Descubre el flamenco fronterizo de La Chocolata

La Chocolata es el nombre artístico que ha escogido la jerezana Carmela Páez para darnos a conocer su música mestiza e inclasificable, sin encasillarse en ningún genero. Su trayectoria arranca en 2002, en Granada, combinando los tablaos tradicionales con las colaboraciones con otras bandas de estilo distinto. El contacto con otras músicas le lleva a experimentar con el flamenco y la música latinoamericana, creando un híbrido personal que irá presentando a lo largo de los siguientes años por escenarios de España, Alemania, Portugal, Italia, Irlanda y otros países.

En 2009 finalmente presenta su proyecto Chocolata, lanzando un primer disco llamado Chocolata en Directo que reúne temas originales y adaptaciones de músicas del mundo, producido por Pive Amador y con Manuel Imán a los mandos técnicos. Un par de años después llegaría su primer disco grabado en estudio, De un Suspiro (BMG), con colaboraciones como las de Manuel Imán y Andrea Echeverri. En los años siguientes colabora en concierto o actúa como telonera con gente como Aterciopelados, Kiko Veneno o Bomba Stereo, apareciendo habitualmente en medios como Radio3 o Canal Sur. En 2012 Chocolata fue nominada a los Premios de la Noche en Vivo “Los Guille” 2012 en la categoría de flamenco fusión junto a Tomatito, Sorderita y D’Callaos.

El año 2015 comienza con la grabación de su segundo álbum, Cantándole al Río, que finalmente fue lanzado en septiembre de 2016. Se trata de un disco en el que de nuevo está presente su pasión compartida entre el flamenco, el mundo latino y la frontera. Cuenta con la colaboración de Pájaro a la guitarra, entre otros. La producción estuvo a cargo de Ferni Duhalde y Fernando Vaca. Este último disco ha llevado a La Chocolata a girar tanto por España como por otros países, participando en la Feria Internacional de la Música PULSAR en Chile y actuando en Argentina.

Puedes escuchar Cantándole al Río, el último trabajo hasta la fecha de Chocolata, en Spotify.

(la foto de Chocolata que ilustra este artículo es de Luis Castilla)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.