Avi Buffalo – Avi Buffalo (Sub Pop Records)

El debut de la banda californiana Avi Buffalo es un disco que, claramente, resultará hermoso y atractivo para algunos, y un indolente peñazo para otros. El disco en si puede describirse pero que muy rápidamente: cuarenta y cinco minutos de pop con vagos aires psicodélicos, con diez temas más o menos suaves y más o menos intensos, un par de canciones dignas de recordar y otras tantas que caen en el olvido a medida que uno las escucha.  En resumen: Avi Buffalo nos ofrece el relleno de los discos de MGMT (además, el parecido en la voz es chocante) sin el gancho bailable de “Kids” o “Time to pretend”. Basándose en esto, cada uno puede decidir si le interesa acercarse a este disco o si prefiere pasarse esos cuarenta y cinco minutos acariciando al gato o leyendo el Marca.

De todos modos, lejos de nuestra intención el menospreciar a Avi Buffalo por su patente falta de originalidad o por la escasa sangre que le echan a su música; después de todo, no hace falta que todos y cada uno de los discos que se publican sean revoluciones musicales. Avi Buffalo es, después de todo, un buen disco. Encontraremos muy buenas melodías casi en cada canción, así como una colección de arreglos bastante exquisitos. A lo largo de todo el disco la cuidadísima producción hace que el sonido fluya sin el menor contratiempo, dando al álbum la homogénea e inequívoca cualidad de agradar – lo de entusiasmar ya va a depender de cada uno, eso sí.

Además de ofrecernos una decente colección de evocaciones melancólicas de amores veraniegos y demás asuntos de esa índole, en Avi Buffalo vamos a encontrar excelentes temas como “What’s in it for me” o “One last”; para este tipo de temas el jovencísimo trío californiano, es innegable, tiene ángel. También hay algún tema para los que necesiten un poco más de animación: en “Remember last time” encontraremos casi ocho minutos de buena música y una fase instrumental en la que, por única vez en todo el disco, Avi Buffalo muestran los dientes y le echan un pelín de picante a su música.

Por tanto, todos aquellos que no se cansen de The Shins, para aquellos que ansían pasar tardes tranquilas mirando como el sol se pone tras las colinas y recordando aquellos felices aunque amargos últimos días de veraneo, para los que aún les quedan ganas de echarse al coleto OTRO disco de pop competente y sin excesivas pretensiones, y para aquellos que le encuentren aristas hasta a suaves como Fleet Foxes, Avi Buffalo es un disco de escucha obligada. El resto harían mejor, quizá, en dedicar su tiempo a la miríada de lanzamientos más interesantes que nos vienen lloviendo últimamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!