Ratatat – LP3 (XL Recordings)

Aunque tuvieran ya una referencia en el mercado, no fue hasta Classics (06) cuando supimos de la existencia de Ratatat y aquello supuso un interesante descubrimiento. La propuesta del dúo neoyorkino no será la piedra filosofal del pop pero sí tiene algo de novedosa. Como casi siempre, el truco está en la mezcla. Lo suyo es música instrumental de base electrónica y ascendencia hip hop, melodías juguetonas y, aquí está la gracia, punteos de guitarra robados al heavy metal. Entre el homenaje, la intertextualidad post-moderna y el sano cachondeo se mueven Evan Mast y Mike Stroud, con una música que mal hecha sonaría a pastiche pero que en sus manos cobra sentido más allá de la anécdota.

Si bien es cierto que LP3 no supone grandes cambios respecto a su antecesor, parece que los norteamericanos han hecho una visita al mercado para comprar nuevas especias con las que condimentar su música. A temas marca de la casa como “Falcon Jab” o “Bruleé” (el más inspirado del disco) debemos sumar algunos momentos en los que cuelgan las muñequeras de pinchos y las guitarras de flecha para abrazar el reggae en “Flynn’”, la música fronteriza a lo Calexico en “Mi Viejo”, el clasicismo con clavicémbalo en “Dura” o la música hindú en “Mümtaz Khan”.

Volviendo al heavy, el diseño del disco es abiertamente kitch y la pegatina de letras plateadas con el nombre del grupo es puro Judas Priest. Sí, hubo un tiempo en el que a mí también me gustaba Iron Maiden pero es que, sacadas de contexto, esas guitarras tienen mucha más gracia. Veremos hasta cuándo aguanta el chiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.