Phantom Crest + Tv Explosion – Sala Rock Palace (Madrid)

Presentación de la web y distribuidora Monasterio de Cultura en la Capital. Para esta ocasión las bandas que han participado en este asalto han sido los talaveranos TV Explosion y los toledanos Phantom Crest, formaciones ambas de Rock musculoso del que te martillea a los primeros acordes.
Los encargados de tratar de dar calor a la gélida noche madrileña fueron el sexteto TV Explosion, que se presentaban con su reciente último trabajo Secondary Roads, disco en el que despliegan todo su arsenal de influencias (nada disimuladas, ni falta que hace) que van desde Neil Young a Radio Birdman, pasando por los Miracle Workers, sin perder de vista a los cuatro de Queens y a toda la generación del CBGB. Y es que los TV Explosion no han inventado nada, pero si se han pasado tardes y noches currando en locales de ensayo, han cerrado más de un garito en los que escuchan su música favorita, han devorado miles de discos, visto cientos de conciertos, y eso, al final, se nota sobre el escenario.

Sus armas en directo son de sobra conocidas, dos guitarras, bajo, batería, farfisa (precioso, por cierto y que siempre suele llamar la atención) y la armónica de Tomas, que poco a poco se ha ido convirtiendo en un elemento más del grupo. Temas como: “Dinosaur” o el que da el titulo al mencionado último disco, fueron mezclándose con otros clásicos de su repertorio, y como de bien nacidos es ser bien agradecido, los talaveranos nunca se olvidan de rendir pleitesía a Neil Young y esta vez, también, a Tom Petty con su particular versión de “American Girl”.

Llegaba la hora de los toledanos Phantom Crest, trío clásico, y cuando digo clásico digo: guitarra, bajo y batería, no que se compren el ABC los domingos y vayan a leerlo a Zocodover. Lo de estos tipos es para echarlos de comer aparte, su inmediatez y mala uva a la hora de desarrollar sus temas es para verlo en directo. En su primera referencia, distribuida por Monasterio de Cultura, Marvel & Blood, se vislumbraba un grupo con influencias del Grunge o del Stoner todo ello debidamente tamizado por la maquinaria Punk Lo-Fi que gustan de usar y lo oscuro de su música contrastaba con lo gamberro de sus propuestas liricas, como muestra un botón: “Rodriguez Menendez” o “Radical in the Madrigal”.

Cualquiera en su sano juicio, para su segundo disco; The Night, que saldrá a la venta en enero (según nos dicen en su bandcamp) hubiera bajado el pistón, evolucionar lo llaman por ahí. Pues bien, Phantom Crest no sólo no bajan de revoluciones, las suben. Seis trallazos de Punk que raramente pasan de los dos minutos en las que se les averiguan ganas de liarla a la primera de cambio. Eso es lo que hicieron en el Rock Palace ante una audiencia escasa pero entregada, darle a la zapatilla sin encomendarse a nadie. Personalmente sus últimas composiciones me recuerdan a los Ass Draggers, el único grupo español que grabó para Crypt Records.

Cuando salía a la calle a sumergirme en la helada noche, me dio por pensar que los capítulos de la historia del Rock la escriben bandas como estas dos sobre el cuaderno de la carretera. ¿Qué extraño insecto les habrá picado para que recorran clubes y garitos sin saber lo que se van a encontrar? Supongo que el mismo que en su día inoculó el veneno a promotores que arriesgan su dinero y tiempo en apostar por ciertas bandas, o programadores de clubes, o, sin ir más lejos, la gente que escribimos en esta casa. Mientras esto siga así, ya lo dijo Mozz: “Hay una luz que nunca se apaga”.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.