Phil Cook – People Are My Drug (Thirty Tigers/ Popstock!)

Debo reconocer que el llamado género “americana”, o la música de raíces sureñas norteamericanas, no es santo de mi devoción. A ver, aclarémoslo, puedo disfrutar mucho con un disco de Allen Toussaint o Ry Cooder por poner el caso de clásicos instantáneos, pero mi educación sentimental y musical está en las antípodas de estas narrativas.

Dicho esto de entrada, afrontar la reseña del nuevo disco del componente de Megafaun (¿todavía siguen en activo?) podría suponer un duro trago para quien esto escribe, pero me he llevado una agradable sorpresa. La tradición que maneja el amigo de Justin Vernon es de noble raigambre, unos sonidos bien macerados en barrica que te atrapan en su enérgica positividad.

En este su segundo disco titulado People Are My Drug (Thirty Tigers/ Popstock!, 2018), se hallan honrosos indicios de un compositor talentoso en su (aparente) humildad, y en cuyos mullidos y chispeantes sonidos, que basculan entre el soul, el blues, o el country, uno se encuentra realmente bien acompañado. Tan bien acompañado como, por ejemplo, Phil Cook se encuentra en “Another Mother’s Son” junto a un coro gospel. Preciosas armonías vocales surcan panorámicos pentagramas como la tremenda “Miles Away” cantada junto a Amelia Meath, o los sutiles arreglos jazzísticos que hacen de su relectura del “He Gives Us All His Love” de Randy Newman un puro embeleso.

El brioso devenir de “Now That I Know” recuerda a Little Feat y el violín hace que la melodía se eleve por los aires, el soul de “Tide Of Life” es un torrente de emociones, mientras que de entre las costuras de “Tupelo Child” asoma la mejor reivindicación posible a la gran Emmylou Harris. Una droga blanda, de esas que dejan tonto y aquí tan a gustito.

Escucha Phil Cook – People Are My Drug

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.