CatPeople – Reel #1 (Pupilo Records)

Formado inicialmente por Adrián Pérez y Fito Rodríguez en el SantiRock del 2002 donde ambos se conocen y deciden aunar fuerzas para componer diversos temas. Más tarde refuerzan el equipo con el batería Paco Iglesias y se hacen llamar Isósceles. Con la incorporación del guitarra solista Javi Abalo el grupo evoluciona hacia derroteros más complejos y oscuros y pasa a llamarse Magic Noise.

Ya en el 2005 y con otra vuelta de tuerca, pasan a ser CatPeople, graban un cd promocional y causan un gran revuelo tanto a nivel de crítica como público. Fito pasa a dedicarse a la composición y deja los directos, y al mismo tiempo incorporan al bajista Iván Fernández. El último fichaje del grupo, Raúl Muñoz aporta el sonido de los teclados y guitarra dejando mayor comodidad a Adrian en la voz.

La primera maqueta es elegida por Mondosonoro como la segunda mejor maqueta del año y para su continuidad PuPilo Records apuestan por ellos editando en el 2006 su primer trabajo serio Reel #1. CatPeople se ve influenciado por el post punk británico, de la mano de Joy Division, The Chamaleons, en general, sonido propio de los 80, pero no se queda ahí, en sus composiciones aparecen influencias más próximas como Radiohead, Pulp e incluso Beck (el tema “Get Up”).

Ante una primera escucha el disco ya sorprende por lo fresco aun partiendo de raíces ya conocidas, consiguiendo mostrar que es posible la evolución incorporando multitud de aspectos nuevos, en los que la magnifica voz de Adrian se convierte en un auténtico catalizador de esta renovación. Muestra palpable de ello en el disco son los temas “Pretty Things” y “Everyone Can Tell You” de marcado carácter post-rock envueltas en la oscuridad de sus letras.

A continuación piezas como “Radio”, “Mexican Life” o “Next Hours” que dan un salto más actual, sonando incluso a Franz Ferdinand, con estribillos pegadizos. La magnifica “Party People” que podría haber compuesto Josh Homme con los Queens of the stone age sorprende por su incursión en el rock stoner. Las más ochenteras sin duda, donde la influencia de las bandas ya nombradas es patente, son “Behind”, “Alone” “Tanya Is In My Bed” y la que cierra el disco, la dramática y melódica “Myst”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien