Pearl Jam – Live At The Benaroya (Warner)

Como siempre, incansables e impecables, Pearl Jam publican otro de sus directos, “Live at the Benaroya Hall”, que recoge el concierto benéfico que la banda de Seattle realizó a beneficio de la asociación Youth Care el 22 de Octubre de 2003, con carácter semi-acústico y un resultado impresionante.

Pearl Jam procuran que todos y cada uno de sus conciertos sean diferentes y este caso no es una excepción. Con la banda sentada en semicírculo y Vedder en el centro, el show se abre con “Of the girl” que ya consigue animar al público al primer toque de guitarra de Mike McCready y “Low light”, rescatada de “Yield”, que demuestra que Eddie Vedder sigue en plena forma.

“Thumbing my way” y “Thin air” encajan perfectamente en el formato acústico y dan paso a “Fatal”, extraída del doble disco de rarezas “Lost Dogs”, demostrando que la banda no solo se limita a tocar sus temas más populares. Después de deleitarnos con la guitarra de McCready en “Nothing at it seems”, es el momento de tocar por primera vez “Man on the hour”, banda de sonora de la brillante película de Tim Burton Big Fish, una canción simplemente deliciosa. Como la película.

Los de Seattle regresan a su tercer álbum, “Vitalogy”, con la clásica “Immortality” interpretada de manera magistral para pasar a dos temas de su álbum “No Code”, “Off he goes” y la fantástica canción de cuna “Around the bend”.

En este álbum hay también momentos para las versiones como el “I believe in miracles” de The Ramones que suena realmente interesante e intensa en formato acústico. “Sleight of hand” , “All or none” donde la profundidad de la voz de Vedder se pone de manifiesto y la desgarradora “Lukin” ponen fin al primer cd de este álbum doble.

El segundo cd abre con “Parting ways” y “Down” que en acústico suena igual de divertida y efectiva. Todo un himno. Es entonces cuando Vedder se queda sólo en el escenario y nos obsequia con “Can’t keep”, que abre su último álbum de estudio “Riot act”, y un “Dead man” simplemente estremecedor.

Con la banda de nuevo en el escenario suena una intensa versión del “Master of War” de Bob Dylan y después uno de los momentos más emotivos del show con un “Black”, casi orquestal con arreglos de piano, en el que el público se hace dueño del tema cantando el final de la canción.

Otra versión, ya conocida por los seguidores más veteranos de la banda, el “Crazy Mary” de Victoria Williams seguida por el recuerdo a Johnny Cash con la versión de su “25 minutes to go” dan paso a la apoteosis final del show con “Daugther” en la que Vedder, además de cantar versos de the Beatles aprovecha para presentar a sus compañeros Stone Gossard, Jeff Ament, Matt Cameron y Mike McCreadyy la mítica “Yellow Ledbetter” en la que de nuevo McCready nos deja con la boca abierta.

“Live at the Benaroya” es simplemente uno de los mejores conciertos que he escuchado de Pearl Jam, y he escuchado muchos, lo que convierte a este álbum en imprescindible para los fans de la banda y una buena presentación para los que no conozcan a los de Seattle y se consideren amantes de la buena música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien