Laura Cantrell – When The Roses Bloom Again (Spit & Polish-Shoeshine)

Entre las injusticias menores cometidas en el año que hemos dejado atrás, se encuentra el olvido mediático del último disco de Laura Cantrell. Más que probablemente la causa sea que es un álbum completamente fuera de onda y tendencias; pero When The Roses Bloom Again (Spit & Polish-Shoeshine, 2003) ofrece alguno de los minutos más plácidos y luminosos del 2003. Ahondando en la línea del magnífico Not The Tremblin Kind(Spit & Polish-Shoeshine, 2000), todo un homenaje al country clásico pasado por el filtro del pop y el folk, Laura Cantrell presenta doce canciones, donde los arreglos, la instrumentación tradicional, y la producción más delicada, dan lugar a un sonido limpio y reposado.

La cantante norteamericana llega con la voz ideal para cantar encuentros y desencuentros amorosos. A lo largo del disco va meciendo al oyente entre cálidas melodías para expresar sentimientos tan intensos como cotidianos. Lejos (muy lejos) de la experimentación, tanto musical como lírica, de los principales renovadores del folk norteamericano, se sitúan las composiciones de Laura Cantrell, ya sea con temas propios, o con versiones llenas de dulzura. En este sentido, destaca la canción titular, “When The Roses Bloom Again” (de la Carter Family), donde la tristeza legendaria de la canción original, muta en delicioso medio tiempo. También sobresalen las dos primeras canciones; “Too Late For Tonight”, una pieza de country-rock que se adhiere igual que lo haría un tema de Evan Dando, y “All The Same To You”, que podría pasar por una versión distendida de Gram Parsons. Temas que aportan razones para explicar por qué es una de las preferidas de John Peel.

Si bien es cierto que es un álbum carente de toda originalidad compositiva, y no alcanza a ninguna de las actuales cantautoras del panorama del country alternativo (Julie Doiron, Gilliam Welch, Rosie Thomas…), sirve como un positivo ejercicio de evasión, entre tantos discos dedicados de pleno a la oscuridad. De vez en cuando, no viene mal salir de la gruta para recorrer praderas floridas como las de When The Roses Bloom Again.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien