Basement Jaxx – Rooty (XL Recordings – Everlasting Records)

Un error ortográfico cometido por un promotor japonés en el eslogan que incitaba a sus conciudadanos a acercarse a disfrutar en directo de “Remedy” , dio la idea a Basement Jaxx para bautizar su segundo larga duración.

Un trabajo muy esperado después del exitoso álbum de debut de esta pareja y sobre el que se había especulado mucho que dirección musical iba a tomar y la presión que tendría sobre Simon Ratcliffe y Felix Button, el hecho de que gran parte de las canciones de “Remedy” copasen los primeros puestos de las listas de medio mundo.

Finalmente, “Rooty” salió a la luz y nos mostró a unos Basement Jaxx menos house y más techno-pop, con canciones que en la mayoría de las ocasiones no superan los tres minutos, pero manteniendo la frescura y el talento que tan buen resultado les había dado hasta ahora.

“Romeo” , cantada por las londinense Kele Le Roc acompañada a los coros por los propios Basement Jaxx, fue el primer single y el corte que abre este, su segundo disco. Un single quizás escogido por su potencial comercial y que consigue el aprobado por los pelos. Como segundo single, “Jus I Kiss” , que es en mi opinión el tema estrella de este trabajo, con un tempo vitalista y lleno de optimismo enamorado.

A medida que avanzan los minutos en el reproductor tus labios fruncen una sonrisa más clara y a tu cabeza y a una de tus piernas le entra el baile del San Vito. A esto ayuda “Broken Dreams” , una canción que seria la banda sonora perfecta para las aventuras montañeras de Heidi. Y “I Want U” , muy recomendada para los más golosos.

Otra de las agradables sorpresas que guarda “Rooty” , es cuando Basement Jaxx nos enseñan los dientes, endureciendo su sonido en “Get My Off” y sobre todo en “What´s Your Head At?” , un corte totalmente alocado y delirante. Y si ves el vídeo, flipas.
En la recta final encontramos “Do Your Thing” , con un derroche de voz a cargo de Eeliot May, que es capaz de trasladarnos al New Orleans más festivo.

Un disco, el que nos ofrecen Basement Jaxx, lleno de matices y texturas, y sobre todo color. Muchos colores, unas veces cálidos y otros fríos, pero siempre luminosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.