculo, «Poemas a una Canción de Amor«. Entre medias también tiene tiempo para reunir a la banda más emblemática de la «No Wave» española, Mar otra vez y decirnos fechas definitivas de esta reunión. Nos lo cuenta todo en esta entrevista.
 
En primer lugar, gracias por concedernos esta entrevista, Javier. La última vez que charlé contigo fue hace cuatro años, cuando editaste el excelente «Luna que se quiebra sobre la tiniebla de mi soledad».  
 
Encantado de volver a hablar contigo, Fernando.
 
Hablando de tu última entrega discográfica, «Los Estertores de la Democracia», de muy elocuente título, encontramos en él estilos sonoros muy presentes en toda tu carrera, pero a la vez muy variados. Quiero decir que el álbum no se sustenta precisamente sobre un pilar estilístico o sobre unas etiquetas musicales concretas. ¿Cómo te planteaste el resultado final del disco?
 
Como bien dices, hacer una descripción estilística sobre las canciones del álbum no parece tarea fácil, pero sí lo es si conoces mi obra en profundidad. En Los estertores de la democracia (LP) puedes encontrar mi vertiente melódica o de crooner, en canciones como «El mar es mi corazón» o «Sombrero de barcos», o la mezcla de grito y balada en «Les falta amor»; el ruido puro en «Ruido despacio», grabación que realicé en 1980 junto a mi hermano Gustavo, y el single más largo de la historia, primer adelanto del disco en versión digital: «Los estertores de la democracia», que para mí es música Disco primitiva, en la que incito a gritar el ansia de libertad desde el alma. En definitiva, el elepé es un pequeño adelanto de algunas de mis piezas pertenecientes a CADUD, que vamos a presentar en directo con una amplia gira que se prologará desde este año 2015 hasta 2016.
 
Como bien dices, la canción principal la que da título al disco es una extraña mezcla de Disco, Funk, Soul que a ratos deviene en una auténtica salvajada al estilo de tus primeros tiempos en Mar Otra Vez, o al menos eso me parece a mí. Además es un tema de 30 minutos, lo que duraban antes los L.Ps. ¿Cómo te planteas desarrollar en directo una canción de estas características sin que el resultado final no sea muy diferente al del disco?
 
En los conciertos hacemos una versión más corta. Hago dos versiones distintas en directo: una con Javier Corcobado Orquesta y otra en el show de palabra y ruido Poemas a una canción de amor que realizo junto a Aintzane Aranguena. La versión completa ya llegará…
 
Hablando de Mar Otra Vez. Te lo dije en el 2011 y te lo diré siempre que pueda. Yo era sólo un niño cuando escuché a Mar por primera vez, muy poco tiempo después comencé a entenderlo y me volasteis la cabeza. ¿De dónde sacabais las ideas para hacer esa música por aquel entonces? ¿Erais conscientes de que estabais haciendo algo único?
 
La arrogancia y soberbia de la que adolecíamos nos hacía pensar que hacíamos algo único. Lo que ocurría es que no era muy premeditado: surgía espontáneamente y los ensayos eran exhaustivos y minuciosos. En 1985, cuando se editó el disco, a la mayoría de la gente le parecía insoportable, ruidoso y raro, excepto a quien tenía la sensibilidad suficiente y la carencia de prejuicios para escuchar nueva música. Había mucha pasión y entusiasmo.
 
El año pasado dejaste entrever a través de tus redes sociales, que en el 2015 volverían Mar Otra Vez, precisamente para «celebrar» el 30º aniversario del lanzamiento del mencionado primer mini L.P. ¿En qué ha quedado la cosa? ¿Podemos confirmarlo?  En caso de respuesta positiva. ¿Cómo será ese «regreso»? ¿Habrá gira? ¿Único concierto? Soy un mar de dudas.
 
Sí. De hecho ya hemos tenido algunos ensayos y sí puedo confirmar nuestro reencuentro en un escenario: el 4 de diciembre de este año en la sala El Sol de Madrid, con la formación original: Julián Sanz, Javier Rodrigo, Andrews Wax, Luis Corchado y un servidor. Habrá artistas invitados, grupos actuales, como Sagrados Corazones o Les Rauchen Verboten, que forman parte de un disco tributo a No he olvidado cómo jugar embarrado/Fiesta del diablo y el cerdo junto a otras bandas jóvenes no wave, como Juventud Juché, Gran Poder, Medievo, Pablo Und Destruktion y Raisa. También está prevista una reedición especial del Mini Lp original con material de audio, gráfico y videográfico inédito, de cuya edición se ocupará Munster Records.
 
En septiembre vuelves a los escenarios para interpretar, junto a Aintzane Aranguena, el libro «Poemas a una Canción de Amor». Cuéntanos un poco en qué consistirán estos conciertos.
 
Leemos los poemas sobre el silencio mientras son proyectadas las imágenes y vídeos de Aintzane al fondo del escenario. Entre cada bloque de poemas realizamos improvisaciones de ruido con guitarras eléctricas afinadas en tonos inusuales, bajo eléctrico con distorsión, Spoinger (un instrumento eléctrico de percusión de fabricación casera), cajas de música, un Casio SK-200, samplers de iPad, globos, etcétera.
 
He visto un video con fragmentos de una actuación con Aintzane en la que usas una guitarra colgada del techo o algún soporte de la que sacas sonidos al mismo tiempo que tocas con otra guitarra. ¿Nos puedes contar algo más acerca de esta nueva guitarra?
 
No es nueva, era mi Gibson Les Paul Junior que usaba antes como Tormenta, pero hace unos diez años tuvo un accidente y hubo que amputarle la pala con los clavijeros para afinar, y la reconstruí, como hice antaño con las guitarras que rompía en el escenario, y pasó a ser la guitarra Tempestad. Hace seis años se la regalé a Javier Lomas, cantante de la Hermana Mary, que le incorporó tornillos para afinar, una prótesis dental y otros artilugios de acero. Un día, hace un par de años vino a grabar a mi estudio una pieza para CADUD, y volvió a mis manos. La veréis y escucharéis en los shows de poemas colgando del techo a modo de péndulo, acoplándose y tocándose sola… una masturbación de feedback…
 



Te veo muy metido con tu proyecto, CACUD. Si no lo he captado mal, se trata de una canción de 24 horas de duración que se editará en el 2016. Por mi parte estoy deseando escuchar el resultado final, pero me gustaría que nos ampliases la información respecto al proyecto y, sobre todo, como te planteas los formatos en los que será editada una canción de esa duración y como lo desarrollareis en directo.
 
Si me lo permites, seré conciso sobre Canción de amor de un día CADUD. Sólo puedo decirte que en diciembre Gonzalo Lasheras y yo haremos el ensamblaje total de las 100 piezas, es decir, de las 24 horas. A lo largo de 2016 se terminará también la fase de vídeo, para la cual estamos tratando de encontrar financiación, así como para el estreno en directo… Hay más de cien artistas implicados. En nuestra web se puede ver toda la información de este proyecto http://www.canciondeamordeundia.com/
 
El otro día, viendo imágenes de familias enteras que intentan entrar en Europa, huyendo de guerras sin sentido, me acordé de tu frase; «El Mundo tiene una pistola apuntando a la sien de su culo». Esa y otras invitaciones a actuar o, al menos, a reflexionar sobre lo que nos rodea, las encontramos en «Los Estertores…»  Tú ¿Cómo lo ves? Tenemos salvación o… ¿esa pistola se acabará disparando?
 
Lo que le falta a la humanidad es Amor, y le sobran la banca, la política y el dinero, es decir, la codicia desmesurada que es sinónimo de carencia de belleza. Los artistas tenemos el deber de seguir preservando la belleza. Un arma eficaz es la poesía aplicada no sólo a todas las disciplinas artísticas, sino a la vida cotidiana individual. Y el problema más grave es la sobredosis de humanos que infectamos e infestamos la Tierra, con una prepotencia basada en la ignorancia y en las mentiras que publican los medios de comunicación.
 
En 2011 me comentaste que lo que realmente te gustaría sería escribir novelas, supongo que es algo a lo que no te puedes dedicar plenamente por estar a tope (por fortuna para tus admiradores) con tu carrera musical. Que yo sepa no has vuelto a editar ninguna novela (corrígeme si me equivoco) desde, «El Amor no está en el tiempo». ¿Volverás a retomar la novela o tienes alguna preparada para publicar próximamente?
 
Escribí una novela en 2011 que sirvió para componer la música de CADUD y quedó archivada como guion de composición y para armar la estructura de la obra. Quizás la publique una vez terminada esta aventura. Ahora tengo previsto terminar un libro de relatos para que salga a la luz el año que viene. Pero, como tú dices, no encuentro tiempo más que para escribir mi diario, y no puedo hacerlo todos los días. La culpable es la Música.
 
Tienes una relación muy especial con México, de hecho estuviste viviendo allí y siempre que vas hay expectación por verte, ya que tienes un público muy fiel. La primera que vez que actuaste allí fue en el 92 y sueles ir con asiduidad. ¿Presentaras también allí, «Poemas»?
 
En México es un placer actuar para miles de personas, y es un público que va en crecimiento. Iremos de gira en octubre por diferentes ciudades, del 12 de octubre al 01 de noviembre. En la web aparecerán las fechas definitivas reflejadas en breve. El show de poemas también lo vamos a realizar allí. Todo parece indicar que tendrá muy buena acogida también.
 
Además de la fecha de Madrid para «Poemas…» ¿Qué más fechas tenéis planteadas por España?
 
Zaragoza, Logroño, Santander, Valencia, Sevilla, Córdoba, Marbella, Bermeo, México (varias ciudades) y los que están por confirmar para este año y el que viene. En la web se pueden ver todas las fechas con exactitud: http://www.javiercorcobado.es/conciertos.html                                 Estamos de verdad en los escenarios de nuevo y no pensamos volver a bajar en mucho tiempo. Me siento en mi mejor momento, sigo aprendiendo a cantar…
 
Siempre has sido «bien agradecido» en cuanto a rendir pleitesía a tus artistas favoritos, eso se vio plasmado en el mencionado, «Luna que se quiebra sobre la tiniebla de mi soledad». ¿Habrá sitio en los nuevos conciertos para alguna versión de canciones ajenas? ¿O solamente habrá cabida para el poemario del libro?
 
Habrá sorpresas tanto en los conciertos con JAVIER CORCOBADO ORQUESTA (con Julián Sanz (Erizonte) al piano, órgano, melódica y coros; Jesús Alonso (Les Rauchen Verboten) a la batería y coros; Juan Pérez Marina (Cartografía del Ruido) a la guitarra eléctrica, y Sergio Devece (La Muñeca de Sal) al bajo. Y también en los acústicos, junto a Julián Sanz y Juan Pérez Marina, y en los shows de poemas. Sólo mencionaré a Lee Marvin, Peggy Lee y me callo… También hay un proyecto sensacional para el año próximo: Spanish Crooners, del que formo parte con mi orquesta junto al crooner malagueño Conde. Ahí sí que habrá nuevas versiones sorprendentes de los grandes crooners de la historia… Será entre marzo y abril del año próximo el estreno de este espectáculo, en el que contaremos con la orquesta municipal de Málaga.
 
No te quito más tiempo que veo que no te sobra. Muchas gracias de nuevo, Javier. ¿Quieres añadir algo para los lectores de Muzikalia?
 
Bien, como suelo aparecer a menudo en vuestras páginas, simplemente, daros las gracias a quienes confeccionáis la publicación y un saludo para el público deseando a todas y a todos Salud, Amor y Libertad.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien