Califone – Quicksand / Cradlesnakes (Thrill Jockey)

2003 ha sido el del definitivo descubrimiento de Califone, una banda mayor que derrocha tradición y vanguardia, experimentación y clasicismo. Se encuentran en plena vena creativa y llevan tres álbumes en lo que va de año: Heron King Blves (Thrill Jockey, 2003), Deceleration Two (Perishable, 2003) y el disco que nos ocupa.

Escuchando Quicksand/Cradlesnakes, llega a la memoria el sonido del blues del Mississippi, sumergido en un baño eléctrico y salpicado por numerosos apuntes electrónicos, casi siempre con la intención de ensuciar y complicar el tejido de unas canciones que hablan de dolor, de rupturas, mezclando lo verdadero con lo falso, lo verosímil con lo increíble, lo cotidiano con lo trágico… en conjunto, una auténtica caja llena de fantasmas, muertos y vivos que parecen no estarlo. Resulta complicado encontrar una melodía tan emotiva como la que crean los pianos de juguete de “Horoscopic Amputation Honey” o revisitar a los primeros Rolling Stones para hacer sonar una maravilla tan sórdida como “Your Golden Ass”. Canciones que discurren lentamente apoyándose en el ruido o en coros lejanos. En temas como “Slower Twin” no soportan más y lanzan la tristeza a chorro en un final épico, pero sin excesos, que deja el corazón congelado.

Demostrando que con un material tan añejo como sucio, se puede construir algo tan bello y cargado de emoción, Califone han entregado una obra dura y hermosa como la vida misma. Sin duda, una victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.