Luna Valle anticipa su primer trabajo con su personal “Estado de alarma”

La frescura es algo que debería ser inherente al pop. Pero no siempre es así, porque por desgracia, esa música, tal como la entendíamos, ha pasado a ser algo cultivado primordialmente por gente mayor; pero cuando alguien realmente joven, como es el caso que nos ocupa, se hace cargo del asunto, ¡zas! los viejunos volvemos a recordar de repente por qué nos emocionaba tanto en su día todo esto.

Luna Valls Valle (in arte quitamos el Valls) es una joven de 17 años que siente una necesidad imperiosa de componer sencillas canciones que describan con sinceridad sus estados de ánimo, sus encuentros, sus desencuentros, lo que le pasa… Al fin y al cabo, crear arte surge de una necesidad de sacar el interior de uno mismo hacia fuera, como una vía de comunicación descarnada con los demás. Ese motor creativo tan potente es el que se apodera de Luna y hace que salgan a flote composiciones tan brillantes como la que ahora presenta como adelanto de un inminente trabajo que dentro de no mucho tiempo editará Intromusica.

“Estado de alarma” no tiene que ver, pese a lo que pueda parecer, nada en absoluto con la pandemia que asola el planeta. Va, por el contrario, de algo tan sencillo y universal como el pánico que [email protected] siente cuando el chico o chica que te gusta está en tu habitación y quiere besarte. Un torrente gigante de sensaciones que ella ha sabido traducir en una de esas canciones que hacen que la palabra pop, tal como la concebimos hace muchos, muchos años, cobre de nuevo pleno sentido. Porque Luna Valle es hija de su tiempo, sí, y como tal abraza gran parte de los sonidos, digamos, “modernos” que pueden escucharse por ahí en cualquier playlist de novedades, pero también ha sabido asimilar un pasado con forma de Bowie, Reed, Wilco o Radiohead, que le ha venido dado indistintamente por sus padres y su curiosidad.

Para acometer esta pequeña miniatura de seda, humo y colores intensos que suena tan rematadamente bien,ha contado con una ayuda inestimable, la de Jorge Pérez, alias Tórtel. El talentoso músico valenciano aporta su experiencia y amigos: colaboradores habituales como Jesús Maciá ( Fffflashback), Jordi Sapena o Cayo Bellveser, que han contribuido a dar brillo a esas texturas tan bien cinceladas que arropan lo más interesante de todo: una voz personal. Algo que parece baladí, pero que no es tan fácil de encontrar. Últimamente casi todas las voces suenan igual y Luna Valle tiene una inmediatamente reconocible y bonita, lo cual es todo un tanto a su favor que en esta canción, además, contribuye plenamente a meternos dentro de su particular “estado de alarma” y que caigamos prendados de ella y de su música. Más, por favor.

 

Luna Valle en redes sociales:

Facebook
Instagram

 

(la foto de Luna Valle es obra de José Bravo)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien