Suzi Analogue – Infinite Zonez (Disciples)

Tengo la sensación de que ya nos hemos acomodado en la nostalgia como salvavidas. Tengo la teoría de que, una vez que nos han arrebatado el poder articular un futuro, solo nos queda abrigarnos en lo que sabemos de antemano que no nos va a fallar. En la música existe cada vez más -sensación que puede ser errónea- la figura del oyente nostálgico, que lo único que quiere escuchar son sonidos que sabe que puede descodificar sin temor a sobresaltos. En sí, no es ni bueno ni malo, es una opción de vida, pero escuchar música que no participe de lleno en estas narrativas del inmovilismo da un poco de respiro.

Este año serán muchos los discos que tienen un pulso emprendedor, y estoy seguro de que me pierdo muchos -uno intenta estar informado y fiarse de gente que tiene un criterio parecido, pero paradójicamente me siento más desinformado entre tanta opinión y tinta cibernética-, pero el primer disco editado por la artista multimedia Suzi Analogue es una de las mejores alegrías del año.

Suzi Analogue nació en Baltimore, aunque su cuartel general se encuentra en Nueva York, en donde es dj en diferentes discotecas. Ver su IG es como ser testigo de una frenética vida dedicada a hacer bailar a la gente por diferentes continentes. En Infinite Zonez (Disciples, 2022) quedan recopiladas cuatro mixtapes (Infinite Zonez 1-4) que fue colgando en su cuenta de Bandcamp. Los sonidos de Analogue tienen origen en la experimentación, son viscerales, tribales, de ritmos espasmódicos: ella lo denomina música cuántica porque su intención es que en este torrente de sonidos quede reflejados no solo la herencia de cada lugar que ha visitado, sino también que en ellos esté encapsulado el tiempo, el espacio, la energía que han ido creando cada espacio geográfico.

Lo que se halla en estos temerarios y fascinantes surcos es música que bebe del pasado para crear un discurso que vaya creando nuevas sendas para la música negra y electrónica en el futuro: “2DEEP” es un desfase de drum&bass a ritmo frenético, mientras que con RP Boo crea una fantasía, “She’s Gonna”, footwork para bailar en oscuras discos y romperse con bailes imposibles.

En “BEST16” hay mucho flow hiphopero que parece que esté interpretado por unos Kraftwerk hasta las trancas de crack. Todo aquí es pura energía positiva, una oda al baile y a retorcer los sonidos. La oscuridad impregna “cyberShine Nn Any Weather” (junto al rapeo de NAPPYNAPPA), y las texturas se quiebran y llevan al oyente por cambiantes estados de ánimo. El pasado y el futuro se congregan en esta danza infinita.

Escucha Suzi Analogue – Infinite Zonez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien