Ben Harper & The Innocent Criminals – Sala RAZZMATAZZ (Barcelona)

Llegaban a Barcelona Ben Harper y sus Innocent Criminals después de la publicación de su último doble album “Live from Mars” donde en su portada se puede observar a Harper alzado en su trono, como si de un altar se tratara, rodeado de infinitos admiradores, a los que se puede oir en estado de “delirius tremens” cada vez que Ben entona uno de sus temas. Nada más cerca de la realidad.

Esta vez, su tema de presentación fue “Opression” cuyo final enlazó con el mítico “Get up Stand Up” del legendario Bob Marley, su idolo. Todos asistiamos atónitos ante lo imposible: Ben Harper estaba mejorando lo inmejorable, un tema de Bob Marley.
Sin apenas podernos dar cuenta de lo que estabamos presenciando continuó con “Burn one down”, otro tema con una enorme carga de percusión. Habia sido solo el principio de un concierto antológico.

En esta primera parte ofreció un amplio repertorio de sus temas editados en cualquiera de sus 4 trabajos como “Fight for Your Mind”, “Glory and Consequence”, “Jah Work”… Todos y cada una de ellos de manera magistral y exprimiendo al máximo las posibilidades del directo. Su guitarra, sobre su butaca y sola en el escenario soltando un estruendoso sonido, aunque no por ello menos fascinante, ponia punto y seguido a la actuacion del cuarteto.

La segunda parte fue para un Ben Harper acompañado unicamente por su guitarra e interpretando temas mucho más lentos y sentimentales que adquirieron su máxima expresion con “Waiting on an Angel” y “Roses from My Friends”. Esta vez un silencio sepulcral invadia la sala y todos contemplabamos con un escalofrio recorriendonos la espalda la enorme calidad de los temas que nos ofrecia el californiano Harper.

Una excelsa version de “Sexual Healing”, de Marvin Gaye, era el tema que abria la tercera y última parte del concierto que terminó con los titulos “Like a King” y “I’ll Rise” con Harper levantado con el puño al aire y con él toda la gente que abarrotaba la sala Razzmatazz.

No menos sublimes estuvieron los demás componentes del grupo: Juan Nelson (bajo), Dean Butterworth (bateria) y David Leach (percusión), a los que Harper no dejaba de señalar para que los asistentes aplaudieramos. En definitiva, un concierto enorme del que unos pequeños problemas con la guitarra de Harper, no hicieron desvanecer ni un àpice la enorme calidad de Ben Harper & The Innocent Criminals.
Larry Bird dijo una vez, despues de ver jugar un partido a Michael Jordan que Dios se habia disfrazado de jugador de baloncesto; el 12 de julio Dios escogió el traje de guitarrista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien