Gary Clark Jr (Apolo) Barcelona 24/07/18

Hablar de Gary Clark Jr es hablar de tradición, el tejano rescata la esencia pura del blues con un dominio de la guitarra excepcional. “El futuro del blues” se daba a conocer en 2012 con su primer álbum Blak and blu, un híbrido de soul, rock y hip hop que dejaba constancia de su talento. Dos álbumes más tarde, donde coqueteó con el gospel y el funk, Gary por fin pisaba suelo barcelonés y la sala Apolo se preparaba para lo que sería una noche mágica, una demostración de majestuosidad a la guitarra.

Los allí presentes nos hallábamos con una dosis de exaltación y unas cuantas gotas más de sudor, Gary salía al escenario contundente y con ganas de incendiarlo todo. Arrancó la velada con una versión rockera del clásico “Come Together” de The Beatles, tema versionado que forma parte de la banda sonora de “La Liga de la Justicia”. Pero algo no iba del todo bien…el sonido del altavoz situado junto a él parecía no convencerle. El tejano hacía continuos aspavientos al backliner para que lo solucionara y hasta que no estuvo a su gusto no continuó, unos minutos en los que más de algún espabilado de la primera fila aprovechó para que le firmara su último vinilo. Problema resuelto (aunque todo hay que decirlo, el sonido no es que fuera brillante) continuó con el tema “Ain’t Messin’ Around” de su disco debut, donde acariciaba la guitarra con un manejo espectacular.

El talento respira por sus poros, es difícil no dejar de mirar como sus dedos se funden con las cuerdas y como suavemente va dominando la guitarra, como si ésta nos hablara o cantara directamente convirtiéndose en la absoluta protagonista de la noche. El rock continuaba con “Travis County” y con “Next Door Neighbor Blues” nos dejamos llevar con el sonido clásico del blues. El joven tejano, habilidoso donde los haya, demuestra su capacidad para no solo tocar la guitarra sino también desnudarse con su voz y conquistar a todo el que asista a su directo. Lo demostró en “When my train pulls” y “Our Love”, dejando boquiabierta a más de una fémina en la sala. “Me gustaría tocar un par de canciones nuevas, no se si estaréis de acuerdo, pero me siento cómodo con vosotros así que ahí van…Esto es “When im gone”.

El ambiente en el Apolo no podía ser mejor, Gary nos regalaba tres temas nuevos de lo que parece ser su nuevo y esperado disco. Más tarde reaparecía del bis con una versión en acústico del tema “Things Are Changin’ ”, una delicada balada que flotaba en el silencio hermético de la sala. Cerraba su recital con una extensa versión de “Bright Lights”, su tema estandarte por excelencia, donde sus riffs de guitarra infinitos nos terminaban de conquistar (si aún alguien no lo estaba ya).

Gary Clark Jr tiene tan solo 34 años, pero su música suena a toda esa veteranía que aún está por llegar, su porte y presencia parecen sacados de manual. El talento innato de este americano recuerda al hipnótico Jimi Hendrix, con el que se le compara, y no es para menos, si aún no has podido ver a este héroe de la guitarra en directo, te estás perdiendo una dosis de rock en bruto y explosiones de soul. ¡Gary vuelve pronto!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.