Richard Fearless – Deep Rave Memory (Drone)

Richard Fearless hace tiempo que dejó de ser Death In Vegas o, por lo menos, lo que en los noventa y años posteriores fue uno de los grupos abanderados de la electrónica británica con las influencias más amplias. Es más, Richard Fearless ha decidido ser él y dejar apartado el proyecto que lideró y que un día contó con colaboradores de la talla de Iggy Pop, Liam Gallagher o Bobby Gillespie. Se veía venir con la publicación de “Trans-Love Energies” (2011) que se iniciaba una nueva época en el sonido de la formación, algo que certificó Transmission (2016) y que lo colocó de pleno en el espectro de la música industrial. Deep Rave Memory es la consecución lógica de este progreso y en la que se deprende de la etiqueta de grupo (que últimamente no era) para seguir andando el camino bajo su única responsabilidad personal y nominal.

Podríamos hablar aquí de un disco debut, pero sería faltar a la verdad. El trabajo del propio Richard Fearless al frente de su discográfica Drone y su decisión de publicar en el mismo todo lo que le rodea desde mediados de la década han hecho que se sienta cómodo en los sonidos más experimentales. Deep Rave Memory es casi un compendio que ilustra cuatro décadas de música electrónica en su vertiente más subterránea. A pesar de que “Atlas Of Insanity”, que sirvió como tema de adelanto, podía hacer pensar en un endurecimiento de la propuesta, el tema homónimo recupera la idea de que, claramente, existe un puente más que evidente entre el último trabajo de Death In Vegas y este disco.

Y es que, además, en este lanzamiento podemos ver el porqué de su nombre flotando en un espacio que toca tanto la música industrial más inicial herencia de sus admirados Throbbing Gristle -en especial Chris & Cosey– sometida a cierta actualización (“Driving With Roedelius” o “Broken Beauty”) hasta esa pertenencia de facto a la oleada de productores británicos que, como Andy Stott o Illum Sphere, ponen por delante las bondades de la IDM o el dub. No hay más que dejarse llevar por las bases envolventes sobre las que se desarrollan atisbos de progresivo desprovisto de florituras de “New Perspective” o “Acid Angels”, o adentrarse un poquito más en la oscuridad del techno industrial de “Devil On Horseback” para entenderlo. Al que le guste la aventura electrónica y, de paso, repasar sus apuntes sobre evolución del género, en especial el industrial, no le va a defraudar la escucha. Al que busque nuevo taladro para abrir la mente, tampoco.

Escucha Richard Fearless – Deep Rave Memory

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.