Chucho – Mieres (Asturias)

Esperábamos con ansia este concierto de Chucho, ya que era la oportunidad de ver en directo los temas de su magnífico nuevo trabajo, pero vamos a poneros en antecedentes, ya que el concierto fue, cuando menos raro en lo que a gestación se refiere.

Imaginaros un concurso de pop rock (que por cierto, ganaron los ovetenses Bubble Gum), y tras los cinco grupos participantes, llega la actuación estelar de la noche, Chucho. El problema es que no hubo ni un solo anuncio, ni un solo cartel, ni una mínima reseña en la prensa, NADA, absolutamente nada, así que ya os podéis imaginar cuantos éramos allí… tocamos a más, ¿verdad?.

Salieron al escenario a la una menos cuarto, y la primera sorpresa fue mayúscula, allí estaba Isabel León, compañera de Fernando Alfaro, y voz mágica en muchos de los temas de los manchegos… la noche prometía, porque no son lo mismo los coros en su voz que en la nuestra.

Arrancaron con El ángel turbio, y ante la pasividad del público, los ocho (al principio tres) de siempre empezamos a bailar a saltar y a cantar al ritmo del sonido nítido, claro y brillante de la banda. Luego fue Abre todas las ventanas… bien!, empiezan a sonar las nuevas, y vaya como sonaron, prescindiendo de parte de la instrumentación (no de toda), los nuevos temas se adaptaron al directo con más contundencia, fuerza y emoción que en el disco, pero sin olvidar del todo los detalles, con Emilio fantástico a los teclados. Así, temas nuevos y antiguos se entremezclaron como si formasen parte de un todo, Magic, El rey del error, De aire, Sal, Visión rayos X, Revolución, Erección del alma, Ricardo ardiendo….

Empezó a llover, pero daba igual, estábamos viviendo algo especial, Isabel con su pandereta y su micrófono, Fernando cantando y predicando como si fuera el nuevo Moisés que nos viene a salvar, y el resto de la banda haciendo que toda la maquinaria funcionase a la perfección… Y rompió la tormenta.

Que cuáles fueron los momentos más especiales, TODOS; durante la hora larga que duró el concierto no recuerdo ni un solo instante en el que dejásemos de bailar y pasárnoslo bien (a pesar de la insistente lluvia), hombre, tal vez Chapoteosis, El secreto de la ciencia o Demasiada poca gente sonaron especialmente bien. Al final, y ante nuestra insistencia nos regalaron un bis de cuatro temas, entre los que destacó una de las caras B del fragmento que está por llegar de Los Diarios de Petróleo, y aunque nos quedamos sin oír Mare Nostrum en la voz de Isabel, el concierto fue grande y muy especial… desnudo visceral ante nosotros, emociones a flor de piel, magia en el ambiente, GRACIAS FERNANDO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien