Maga

Es emocionante ver cómo la gente interioriza nuestras canciones

“Blanco Sobre Blanco” es la obra clave de Kasimir Malevich, precursor del suprematismo, una de las corrientes del arte abstracto. “Blanco Sobre Blanco” es también el nombre de la gira con la que Maga han recorrido en los últimos meses buena parte de nuestra geografía con notable éxito y con la que en un futuro muy próximo tratarán de abrirse paso en el país del personaje que les dio nombre. Contactamos vía telefónica con Miguel Rivera, quien reflexionó sobre la trayectoria de la formación sevillana, además de comentarnos sus proyectos más inmediatos, entre los que se encuentra la publicación de su nuevo EP…”Blanco Sobre Blanco”.

¿Por qué un nuevo álbum sin título?

No es necesario ponerle un título a cada disco que hagas. El álbum representa al grupo en un estado de mayor que el anterior y esperamos que menos que el siguiente. Entonces la gente va creciendo no se va cambiando de apellido ni de nombre, pues lo mismo, seguimos siendo Maga cuatro años después, dos años después, lo que sea, pero no vemos necesario ponerle un titulito a cada una

En este segundo álbum da la sensación de que os habéis saltado una etapa, que lo lógico hubiera sido hacer un álbum de consolidación parecido al primero y ya un tercero que da la sensación que es éste. Este disco parece más “el tercero” que “el segundo”, ¿estáis de acuerdo o en absoluto?

Hombre, desde luego nosotros somos lo menos objetivos que se puede ser en ese sentido. Porque para nosotros no puede ser nunca un tercer álbum cuando es el segundo, para nosotros es una plasmación de lo que sentíamos y queríamos transmitir en ese momento. No pensamos que nos hayamos saltado ninguna etapa, porque ¿qué etapa nos hemos saltado, una que no existe? En dos años hemos madurado personalmente y musicalmente y nos sentimos mucho más identificados con el repertorio de este disco que con el disco anterior, aunque sigamos llevando al directo tanto canciones del blanco como del negro. Pero que no lo hemos hecho adrede ni hemos querido dar una tercera vuelta de tuerca a la historia, simplemente que la evolución ha ido por esos derroteros y nos sentimos muy orgullosos de ello.
Me alegra hacer esta entrevista después de haber sacado el disco porque al principio la gente nos preguntaba este tipo de historias y la gente se quedaba un poco seca, pero ahora que el público ha ido valorando el disco la mayoría de la gente opina, sobre todo después de verlo en directo, que es mucho más Maga, más serio, más duro que el otro. El hecho de que nosotros nos sintamos más identificados también condiciona a como lo percibe la gente, pero no sé. A mi no me parece que nos hayamos saltado ningún disco, un disco de consolidación ya es un disco de consolidación éste, de consolidación del grupo, no necesariamente de las canciones, no tenemos que hacer réplica de las primeras cancines, ya están ahí las primeras.

En el tema que cerraba el primer álbum, “Vacaciones de un minuto”, invocabais el Vespertine y en el álbum negro la electrónica sigue unos parámetros similares a los del disco de Björk.

La verdad es que no me lo he planteado. Ni siquiera en ese momento me planteaba cómo podía ser el segundo disco de Maga, pero sí, seguramente ha influido la participación de Jordi Gil en el disco. Es co-productor del disco y quien se ha encargado de toda la parte electrónica. Trabaja de una manera diferente a como habíamos trabajado hasta ahora la parte electrónica y por eso nos lo llevamos. De hecho, él iba a ser el arreglista de la parte electrónica pero se desarrollaron los acontecimientos de modo que acabó siendo también productor del disco. Es su estilo, me imagino que tendrá mucho que ver porque a él le gusta también, entonces tendrá que ver. Desde luego la electrónica en este disco fue mucho más experimental que en el anterior. Ha sido más autogenerada porque sacamos sonidos a base de golpecitos en todo lo que nos encontrábamos por el estudio: botellas, cubos de fregona, rozando la guitarra con un pincel, todo eso metido en el ordenador, desguazado y vuelto a recomponer haciendo ritmos. Ha sido mucho más orgánica la elaboración de la parte electrónica y por eso se integran mucho más en las canciones, porque están hechas allí mismo, con el mismo ambiente que en el que se han grabado las guitarras, las voces, etc.

Parece que la literatura está presente en todo vuestro proyecto, tanto en el primer álbum como en el segundo, ¿os identificáis con la imagen de grupo culto y de culto?

Para nada, sobre todo la gente que nos conoce sabe que huimos totalmente de eso. Pero nadie nos ha encasillado por ahí, pero se comenta cosillas en alguna reseña de disco de y gente que no nos conoce puede pensar que vamos de culturetas, pero para nada. Nosotros leemos porque es un hobbie como puede ser el buen comer y escuchar música, y está tan integrado en nuestra vida cotidiana que no sé. Si uno es mecánico al final acaba hablando de coches, pues si lees libros al final acabas hablando de las cosas que te dicen los libros, pero no pretendemos parecer un grupo que está todo el día con la mano en la frente y leyendo libros.

Las letras del álbum vuelven a ser crípticas e intimistas, y sin embargo en los conciertos os encontráis a doscientas trescientas personas cantando esas canciones y haciéndolas propias, ¿cómo se os queda el cuerpo?

Es una cosa a la que no te llegas a acostumbrar nunca porque es muy emocionante. Ese tipo de emoción sólo te lo proporciona estar en un sitio con trescientas, quinientas, seiscientas personas y que estén muchas de ellas cantando las canciones de “pe a pa” sin que fáciles de memorizar ni con estribillos repetitivos, te hace sentir que la gente ha interiorizado las canciones, que las siente, no como tu a lo mejor, de otra manera igualmente legítima. Es emocionante. A mi me encanta, desde luego.

Habéis retomado o vuelto a poner de moda el hecho de cantar en castellano, que parecía que estaba algo perdido y parece que de nuevo con vosotros se está volviendo a cantar en nuestra lengua. ¿Os sentís responsables, es pura coincidencia, cómo lo veis?

La verdad es que responsables, no, porque toda la vida hemos estado cantando en inglés con otras formaciones y sólo con Maga hemos empezado a cantar en castellano, hace relativamente poco, con Maga llevamos cuatro años tocando. Siempre ha habido grupos que han cantado en español y de hecho ahora me merecen mucha más admiración y respeto que a lo mejor cuando yo cantaba en inglés. Los Planetas el hecho de que hayan llevado tanto tiempo, diez años, cantando en castellano cuando ha habido una etapa en España que nadie lo hacíate parecía que era como vergonzoso; para ellos ha sido su filosofía cantar en español, hacer letras en español y al final pues les ha salido de puta madre. Lo nuestro fue una evolución lógica en realidad, de la etapa de Supertube que cantábamos en inglés a pasar a cantar en castellano fue porque necesitábamos comunicar más de lo que comunicábamos en inglés y no nos veíamos capaces de escribir letras tan buenas, que pudieran ser literariamente buenas, en inglés, y desde luego por mucho que lo escribiéramos no se iba a enterar ni cristo. Entonces decidimos cambiar al castellano y di ola casualidad que empezamos a hacer las primeras letras Javi por un lado y yo por otro y no sdimos cuenta de que teníamos estilos similares y que bajo el mismo grupo podría incluso no llegar a distinguirse quién había escrito una canción u otra entonces pues eso nos animó para continuar con la composición en castellano. Y de hecho aquí estamos, pero que lo hayamos puesto de moda nosotros ni de coña, el español es el idioma que hablamos y es normal que la gente cante en ese idioma. Sí ha habido quizá un refuerzo de la lengua madre porque los referentes han estado cambiando. Antes la gente quería parecerse a los Charlatans o The Stone Roses y esos grupos y ahora hay muchos referentes españoles que la gente admira y a los que quieren parecerse; está Chucho, Mercromina, y en ésta última etapa a lo mejor podemos entrar nosotros en ese saco para grupos que empiezan y dicen “mira esta gente canta en español y suenan bien”.

Hablando de hablar en otros idiomas ahora os encontramos en un disco homenaje a Echo & The Bunnymen y Depeche Mode con “Porcupine” y “Little 15” respectivamente. ¿Cómo habéis entrado en esos proyectos y por qué la elección de esos temas?

A mi la música de los 80 me encanta. Me crié con ella, escuchando los discos de mi padre y cuando ya empecé a tener capacidad de comprarme discos me pilló esa época y me gustaban muchos grupos pop de los 80 como Depeche Mode, los Smiths, The Cure, Talk Talk, esta gente de primera mitad de los ochenta, segunda mitad de los ochenta. Entonces ahora hay una especie de revival de ese rollo y el homenaje siempre funciona. Por mi de puta madre, prefiero homenajear a Depeche Mode que a Sex Pistols. Salió porque El Diablo organiza este recopilatorio, nos enteramos, nos avisaron y nos dijeron las canciones que estaban cogidas y estuvimos hablando de las que no estaban cogidas. y “Little 15” nos gusta mucho y la grabamos. De Echo & The Bunnymen tres cuartos de lo mismo, nos llamaron de Lunar Discos y nos propusieron participar, dijimos que sí e hicimos “Porcupine”, una versión del disco del mismo nombre. Lo hemos hecho de una manera muy natural porque son grupos que nos gustan que hemos escuchado y que escuchamos. Lo hemos hecho con muchísimo gusto.

Ahora en diciembre con más retraso del esperado publicáis un nuevo EP, ¿qué buscáis con él, por qué habéis decidido publicarlo en este momento?

Originalmente la idea era editarlo poco después de comenzar la gira porque iba a ser presentación de ese EP. De hecho el cartel de la gira tiene el mismo diseño que la portada del EP. Por cuestiones técnicas y burocráticas se ha retrasado la cosa y va a salir en diciembre. Pero bueno, yo creo que no hay mal que por bien no venga, porque el EP está muy bien, en realidad se planteaba como single más cuatro canciones inéditas, pero está guay porque para quien le guste tener las chucherías contiene tres vídeos. Si yo fuera fan de Maga me lo compraba porque seguramente será barato. Siempre está bien sacar discos, a la gente le encanta tener chucherías diferente. Los grupos que sacan cosas cada dos años, como Maga antes, son muy aburridos.

¿Qué balance hacéis de vuestra gira?

Pues gratamente sorprendidos. La verdad es que desbordamos todo el éxito de la gira porque no nos imaginábamos que en cada sitio fuéramos a petar o que hubiera a haber muchísima gente y que la gente fuera a estar tan implicada en los conciertos. En realidad sólo ha habido un concierto que fue en León, que fue una lástima porque la sala era preciosa y sonaba de puta madre, pero la mayoría de la gente petamos, la mayoría de la gente implicada en los conciertos. Esperábamos pinchar en algún bolo como es lógico, pero no ha ocurrido y esperemos que no ocurra. También ha hecho que el grupo coja mucho directo, el grupo ha cogido mucha más soltura y más seguridad en el escenario. Estamos muy satisfechos y muy contentos con la gira.

En unos días vais a tocar en Argentina, ¿qué supone tocar en tierra de Cortázar?

Para nosotros es una pasada, yo todavía no me lo creo hasta que no estemos montados en el avión. Es un poco una jugarreta del destino que es la tierra de donde sale el personaje que luego nos dio nombre. También es el abrir un poco mercado porque en Argentina y Latinoamérica para grupos como nosotros es interesante. Según nos contó Miguel, nuestro manager, toman mucho como referencia los grupos españoles. Para nosotros va a ser una experiencia muy grata y a nivel promocional muy provechosa porque cualquier cosa que consigamos es buena, porque ahora mismo no tenemos nada allí. Y si vendemos tres discos y salimos en cuatro radios pues bueno está, y a ver si podemos volver a tocar en otro momento, de hecho tenemos cuatro conciertos. Vamos a intentar sacar el máximo partido posible a la visita que yo creo que merece la pena.

Aunque no tenéis mucha relación musical con Piratas, sí que habéis absorbido parte de sus seguidores los fieles¿Encontráis algún tipo de explicación porque yo no encuentro explicación lógica y sí que parece un hecho?

La verdad es que parece un hecho constatado que hay muchísimos seguidores de los Piratas que también se han visto identificados con nuestra música. Yo personalmente no veo relación artística a lo mejor los dos hacemos pop con influencias anglosajonas, pero no creo que nuestra música tenga nada que ver con Piratas, con todo mi respeto a Piratas, por supuesto. Pero sí que es verdad que muchos de sus seguidores vienen a nuestros conciertos. De hecho la página magainfo.tk la empezaron fans de Piratas que hicieron la página de Maga exclusivamente y están moviendo a muchísima gente. Pero más relación no logro encontrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien