Meridian Brothers – Cumbia Siglo XXI (Bongo Joe)

Hace un tiempo tuve la oportunidad de entrevistar a Eblis Álvarez, cabeza visible del colectivo colombiano Meridian Brothers. Una charla que me aportó información de gran calado para entender la cosmogonía de uno de los grupos más fascinantes del pop actual. Sobre la pregunta de cómo entendía la música popular transitando desde los márgenes del academicismo, contestó lo siguiente:

“Para mí casi todas las músicas tienen un origen en lo popular, incluso las más especializadas y consideradas “cultas”. Llamaría no-popular al hecho de aproximarse a una práctica tradicional desde otro punto del espacio o el tiempo ajeno al origen de esta misma práctica.

En cuanto a la estética de las músicas populares, pienso que ésta puede ser muy variable, e incluso puede cambiar radicalmente de generación a generación, por influencias de la civilización (aclaro que entiendo el lenguaje de la civilización, como el periodismo y la cultura verbal; literatura, teatro, música, cine y otros afines, corriendo por las venas de las tecnologías de la comunicación), las migraciones, nuevas técnicas y otros cambios indeterminados de la cultura. Asumo estas estéticas como materia prima para ulteriores análisis y como puntos de partida para trabajos, discusiones o deleites”.

El compositor apela a una aproximación a lo popular desde un prisma exento de panegíricos cultistas y de clase. Lo popular siempre será la base de su credo musical y político, e incluso denominó a su combo como una asociación que practica “una música folclórica inexistente”, etiqueta que nace del anhelo de no adscribirse a ningún estilo popular en concreto, sino la curiosidad por ir aprendiendo desde diferentes perspectivas ya que él no se considera de ningún gueto o cultura arraigada.

Meridian Brothers tiene mucho de apropiacionismo teatralizado ya que su sistema de trabajo consiste en desnaturalizar el arraigo, y en eso se nutre la teatralización de los sonidos, el uso de la voz impostada, la producción, el uso de instrumentos tradicionales con una estética hiperfuturista, etc. Una gozosa combinación de elementos que llega a cotas de sabiduría inigualables con el noveno disco de la banda, Cumbia Siglo XXI (Bongo Joe, 2020), con una preciosa portada de Glenda Torrado con bailarinas e iconografía muy variopinta (del ocultismo al credo comunista).

Es un disco en el que se denuncia el totalitarismo en sus diferentes formas, y así mismo es un cancionero que acaricia lo desconocido con una total ruptura con el poder enajenador. Eblis es partidario de aprender a conocernos a nosotros mismos ya que la conexión con el otro, el exterior, se hace desde esa mirada interna reflexiva.

El sonido es espectacular. Cumbia robótica entretejida con patrones tribales que podría ser como una traslación del folklore vía Kraftwerk, pasando por el shangaan electro, y los mantras del Kraut en temas como “Los Golpeadores De La Cumbia”, o esa versión divertidísima del “Son Of A Preacher Man” que popularizó Dusty Sprinfield que ellos rebautizan como “Cumbia Del Pichamán”. La acerada crítica al abuso laboral de “Puya Del Empresario”, o la preciosa melodía cercana a los postulados de la exótica de Martin Denny de “Cumbia De Los Proletarios” cierra un disco magistral.

Escucha Meridian Brothers – Cumbia Siglo XXI

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien