Ryan Adams – Rock N Roll (Universal)

Respuesta comercial a las dos intimistas partes de Love Is Hell, Rock N Roll es el peculiar homenaje de Ryan Adams al rock más directo y clásico. Con unas letras sencillas y una música algo elemental, el cantante norteamericano ha compuesto un disco ligero y divertido que hace un repaso por los clichés más utilizados en el género.

Con mucho descaro y con bastante humor (aunque muchos críticos se lo hayan tomado bastante mal), el líder de Whiskeytown rinde su particular tributo a alguno de los grupos y cantantes más importantes del rock de todos los tiempos. Nirvana, The Smiths, The Strokes, REM, Jeff Buckley o Bruce Springsteen parecen haber sido los modelos a homenajear en este álbum.

Las omnipresentes guitarras eléctricas, los estribillos llenos de ripios y unas melodías casi elementales podrían ser las características de la mayoría de los temas de este disco. Prueba de todo ello es “So Alive”, el primer single. En esta canción, Ryan Adams juega a ser Morrissey en un tema que no llega a alcanzar la intensidad emocional de la peor canción de los Smiths. Éste es el principal problema de todo el álbum: el autor de Heartbraker (2001) no sabe estar a la altura de sus insignes modelos.

Sin embargo, la solvencia de canciones como “This is It” (un guiño a los Strokes), “Wish You Were Here” (una broma a costa de Pink Floyd) o “The Drugs Not Working” justifican la compra de Rock N Roll, quizá el álbum más flojo de la carrera en solitario de Adams. Un trabajo que, pese a todos los reproches que se puedan hacer, es un sincero y solvente homenaje al género musical más importante del siglo XX: el rock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.