Sergi Egea – Coratge I Misteri (Famèlic)

Trastos empaquetados para una mudanza es una forma de inmortalizar el momento de tránsito, un movimiento continuo que es una lucha permanente por seguir la senda de nuestro destino. Tránsito, arbitrariedad, y el fluir, es la metáfora que se cierne sobre el debut de Sergi Egea con un disco estupendo titulado Coratge I Misteri (Famèlic, 2018) que, por desgracia, está pasando bastante inadvertido. Así que toca reivindicarlo.

Sergi Egea es uno de los activos más incansables de la escena underground barcelonesa. Ha estado trabajando en sellos como Aloud Music, La Castanya , y es miembro fundador del sello Famèlic Records. Además creó un grupo guitarrero llamado Polseguera junto algunos amigos en los que le daban con saña al post punk.

Ahora debuta en solitario con un cancionero en el que se adscribe a una estética de pop rock evanescente, de fondo tornasolado, que te hace pensar en las estampas impresionistas de Vini Reilly, la psicodelia de Ducktails, las mullidas colchas de Real State, o el tono oscuro, incluso, de La Dama Se Esconde. Referentes todos ellos manejados con soltura por la voz reverberante, susurrante, de un Egea que actúa como un poeta de estampas difusas, unas veces crípticas, otras con diáfanos mensajes, pero siempre sabiendo tocar el resorte adecuado para mantener al oyente enganchado.

Canciones vivas, cimbreantes, como en estado de duermevela, con sintetizadores que acolchan preciosas tomas como “Et Quedes” con frecuencias AM a lo Ariel Pink y odas al escapismo. Referencias a perder las coordenadas de espacio-tiempo dan forma a la suave psicodelia de “Multivers”, mientras en la preciosa “Isard”, inspirada en su padre, la batería va abriendo la senda que atravesarán los ecos lejanos de Hand Habits o Lower Dens.

Tocar fondo y saber reponerse es el tema que recorre “Sigues Benvingut” y Egea esculpe un fondo lisérgico con versos como “morir per tornar a la vida/ sense estats d’alerta permanent/ caure per tornar a ser lliure/ la paret esdevé un horitzó” que me dejan tocado, porque son imágenes que recorren mi biografía, para acto seguido en “Premonició” recordarme la fragilidad del ser humano, y hacerlo recordando al gran Elliott Smith. Le he preguntado a mi hipotálamo, y me dice que este disco debe seguir sonando y sonando en mi aparato reproductor.

Escucha Sergi Egea – Coratge I Misteri

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.