Weekend Players – Pursuit Of Happiness (Multiply)

Si metemos en una coctelera a una voz clónica de Sade y a uno de los componentes de Groove Armada, ¿qué obtenemos?. Pues la respuesta es muy clara y muy concisa: Weekend Players.

Weekend Players es un dúo británico compuesto por Andy Cato de Groove Armada, uno de los productores de música electrónica más importante del momento; y Rachel Foster, una cantante de Nottingham con experiencia en los circuitos del jazz.

Este disco, Pursuit Of Happiness es su disco debut. Es una de las sorpresas agradables de la fusión entre jazz, soul y electrónica. Y todo ello mixeado de la mano de uno de los grandes, como es Andy Cato.

Es un disco con altibajos rítmicos, que no de calidad. Tenemos canciones que rozan el ambient-jazz, con otras que son muy discotequeras y apropiadas para las pistas de baile con un poco de buen gusto. Son diez temas con características muy propias, donde no se solapan el uno con los demás.

Desde el principio del disco lo que más sorprende es la semejanza (es totalmente igual) de la voz de Rachel Foster con Sade. En algunos círculos también se ha comentado de su parecido a la de Dido. Son voces muy características ambas, pero la mayor semejanza es con la voz de la nigeriana.

Como bien decíamos, hay en el disco canciones que incitan al baile, con unos ritmos discotequeros y de los que podrían formar parte de un Saturday night fever. “I´ll Be There”, con la que comienza el disco es uno de estos temas. Pero las más marchosas son “21st Century” y “Into The Sun”, que son los dos singles que se han extraído hasta el momento de este disco. Estos son los mejores temas del disco, sin lugar a dudas, con ritmos que mezclan desde el drum-and-bass (ligero, claro está) con estribillos pegadizos.

Pero también tenemos momentos más livianos con “Best Days Of Our Lives”; “Jericho”, con unos samplers muy guitarreros; “Pursuit Of Happiness”, que da título al Lp y tiene tintes de soul; “Angel”, donde la voz alcanza la semejanza máxima con Sade; y “Higher Ground”, donde el jazz electrónico es el que toma la batuta.

Un disco para seguidores de Groove Armada o de su estilo musical, así como a los que les guste Sade (por aquello de la semejanza).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.