Eminem – The Slim Shady edición expandida 20 aniversario (Universal)

Es muy habitual que los discos se reediten, pero los hay que son caso aparte. The Slim Shady LP (1999) de Eminem fue controvertido en su día y lo sigue siendo. Con él, Eminem comenzó su dominio mundial con una discográfica potente respaldándole cuando hasta entonces se había movido en el ostracismo del principiante. The Slim Shady continua resultando un disco violento y para muchos probablemente polémico. ¿Cómo se puede aceptar en un mundo más sensibilizado que nunca que existan canciones como “97 Bonnie & Clyde”? Fácil, comprendiendo que son eso, canciones, nada más, no manuales de conducta. De igual manera que hacemos con “Used to love her” de Guns n’ Roses y “Brown sugar” de los Stones. En The Slim Shady hay asesinato y drogas, pero también depresión y humor. ¡Nadie debería tomárselo en serio! Es un coctel molotov de emociones desbordadas contenidas en un disco y que no deben salir del mismo disco.

Con perspectiva, resulta lógico que en su momento Eminem fuera repudiado por muchos aunque amado por otros tantos. Su chulería añadida al hecho de que fuera blanco y su irritante estilo a la hora de frasear podían provocar devoción o rechazo, especialmente en personas curtidas en el hip hop. Pero cuando capos como Jimmy Iovine y Dr.Dre se habían decidido a trabajar con él era porque Eminem poseía potencial, un potencial que se materializó en The Slim Shady LP. También es cierto que en ocasiones se da demasiado protagonismo a Dr.Dre (toda una leyenda, que nadie se equivoque) y se olvida que la mayor parte de la producción del disco fue conducida por los Bass Brothers, dos tipos sin los que Eminem no habría confeccionado una obra tan potente y que serían fundamentales en su futuro.

Escuchando esta reedición veinte aniversario, queda patente que hits como “My name is” y “Role model” siguen sonando muy bien, que tanto Dr.Dre como los Bass supieron vestir a Eminen con unas ropas que, pese a las idas y venidas de las modas, aguantan el paso del tiempo. Respecto al material extra que incluye, las versiones acapella son reveladores del arte del tipo a la hora de ser una máquina rapeando, pero lo que más merece la pena es la inclusión de “Bad guys always die”, incluida en la banda sonora de Wild, wild west (en una época en la que las bandas sonoras contenían material inédito e importaban) y la vacilona “Get you mad”, también perteneciente a la época que encapsula el relanzamiento.

Escucha Eminem – The Slim Shady

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.