Cigarettes After Sex – Cry (Partisan records)

En una entrevista que leí hace poco decía Greg González, líder del grupo, que no sabe cómo Cigarettes After Sex gusta tanto por estos lares. No sé si es falsa modestia o realmente cree que su estilo minimalista y muy dream pop necesite razón para molar tanto por suelo patrio. Entonces yo, que soy tipo atribulado, se lo voy a aclarar. Resulta Greg, que las canciones que hacéis tienen un sonido tan embriagador y, como decirte, minimalista cuqui que engancha desde el primer al último rasgueo de guitarras. My dear Greg, si decides leer esta crítica voy a dar razones sobradas por lo que nos gustáis tanto.

Las palabras son unidades léxicas constituidas por un sonido, o conjunto de sonidos articulados, que tienen significado fijo y categoría gramatical. Como filólogo que soy tengo una serie de ellas que considero bellas a rabiar y solo escribirlas me producen un guilty pleasure. Y como vuestra obra recién publicada se presta a ello, las voy a utilizar para hacer la crítica. ¿Te mola? Ves, hombre, si está muy bien eso de molar.

Melifluo significa un sonido dulce, suave y delicado y ahí encaja cualquiera de las canciones, pero sobre todo “Don’t let me go”, pieza con la que abrís el disco y que contiene todo lo que comprende esa palabra. Guitarras suaves, sintetizador de fondo y una batería cuasi imperceptible. Otra que gusta mucho tal como se escribe y suena en nuestro idioma es serendipia. Así llamamos al hallazgo afortunado e inesperado que produce cuando se está buscando una cosa distinta. Resulta que andaba trasteando por Spotify buscando algo para escuchar mientras leo, y por algún error del predictivo puse “Cigar” y apareció vuestro álbum. Me gustó la portada y dije; “Esta gente mola” y oye, qué gozada, chico. Todo el finde sin sacármelo de la cabeza.

¿Has escuchado alguna vez limerencia? Es un estado mental involuntario, propio de la atracción romántica. Pues así me quedé tras “Falling in love”, penúltimo corte. Mira si me sentí bien que fui en busca de la chorbi y le di un abrazo de esos que se traducen en “te quiero mucho, más que la trucha al trucho”. “Hentai” es tal vez la pieza más etérea de todas, pues suena extremadamente delicada y ligera, y torna todo en un mar de calma ¿Veis? Greg, razones tenemos muchas para decir que nos ha gustado vuestra obra una jartá.

¿Te están gustando estas palabras que uso? Pues voy a otra; “Touch” es un arrebol musical precioso. ¿Qué es el arrebol? Se le llama así a las nubes que adquieren un color rojizo al ser iluminadas por el sol. Parece que el compendio de Cry está escrito al albor de estas palabras, consideradas de las más bellas del español. Y normal que nos atraigáis de las formas que lo hacéis.

Al igual que cuando el tono de la luz varía y vemos pequeños arcoíris a eso le llamamos iridescencia, y eso es lo que me sucedió al escuchar “Heavenly, el single presentación de la obra; “Cause this is where I wanna be/ Where it’s so sweet and heavenly” y floté entre esos pequeños rasgueos de guitarras.

Y mi Epifanía, mi momento absoluto de sorpresiva revelación, llegó al escuchar “Kiss it off me”; el segundo corte. Leía Mediocracia de Alain Deneault (Taurus, 2019) y lo tuve que dejar apartado un rato para disfrutar de la canción. ¿Cómo puede algo sonar tan bien y no morir en el intento? No, hijo, no. Tu voz, Gregy, y esas cosas que hacen Jacob Tomsky, Phillip Tubbs y Randall Millercon son las formas musicales más elegantes que he escuchado en los últimos años.

Creo que te he dado razones sobradas argumentativas de por qué  Cigarettes After Sex nos moláis tanto. Supongo que lo dirías en su momento porque lo que prima por estos lares, tanto en cuanto a lo musical, es el sonido vamos que nos vamos, patadón p´arriba, chillidito con vocover y perreo, mucho perreo. Pero chico, que aquí gente hay pa tó, a ver si me entiendes. Y no todos somos del bailar a trochomocho. Yo, a qué negarlo, soy arrítmico total, y me muevo como un piquero de patas azules. ¿Entiendes que canciones y discos como el vuestro me pirren de esta forma? Pues ahí quería yo llegar.

Escucha Cigarettes After Sex – Cry

4 comentarios sobre “Cigarettes After Sex – Cry (Partisan records)

  • el 28 Octubre, 2019 a las 1:18 pm
    Permalink

    Tan bueno como el primero. Preciosa continuación

    Respuesta
  • el 28 Octubre, 2019 a las 2:25 pm
    Permalink

    Uno de los mejores discos internacionales de este año, sin duda alguna. Precioso hasta decir basta.

    Respuesta
  • el 28 Octubre, 2019 a las 6:36 pm
    Permalink

    Más de lo mismo con respecto al primero… ¡y gracias a Dios! Maravillosos…

    Respuesta
  • el 29 Octubre, 2019 a las 2:46 pm
    Permalink

    Como suena ese Pure, mare del amor hermoso. Belleza musical xtreme.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.