Jack Johnson – Razzmatazz (Barcelona)

Con las entradas agotadas, Jack Johnson visitó Barcelona para presentar su fantástico último disco In between dreams. Además de ser un fantástico compositor, el artista hawaiano tiene grandes amigos y uno de ellos Donavon Frankenreiter, quien comparte con Johnson la afición por la música y el surf, ejerció de telonero. Telonero que hizo a la perfección lo que se supone que el artista invitado debe hacer, animar al público y caldear el ambiente.

Donavon Frankenreiter, con una banda más que notable, repasó su primer y homónimo trabajo haciendo las delicias del público asistente, en gran parte foráneo, con temas como “What ‘ cha know About”, “It don’t matter” o “Bend in the road” que muestran su peculiar manera de fusionar soul, blues, rock y funk o la delicada “Call me papa” dedicada a su hijo. Un telonero de nivel que hizo, guitarra en mano, lo que tenía que hacer y mucho más ante un público que bailó y coreó todo su show.

La sala Razzmatazz no tiene nada que ver con las playas de Makaha o Ala Moana, pero Johnson se encontró con unas olas estupendas en forma de un público entregado desde la primera canción. No le hizo falta la tabla para convencer, simplemente su guitarra, voz y canciones como “Taylor” o un set central con una versión acelerada de la melancólica “Banana Pancakes”, “Staple it together”, “Fortunate fool” o el single de su último trabajo “Sitting, Waiting, Wishing” le bastan para mover y convencer a una sala abarrotada.

Un concierto donde Jack Jonson, acompañado de su banda habitual se reinventó, a si mismo haciendo una magistral maniobra para evitar el solo de guitarra que Ben Harper, quien le animó a grabar su primer disco “Bushfire fairytales”, interpreta en “Flake” o variando “Bubble toes” y “The News” a su antojo.

El teclista Zach Gill tomó el acordeón para interpretar junto a Johnson la delicada “Belle”, cantar con él a dúo “Girl I Wanna Lay You Down” y acabar con “Sexi Plexi”. Todo ello para dejar de nuevo paso a Donavon que cantó “Free” con el hawaiano y le acompañó con su guitarra en la interpretación de “Breakdown”. Un placer verles a ellos disfrutar tanto como a nosotros.

La recta final aún nos permitió escuchar y sobretodo bailar con “Mudfootball (for Moe Lerner)”, la coreada “Inaudible melodies” y el broche final de la primera parte del show con “Good people”. Jack volvió, guitarra en mano, para rematar la actuación interpretando en solitario “Times like these” y tras “the News”, acabar de nuevo con Donavon en el escenario cantando a dúo Better together.

Un concierto impecable de un Johnson que, escondido tras su tímida sonrisa, hizo disfrutar a una sala abarrotada. Su actuación, como sus discos, fue de esos que sin necesidad de resultar reveladora, te dejan con una sonrisa en los labios durante días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien