Marlango – Marlango (Subterfuge)

Después del éxito del EP Enjoy the Ride, los componentes de Marlango prueban suerte con un álbum homónimo que vuelve a mezclar el pop, el jazz y la atmósfera de cine negro de las bandas sonoras de Angelo Badalamendi para las películas de David Lynch. En definitiva, y lejos de cualquier tipo de originalidad, el grupo formado por la actriz Leonor Watling¸ el pianista Alejandro Pelayo y el trompetista Óscar Ybarra nos regala un puñado de canciones agradables, aunque no siempre emocionantes.

Está claro que, pese a su bonita voz, Leonor Watling no consigue trasmitir la energía y el desgarro de Beth Gibbons o de la grandísima Billy Holliday. En este sentido, la actriz y cantante se limita a combinar cierto toque cabaretero –quizá heredado de su pasión por el genial Tom Waits– con el estilo calmado y elegante de Norah Jones o Diana Krall, dos artistas que han sabido mezclar con cierta pericia el jazz y el pop. Al igual también que los discos de aquéllas, el primer álbum de Marlango se resiente de un exceso de buen gusto.

Pese a este reproche, contiene una pequeña maravilla: “Enjoy The Ride”. La canción, que ya aparecía en el magnífico EP del mismo título, es una nana sensual y atrevida que, como ya comenté en su momento, consigue trasportarnos a uno de esos locales brumosos y oscuros de las películas de Lynch. Una sensación que sólo se repite en la bonita “Green on Blue”, curiosamente también presente en aquel primer CD de tres temas.

En resumen, el primer disco de Marlango gustará a un público amplio y harto de la vulgaridad de la música comercial, aunque decepcionará a todos aquellos que busquen algo más que un disco agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.