Budapest

Intentamos aislarnos de lo que hacen los demás, y concentrarnos en lo que nosotros hacemos, que es lo que de verdad nos importa

Aunque a ellos no les guste, si tuviera que describir la música que hacen Budapest, sería necesario acudir a comparaciones con bandas como Travis o Coldplay. Por su sonido, por sus referencias y por su manera de entender la música. Hace unas semanas, empezaron una gira por nuestro país, que tuvieron que suspender por enfermedad del vocalista, Jonh. Sólo pudieron actuar en Barcelona, dónde él y el guitarra, Matt, hablaron con nosotros.

Hace tan solo un par de meses, estuvistéis en España durante el festival Wintercase. ¿Cómo recordáis estos conciertos aquí?

J: Muy bien. Los conciertos fueron muy bien, y ésta es una de las principales razones por las que decidimos volver. Además aprovechamos para ver a todas las bandas que pudimos en directo. Nos gustaron mucho Groove Armada.

Y ahora que estáis empezando, ¿que preferís: tocar en salas pequeñas o en grandes festivales?

J: Lo bueno de tocar en salas pequeña, tú solo, es que puedes tocar durante más tiempo. En el Wintercase sólo pudimos tocar durante media hora, y esta noche tendremos más tiempo, podremos tocar más canciones.

Es de destacar la muy buena aceptación que está teniendo vuestro debut, Too Blind To Hear. ¿Cómo lo estáis viviendo? ¿Os lo esperábais?

J: Yo sé que hemos hecho un muy buen disco. Estábamos convencidos de la calidad de nuestro trabajo. Lo que esperábamos era que el resto de la gente pensara lo mismo que nosotros, y no nos dieran una patada, y parece que de momento está siendo así.

¿Cómo presentaríais vuestra música a alguien que no ha sentido hablar de vosotros?

J: La verdad es que no lo sé, no sabría cómo hacerlo. No creo que nos podamos comparar con ninguna otra banda, no es mi intención hacerlo. Nosotros preferiríamos pasarle nuestro disco para que lo escuchara y dijera lo que le parece. Cuando empezamos a trabajar juntos en este disco, no decidimos por qué estilo nos íbamos a decantar. Simplemente nos pusimos a trabajar a nuestro rollo. Fueron después los críticos los que después empezaron a decir que sonábamos como Coldplay o como Travis. Personalmente, nosotros no creemos parecernos a ninguno de estos grupos.

¿Pero os gusta el trabajo de estos grupos?

J: Sí claro, nos gusta más el tipo de música que hacen Coldplay que no la de Travis. Con Travis hemos tocado en alguna ocasión, y son unos chavales muy majos, pero no sé por qué no nos acaban de gustar. No puedo entender por qué nos comparan con ellos, no creo que nuestra música tenga demasiado que ver con la suya.

M: Supongo que nos comparan por cuestión de la acústica, sobre todo por las melodías de base acústica y por los arreglos. Aunque creo que hay muchos otros grupos con los que compararnos, lo que pasa es que Travis y Coldplay han sido los que más éxito han tenido.

Quizás con otras bandas inglesas, pero de los 90…

M: Por supuesto, nos gustan mucho más que los grupos de los que hemos hablado.

J: Por ejemplo, Radiohead, Unbeliavable Truth, incluso era un gran fan de Talk Talk

¿Y lo que escucháis hoy en día?

M: Es también difícil de decir. Una buena canción es una buena canción, independientemente del intérprete y del álbum. Y a nosotros lo que nos gusta son las buenas canciones, más que los grupos.

Hablemos de vuestro álbum. ‘Too Blind To Hear’ es un álbum lleno de una sensibilidad muy especial, con una atmósfera melancólica preciosa…

J: Si escuchas el álbum así por encima, me imagino que ésta es la sensación que te llega. Pero si te sientas y lo escuchas con calma, lees las letras, siempre encuentras una salida positiva. Siempre hay un rayo de luz en él, en algún sitio. A veces es un poco difícil encontrarla, pero está siempre ahí. Depende del momento y de la manera en que escuches el día, el disco puede sonar de una manera u otra. Todas las letras que compongo son sobre experiencias personales, no soy capaz de escribir sobre algo que no me haya pasado o que intente imaginar.

Supongo que la pérdida de vuestro amigo y guitarra del grupo Mark ha sido un momento muy duro. ¿Pensasteis en algún momento en dejar la banda o incluso alejaros de la música?

J: No, eso no entraba en nuestros planes. El álbum se grabó antes de que Mark muriera, y después escribimos un montón de canciones sobre lo que pasó. La rabia, la culpabilidad, el preguntarse por qué lo hizo…Todo esto intentamos expresarlo a través de canciones, resumir nuestras sensaciones, las diferentes etapas por las que pasamos tras su muerte. Como el disco ya estaba grabado, algunas de estas canciones las tocamos en directo. El álbum lo estábamos mezclando cuando él se suicidó.

Otra característica que vuestro álbum tiene es la alternancia entre canciones enérgicas y lentas. ¿Buscabais esta sensación?

J: Es como una montaña rusa… No es algo que buscáramos especialmente, simplemente fuimos al estudio, grabamos nuestros temas… No fueron necesariamente las mejores canciones que teníamos, pero si queríamos hacer un buen álbum que sonara bien desde el principio al final, necesitábamos encontrar una coherencia entre las canciones. A veces, aunque tengas una canción fantástica, si no tiene sentido dentro del álbum, no vale la pena incluirla. Hay unas cuantas canciones que tocamos en directo que nos parecen fantásticas que no tenían lugar en el álbum. Algunos de estos temas los estamos incluyendo en las caras B de los singles, y algunas, quizás, formen parte de nuestro siguiente trabajo.

¿De dónde viene el título del álbum, “Too Blind To Hear” (demasiado ciego para escuchar)? ¿Es una especie de declaración de principios?

M: Era el título de una canción que compusimos. La canción no era muy buena, pero nos gustaba mucho el título.

J: La contradicción implícita en el título hace referencia a lo ciegas y lo poco receptivas que algunas personas están delante de la música. No se esfuerzan en comprender lo que les estás trasmitiendo. Es una contradicción, ser tan cerrado que no eres capaz de escuchar lo que hay a tu alrededor.

¿Cómo veis el panorama inglés? ¿Hay un interés por encumbrar a solistas antes que a grupos?

M: La verdad es que no nos preocupamos demasiado sobre lo que hacen otros artistas.

J: Si escuchamos algo que nos gusta, no nos importa si es de una banda o un solista. De todas formas, no creo que seamos una banda que siga ninguna tendencia. Sonamos como sonamos por nuestra propia evolución. Hace más de cinco años que tocamos juntos e intentamos hacer canciones lo más bonitas posibles. Escribimos las letras de forma bastante natural. Pero intentamos aislarnos de lo que hacen los demás, y concentrarnos en lo que nosotros hacemos, que es lo que de verdad nos importa. La gente puede hacer lo que quiera, y la prensa hablar de los grupos que quiera, nosotros seguiremos haciendo nuestro trabajo.

¿Teníais claro lo que queríais hacer?

J: Todo estaba muy bien planeado, aunque el resultado ha sido algo diferente a lo que esperábamos. Cuando entramos en el estudio, solo teníamos las canciones compuestas sólo con el piano, muy acústicos. Y cuando empezamos a tocarlas con todos los instrumentos, todo salió de forma muy natural. En seguida decidimos los arreglos y en muy poco tiempo las teníamos acabadas. Preferimos no cargarlas demasiados. Es por eso que las canciones suenan tan limpias.

J: Que una canción sea buena o suene bien no significa que la producción haya sido muy laboriosa. Si la canción es buena, no se necesita demasiado trabajo para acabarlo.

M: Teníamos muy claro que no queríamos seguir ninguna tendencia para poder trabajar en nuestro sonido, y nos gustaría poder seguir sonando igual de actuales dentro de 20 años. Hay muchas bandas que trabajan con grandes productores, que acaban escondiendo sus melodías y su sonido bajo miles de arreglos.

¿Cómo veis el intercambio de música a través de Internet? ¿Creéis que beneficia o perjudica a los grupos?

M: La verdad es que creo que es demasiado pronto para saber que es lo que pasa. Si por una parte, tienes una canción disponible de un grupo que ni si quiera conocías, y te da la posibilidad de descubrirlos, eso es algo muy bueno. Pero por otra parte, es difícil saber dónde está el límite… Es algo demasiado nuevo como para saber si beneficiará o perjudicará a largo plazo la industria de la música.

¿Qué opináis del intercambio de bootlegs entre fans?

M: Somos una banda joven, muy nueva, por lo que para nosotros es algo bueno. Incluso hay bandas que publican listas de bootlegs en sus páginas oficiales, por lo que es una buena práctica. Es una manera de tener más posibilidades de que la gente te conozca.

J: En nuestra página oficial, cuelgo demos y canciones. Yo creo que es bueno facilitar el acceso de la gente a tu música, que la gente oiga lo que compones. Si les gusta lo que oyen, probablemente accederán a más música tuya, lo que nos haría muy felices. Si encima eres un artista conocidísimo y multimillonario, esto es lo que menos te debería importar.

¿Os gustaría volver para tocar en algún gran festival?

J: Sí, nos encantaría, de hecho hay posibilidades de que vengamos a tocar a Benicàssim, pero todavía no hay nada cerrado. En el Wintercase, estuvimos hablando con Groove Armada y nos dijeron que teníamos que ir allí.

Seguro que os han hablado de la gran piscina de la zona vip, ¿no?

J: ¡Exacto! Veremos a ver cómo acaba… Aunque nosotros vendríamos encantados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.