Bart Davenport

La gente que ha escuchado algunos de mis temas nuevos, aprecia un sonido más powerpop del que están acostumbrados

Bart Davenport es un hombre tranquilo y hablador. Su idilio con nuestro país viene de largo. Y el americano acaba de aprovechar una nueva ocasión para visitarlos, aliándose con la banda  catalana Biscuit, para salir de gira versionando el disco Sound Affects de The Jam.  Siempre es un placer charlar con gente tan cordial y divertida como Davenport.

Actualmente te encuentras trabajando en un disco nuevo, lo que será la continuación del estupendo Palaces. ¿En qué estado está ese nuevo trabajo?
Estamos muy al principio todavía. De momento tengo una banda y un productor y estamos tocando mucho juntos, dando  vueltas a las canciones que he estado escribiendo, pero de hecho no entramos en el estudio hasta dentro de unos días. Y sí, va a ser mi primer disco largo de canciones originales desde el Palace.
 
En las últimas semanas has estado haciendo algunos conciertos aquí y allí. ¿Has tocado los temas nuevos? ¿Qué tal ha ido?
De hecho solamente hemos tocado canciones nuevas y la respuesta ha sido buena… ¡creo! (risas).  Hace poco me mudé a Los Angeles y me ha llevado algún tiempo acostumbrarme y tener lista la banda antes de poder hacer conciertos. Justo ahora empezamos a actuar. A la gente le gusta lo que escucha, incluso a aquellos que nunca me habían visto antes. En cualquier caso, lo que me gusta es que tengo una banda de aquí (de los alrededores de Los Angeles) con la que me siento muy a gusto y ellos me están aportando un sonido diferente e incluso un feeling diferente de lo que hacía antes. Así que supongo que las nuevas canciones van a ser algo que la gente no me ha visto hacer antes.
 
Hace unos días te hemos podido ver en España, dentro del ciclo We Used to Party, reinterpretando el disco Sound Affects de The Jam junto a la banda española Biscuit. ¿Por qué has elegido este disco?
Bueno, la verdad es que el disco lo hemos elegido entre los promotores, los chicos de Biscuit y yo. Es difícil elegir un disco en el que todos estemos de acuerdo, porque yo pensé en otros títulos pero no eran el tipo de sonido con el que Biscuit se sentían cómodos y viceversa. Entre todos hubo un montón de sugerencias, aunque siempre parecía que acabábamos volviendo a discos de los 60 o de los 80. Se barajó alguno de The Cars, o de Flaming Groovies… Pero al final Sound Affects fue el que nos puso de acuerdo a todos.
 
Así pues, ¿no tienes ninguna relación personal con este disco?
¡Sí que la tengo, por supuesto! De hecho yo era un revivalista mod, y de joven este disco fue muy importante para mi, y sigo siendo un gran fan tanto de ese sonido británico como de The Jam y de este disco en particular. Así que siento que es la oportunidad de rendirle un personal tributo.
 
Antes de escucharos tocar juntos, uno oye el nombre de Buscuit y luego oye tu nombre y, por vuestras respectivas carreras no parece que tengáis que ser dos artistas destinados a tocar juntos. Lo suyo es más powerpop y lo tuyo es un pop mucho más dulce. ¿Cómo ha sido el encuentro musical?
Bueno, la gente que ha escuchado algunos de mis temas nuevos, aprecia un sonido más powerpop del que están acostumbrados. El single suena un poco a The Cars, definitivamente powerpop. Así que desde el principio la idea fue llevar la reinterpretación del disco a un sonido más fuerte del que normalmente se asocia con mi música. Más hacia el terreno de Biscuit.
Pero más que el sonido, lo que al principio me picaba la curiosidad era ver cómo iba a ser el acercamiento a un disco que no es propio de la cultura de ninguna de las dos partes. Biscuit son españoles y yo americano. Y yo pensaba “¡no puedes cantar los temas de The Jam con acento americano!” No puedes. Porque el rollo de Weller es tan inglés… Simplemente no puedes. Además las letras del Sound Affects son tan políticas, tan “de ese momento y de ese lugar concreto”. Cabinas rojas, taxis negros, ¿sabes qué quiero decir? Algo que ni Biscuit ni yo hemos vivido en primera persona, aunque hayamos fantaseado con ello mil veces.
Pensé que iba a ser un caso curioso de tributo no solo a un disco sino a todo el concepto de anglofilia. Sé que en España hay un componente muy grande de anglofilia en el rock. También mi música está muy influenciada por la música británica. Así que ha sido casi como algo fetichista.
 
Es curioso que te decidas por hacer una gira tocando un disco de otro artista justo después de haber publicado un disco de versiones. ¿Ha sido casualidad o estás en una fase donde te encuentras a gusto haciendo versionando otras bandas?
(Risas) De hecho fueron los promotores de We Used to Party los que me contactaron con la idea de hacer esta gira de tributo. Conozco a un par de artistas que han hecho algo parecido y que se han divertido mucho, así que me pareció una buena idea. Además España es el mejor país para salir de gira. Mi experiencia con este país y con el público es excelente y me siento muy afortunado de poder haber salido de gira tantas veces por aquí;a… creo que es mi decimocuarta vez en España…  así que, otra razón más para aceptar.
Pero lo mío es escribir canciones. Y no me gustaría que la gente pensara que me he vuelto demasiado vago para componer temas nuevos y que tengo que echar mano de otros artistas para poder seguir publicando discos (risas). Además, si siempre hiciera lo mismo sobre el escenario, o si no fuera capaz de tener nuevos temas que ofrecer al público en cada concierto, no creo que hubiera podido ser capaz de salir de gira por España catorce veces.
 
Tal como has comentado, tienes una estrecha relación con España. Además de venir de gira a nuestro país de forma asidua, has producido el disco de Linda Mirada, ahora has tocado con Biscuit. ¿Te sientes cómodo en nuestro país? Porque a veces he hablado con otros artistas americanos y te explican que les parece que hay una gran diferencia cultural con nuestro país. Pero no parece que eso sea un problema para ti.
Sí, me siento muy cómodo en España. ¡Es un país que me encanta! Eso que me comentas de otros compatriotas míos que ven una gran diferencia cultural, tal vez sea porque no son de la zona del sur-oeste americano. Esta zona… mmm… Los Angeles, San Francisco… tiene una gran influencia española históricamente e hispana actualmente, así que, incluso aunque no hables español, normalmente te relacionas con una cultura que tiene su origen en España, así que no me parece que la distancia sea tan grande. Incluso el paisaje de la zona de California es muy parecido al paisaje de España: los campos, las viñas, los naranjos…  Hasta el clima es similar. Supongo que por eso se establecieron ahí los pueblos españoles hace cientos de años… (se queda pensativo).
Así que vengo aquí y hago giras largas que disfruto mucho, y no solamente visito las cuatro ciudades grandes,  sino que voy a otras ciudades y pueblos más pequeños, e intento relacionarme con la gente. Estaría bien si hablara el idioma (risas), aunque me defiendo en lo básico (sonríe orgulloso). Y cuanto más conozco este país más me gusta y más disfruto estando aquí. Tal vez si todos esos compatriotas míos que me comentas se tomaran la molestia, o tuvieran la oportunidad, de conocer el país, tendrían otra opinión. Me gusta vuestra cultura, vuestra comida… Bueno, creo que queda claro, con catorce giras por España, que soy un gran enamorado de vuestro país (risas). Además, la gente que viene a verme a los conciertos es muy entusiasta y tengo el privilegio de que siempre apoyan mis giras cuando toco aquí. ¿Qué más puedo pedir?
Tal vez Bart Davenport no pueda pedir nada más. Nosotros le pedimos que vuelva otras catorce veces más a nuestro país, por lo menos. Seguiremos yendo encantados a sus deliciosos conciertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien