Te presentamos el debut de Lost Gecko

Lost Gecko es una joven banda procedente de Barcelona formada por Diego Morera (voz y guitarra), Víctor Arias (teclados y coros), Marcel Magem (guitarra y voz), Dylan Nuzum (batería y voz) y Óscar Palomero (bajo).  Su historia empieza a finales de 2015, cuando el venezolano Diego Morera llega a Barcelona y conoce a Víctor Marcel, naturales de la ciudad. Todos ellos habían tocado ya en otros grupos, pero pronto congenian musicalmente y empiezan a tocar juntos en una banda de versiones. No tardan mucho en decidirse a crear su propio grupo para interpretar sus composiciones.

Es por entonces cuando conocen al estadounidense Dylan Nuzum, miembro de una familia de músicos y productores con predilección por el rock clásico, provenientes de Boulder, Colorado. Al cabo de poco tiempo los cuatro le proponen al barcelonés Óscar Palomero que se una a la banda como bajista, y así toma cuerpo la formación actual de Lost Gecko.

Con la banda ya consolidada, empiezan a componer sus propios temas mientras siguen haciendo versiones, en paralelo, de gente como Rolling Stones, Funkadelic, Arctic Monkeys, Jimi Hendrix o Pink Floyd. Finalmente, tras lanzar diversos singles de anticipo, como “You” o “Tonight”, el pasado mes de febrero finalmente vio la luz Lost Gecko. Grabado el pasado verano en el estudio Sol de Sants, bajo la producción ejecutiva de YAYAYA, se trata de un disco que incluye 10 canciones en las que conviven el funk, el rock, el rap, el blues y el soul.

Puestos en contacto con Lost Gecko para que nos describan su música, esto es lo que nos cuentan: “Lo describiría como rock con actitud, pero que no pierde clase. Con groove pero que puede ser sentimental y suave en momentos. Lost Gecko tiene un sonido versátil, con solos de guitarra explosivos y también cuidados, un teclado que puede acentuar la actitud con el hammond o brindar espacio con sintetizadores, un contraste entre las guitarras que da una textura muy única, ya que Diego, a pesar de hacer solos, toca de forma más rítmica, y Marcel toca de forma mas delicada, arpegiada, buscando siempre armonías alternativas para darle un giro interesante. Eso unido a la precisión que tiene Óscar al tocar el bajo, Víctor a los teclados y Dylan a la batería, que es mas sólida que el cemento, resulta en un sonido único, que solo puede suceder cuando estos 5 individuos se unen a tocar y a escribir canciones.

Puedes escuchar el debut de Lost Gecko en Spotify.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.